Al no aceptar convivir con una orgullosa pinochetista en el matinal del Mega por parte del actor Alejandro Goic ha abierto las compuertas de un largo malestar de figuras destacadas y de las audiencias.

La figura de Fernando Villegas, conocido por sus vejaciones  permanentes a los invitados a Tolerancia Cero en CHV está hoy envuelta en acusaciones de maltrato y abusos con sus colegas. Habrá que ver cuantas  de ellas  , tienen sustento, pero ya fue marginado de  dos  medios que durante años, implícitamente, aprobaron sus conductas. El abandono del actor y escritor Alejandro Goic del matinal de Mega, donde participaba a propósito de la próxima teleserie del canal, al llegar Patricia Maldonado, una de las animadoras del espacio y conocida por su defensa pública de la dictadura de  Pinochet, también ha marcado un hito.  Su gesto ha interpretado a muchísimos actores y periodistas y ha liberado opiniones sobre la protección de los medios  a personajes que no suscriben ni siquiera la condena al atropello   a los derechos humanos que significó la dictadura. Son los ejecutivos de los canales y los directores de los medios quienes deberán explicar de qué manera estas figuras resultan o resultaban representativas de la sociedad chilena. Una primera explicación es la creencia que ellas son fuente de rating y también el hecho de que el discurso de estos personajes, fundado en la imposible defensa de su víctima  y en la fuerza  ( ver violencia de su lenguaje) que les da  su éxito económico, corresponde a valores en boga en nuestra sociedad.   El suponer que las opiniones aberrantes en muchas materias   de algunas  de estas figuras, representa quizás a una parte de la sociedad chilena, ansiosa de ejecuciones sumarias y de un dudoso hablar franco, podría considerarse como otra razón, pero los medios sin ser directivos, no tienen por qué fomentar esas conductas.

Finalmente, las posiciones políticas de las personas mencionadas es bien conocida y  es sabido que los equilibrios políticos de buena parte de los programas de radio y TV dejan mucho que desear  y que las audiencias , con la misma paciencia, con que han han soportado a Villegas y a Maldonado, soportan desde larga data este enfrentamiento de discursos provocadores, revestidos de humor, en el lugar de la confrontación real  de ideas que ponga en cuestión el statu quo. 

 

Compartimos opiniones del actor luis Gneco

Revista Glamorama, La Tercera 4 de Julio 2018

Luis Gnecco en picada contra Paty Maldonado y Raquel Argandoña: Las trató de “ignorantes” y “violentas”

Autor: C. Z. / 3 agosto, 2018

Paty Maldonado y Raquel Argandoña han estado en la palestra durante estos días. La panelista del Mucho Gusto vivió una polémica con el actor Alejandro Goic, quien abandonó el set del programa de Mega cuando la vio entrar, y Raquel Argandoña ha sido criticada por sus opiniones sobre el acoso y abuso sexual en el matinal de Canal 13.

Ambas figuras, que además son amigas fuera de la pantalla, han recibido críticas. La más punzante fue la que Lusi Gnecco realizó a través de su Instagram.

El actor de Soltera Otra Vez primero le dedicó todo su apoyo a Goic, tras abandonar el estudio del Mucho Gusto al ver a Maldonado. Y luego, en otros posteo, se fue en picada contra las dos panelistas.

Gnecco, conocido por su enemistad con la farándula, usó una imagen de ambas y fustigó a los directores de Mega y Canal 13 por tenerlas en pantalla. Esto fue lo que escribió:

Luis Gnecco: “Mi pregunta va a los directores del 13 y Mega. Urrutia y Hernández, respectivamente.

“Por qué tener a estas personas como “rostros” de sus canales. Participantes destacadas de un panel matinal, vertiendo sus legítimas opiniones. Ignorantes, obtusas, violentas, divisorias, nada empáticas y tan pero tan poco renovadas. Como suspendidas en el tiempo. Qué gana un canal con ellas? Sintonía, prestigio?

“Es una muestra de una pretendida diversidad, al darle espacio a sus opiniones tan odiosas muchas veces? Si es así, por qué no tienen un equilibrio en el panel? Nadie las contradice. En Mega, a la Sra. Maldonado sólo la celebran. Nunca nadie ha refutado sus violentas opiniones defendiendo asesinos y torturadores y descalificando cualquier opinión contraria. Y en el 13, antes de la llegada de Mónica Pérez, nadie le contra argumentó a Argandoña. Salvo Mariana Derderián. Ramírez, mudo. Los presentadores, bueno, son sólo presentadores, no se supone que opinen.

“De verdad, asumiendo que estas señoras pueden opinar lo que quieran, por qué no se estimula a la audiencia en el ejercicio del confrontamiento de ideas, de la disensión. Porqué se estimula la anuencia boba, como demonizando la discusión como algo violento. Estos ejecutivos condenan así a la audiencia a un día de la marmota eterno.

“Años y años escuchando lo mismo, y celebrando estos personalismos ñoños y violentos, representantes de un Chile viejo y odioso. Porqué nuestra TV es así ?Tan poco dinámica. Camadas y camadas de ejecutivos y directivos que creen ‘saber’ lo que quiere el público. Y caen de rodillas ante avisadores que por otro lado quieren moldear la opinión del público y abusan de su poder económico no atreviéndose a apostar por lo nuevo y estimulante. Por lo complejo. Por lo diferente.

“Qué aburrimiento más grande!! Cómo se rompe este círculo?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *