Aumentan denuncias ante el Consejo Nacional de TV

OBSERVATORIO / Según fuentes cercanas al organismo que regula la televisión chilena, cada día aumentan las denuncias ciudadanas ante el CNTV por sensacionalismo, truculencia y vulneraciones a la honra y la dignidad de las personas en la programación televisiva. La cobertura al incendio de la cárcel de San Miguel produjo 33 denuncias de este tipo por la forma en que se abordó la tragedia desde la perspectiva noticiosa.

Televisión Nacional, Mega, Chilevisión y Canal 13 deberán pagar una multa de 200 UTM (alrededor de siete millones y medio de pesos) por “irrespeto frente a la dignidad de las personas siniestradas y sus familiares”, según consigna el informe difundido por el organismo regulador de la televisión chilena.

Según se puntualiza  en el sitio web del Consejo, si alguna persona “considera que algún programa presenta contenidos inapropiados u ofensivos con relación a las normas sobre contenidos de televisión”, debe completar un formulario de denuncias que está en línea en ese portal, proporcionando datos precisos para facilitar la labor de fiscalización de ese organismo.

Cuando la denuncia reúne los requisitos mínimos para acogerla a tramitación, los profesionales del CNTV redactan un informe técnico del programa que luego es conocido por los miembros del Consejo, quienes deciden, en definitiva, si la denuncia amerita o no la formulación de un cargo. En caso de que decida formular cargos, el canal de televisión tiene el plazo de 5 días para presentar sus descargos. Vencido este plazo, con o sin descargos, el Consejo resuelve si aplica una sanción o si acepta los descargos del canal. La sanción puede consistir en una amonestación, una multa (no inferior a 20 ni superior a 200 UTM), y por último, la suspensión de las transmisiones o caducidad de la concesión televisiva.

En el comunicado que entregó el CNTV, se mencionan como motivos para aplicar la multa a los canales, la “intromisión y sobre-exposición de un estado de extrema vulnerabilidad emocional de familiares”, la “reiteración de imágenes de dolor de los familiares”, el “seguimiento intrusivo a éstos con cámaras”, “la insistencia de los periodistas para que respondieran”, la “truculencia y sensacionalismo al presentar cadáveres” y los «gritos desgarradores de los reclusos» mientras se calcinaban al interior del recinto carcelario.

Tras las emisiones del 8 y 9 de diciembre sobre el incendio en la cárcel de San Miguel, el CNTV recibió 21 denuncias contra Mega, siete contra CHV, cuatro para TVN y una para Canal 13. Los canales sancionados, desde que reciben el oficio, tienen 5 días hábiles para o pagar la multa o apelar ante la Corte de Apelaciones de Santiago. Los descargos presentados por los canales ante el CNTV no fueron acogidos por el organismo.