A puñetes por ley de medios en Corea del Sur

media-monopolyEFE / Puñetazos y gritos han presidido la última sesión en el Parlamento de Corea del Sur. Algunos de los diputados han entrado en una eufórica pelea mientras se discutía sobre una polémica ley sobre medios de comunicación que permite a compañias de prensa escrita poseer también una cadena de televisión terrestre o por cable.

La ley ha repercutido de tal manera que el sindicato de televisiones surcoreanas MBC, SBS y de otros medios de comunicación inició el martes una huelga de 100 horas contra la reforma, a la que se ha unido la cadena de televisión pública KBS.

Para la agencia local Yonhap, las tres enmiendas que reforman la actual ley de medios de comunicación son aprobadas con el rechazo de la principal fuerza opositora surcoreana, el Partido Democrático (PD), además de las aludidas escenas de violentos enfrentamientos.

Varias encuestas realizadas en los últimos meses han concluido que la mayoría de los ciudadanos se opone a esta ley por temor a que los principales diarios conservadores del país puedan controlar la opinión pública a través de los medios.

La ley ha salido adelante gracias a los votos de los diputados gubernamentales, que cuantan con una mayoría de 169 escaños de los 299 que componen la Cámara. Esta votación se pudo llevar a cabo después de que el diputado del GPN Lee Yoon-sung, vicepresidente de Asamblea Nacional, reclamara un escolta para presidirla.

Los diputados del la mayor fuerza opositora, el Partido Democrático, que cuenta con 84 escaños, se ausentaron de la votación para impedirla, bloqueando la entrada de los legisladores gubernamentales del GPN a la sala del Parlamento. Esto hecho provocó que, antes de llevarse a cabo la votación, diputados de PD y del GPN se enfrentasen a puñetazos en plena Cámara.

La enmienda de esta ley fue presentada en el Parlamento el pasado mes de diciembre, pero no se ha podido votar hasta ahora por los fuertes enfrentamientos a los que se han sometido los partidos.