Antojos de un joven periodista

franzaniObservatorio / El talentoso Franzani, uno de los más simpáticos y sorprendentes entrevistadores de la plaza televisiva, según concuerdan quienes han asistido a su programa Cadena Nacional, conversa de todo con Giglia Vaccani de La Nación Domingo: de sus colegas, de los candidatos que ha entrevistado, de la Presidenta que, hasta ahora, no ha accedido a someterse a sus interrogatorios, de sus almuerzos a media tarde en “Los Antojos de Gauguin” y de sus diferencias y semejanzas con Segio Lagos.

Lea a continuacón la entrevista de LND:

Giglia Vaccani / La Nación Domingo / Ignacio Franzani, conductor de “Cadena nacional”

Piñera es plástico, Ominami honesto y Frei responsable

El periodista dice que ver a Felipe Camiroaga preguntándole a Michelle Bachelet si ella le limpiaba las fecas a su perro le pareció un desperdicio. “Ojalá la Presidenta por fin nos dé un sí para entrevistarla”, ruega.

Los horarios de trabajo a Ignacio Franzani (30) lo tienen medio loco. Del contundente desayuno matinal, recién logra darse tiempo para el almuerzo a las cinco de la tarde. Un horario difícil para alcanzar un menú rico, bueno y barato. Pero en el restaurante El Antojo de Gauguin, del Patio Bellavista, encontró la solución. Basta con que lo vean aparecer con su pinta estilosa y su bolso Adidas para que las garzonas corran a ofrecerle un buen plato de tallarines o un contundente vegetariano como alternativas de menú. La jarra con jugo que llega a su mesa demuestra que es bien regalón.

“Es el único lugar que con afecto y sin miradas sospechosas me alimenta todos los días en un horario insólito. Siempre vengo acá con Felipe Gajardo, el editor del programa, y aprovechamos de ver la pauta”, dice con relación a su programa de conversación “Cadena nacional”, que trasmite diariamente el canal Vía X.

-Por qué crees que todos dicen que eres el sucesor de Sergio Lagos?

-Por el target. Lo entiendo, pero al hilar más fino, claramente hacemos pegas muy distintas. Los dos somos jóvenes que trabajamos en la tele, pero yo me dedico básicamente a hacer periodismo.

-Hablemos de periodismo entonces. ¿Cómo va “Cadena nacional”?

– Llevamos tres años y hemos crecido como equipo y programa. Hemos entrevistado a más de tres mil personas… Todos los días hay dos invitados y el trabajo de hormiga que hemos hecho nos ha dado más seguridad y ganas.

-¿Están centrados en la política?

-El programa ha ido, en el proceso, siguiendo la política nacional. Empezó con la revolución pingüina, cuando era el tema a discutir, y hemos ido avanzando con el gobierno de Bachelet. A cuatro meses de las elecciones presidenciales hemos tenido todo el ramillete de actores.

-¿Quién ha sido el más fácil de entrevistar?

-Por un asunto generacional, Marcos Ominami. Tiene un buen manejo con los medios y con los jóvenes que, lamentablemente para él, no están inscritos, versus sus adversarios que son más plásticos, especialmente Sebastián Piñera.

-¿Cómo es eso?

-Sebastián Piñera llega preguntando cómo se llaman ustedes y cuando sale al aire, lo hace muy perfecto, diciendo bueno, conversando con mi amigo Power Peralta, me decía . Eso es muy de político. Despierta suspicacias.

-Qué opinas de las 40 lucas que ofreció?

-Ridículo. Hacer ese ofrecimiento hoy es jugar sucio y creo que lo perjudica tanto como que le hayan regalado un perro que se llama Poder.

-Breve: describe a los candidatos

-Piñera es más plástico, Ominami más honesto y Frei más responsable. //LND