Bruno Ollivier: “Hay que recuperar lo público en los medios de comunicación”

ollivierEl Ciudadano / Invitado a la Tercera Escuela Chile Francia, organizada por la Universidad de Chile y la Embajada de Francia, el académico francés Bruno Ollivier, conversó con El Ciudadano del significado de la aparición de las tecnologías de la escritura y la industrialización de las narrativas, la representación de los inmigrantes y su importancia en la dinamización de las economías y la cultura, además de la necesidad de recuperar la dimensión pública de los medios de comunicación.Ollivier es docente en la Universidad de las Antillas y de la Guayana, además de profesor de diversas casas de estudio en México, Argentina, Colombia, Brasil y Suiza. Es autor o editor de los libros “La educación a distancia, la tecnología y redes”; “La globalización y las identidades culturales”; “Comunicación y Humanidades y Ciencias Sociales”; y “Las políticas públicas y culturales, el idioma”.

¿Qué implicaciones tiene la aparición del texto escrito en las culturas?

El paso de la cultura oral a una escrita implica la posibilidad de desarrollar textos científicos y la crítica de estos mismos textos. Un texto termina siendo un objeto. Jack Goody dice que al momento en que existe la cultura escrita se puede tener distancia con el texto, a diferencia de la cultura oral, en la que no se puede tener distancia. Así podemos desarrollar una exégesis o un discurso crítico frente al texto. Claro que ocurre un cambio importante en Occidente a partir de la década de los ’50 con la industrialización de las narrativas.

¿Qué pasa con las identidades luego de esta industrialización de las narrativas?

Un proceso importante al que asistimos hoy es que las identidades están fundadas de manera importante hoy a partir de lo visual, además de estar desterritorializadas. Es importante esta situación, considerando que no hay identidad si no hay relato. La persona que no puede narrar su vida no tiene identidad. Un grupo que no tiene identidad de su existencia, no tiene identidad de grupo. Sin relato ni narrativa no existe identidad.

Apliquemos esto a los Estado naciones que surgen en el siglo XIX ¿Qué tan importante fue para estos un relato que integrara una identidad propia?

Fue algo clave. Cuando se trata de identidades colectivas hay momentos de comunicación, que son momentos de elaboración de los propios miembros de dicha comunidad. Las identidades nacionales que se construyeron en la mitad del siglo XIX son momentos de elaboración política de relatos, de construcción de relatos. Y estos persisten hoy.

LA IMPORTANCIA DE LOS INMIGRANTES

Hoy muchos países, sobre todo de Europa, comienzan a cerrar fronteras a inmigrantes producto de la crisis económica ¿hay una vuelta a las identidades nacionales cerradas que la globalización creía superadas?

Efectivamente es un momento de crisis en la Unión Europea, sobre todo en lo que respecta al estatuto del inmigrante y su aceptación. El problema es que no se reconoce que la inmigración otorga un poderoso valor a la actividad económica de las naciones. Hoy existen 200 millones de inmigrantes, lo que equivale al 3% de la población mundial. El discurso político dominante instrumentaliza completamente una supuesta identidad nacional. Ahora tenemos en Francia un Ministerio de la Identidad Nacional e Inmigración. Imagínate lo que eso significa, es una construcción ideológica y narrativa tener tal institución. Así el inmigrante argelino es visto como chivo expiatorio. Tenemos crisis económica y se le echa la culpa a los inmigrantes. Hoy tenemos una representación del extranjero como un riesgo para la seguridad nacional.

En Inglaterra recientemente hubo huelgas de obreros exigiendo que no trabajen obreros de otros países…

Quiero responder con un caso reciente aparecido en el New York Times, en Estados Unidos. El fin de semana pasado se relataba el caso de un ingeniero de origen indio que es uno de los cerebros de google, tiene un salario de 100 mil dólares al año y vive en Canadá porque no le dan visa a su esposa. Viaja cada 2 semanas a Estados Unidos porque la burocracia de la inmigración aún no es capaz de dar respuesta a su caso. Esto sólo anuncia que los que conocíamos hasta ahora como los centros del mundo, que se cierran a recibir migrantes, van a perder su estatuto y fuerza productiva en el mundo. Si los centros sucesivos del mundo fueron los que fueron capaces de atraer la inmigración creativa y los flujos financieros. París, Ámsterdam, Londres y Nueva York lo fueron sucesivamente. Hoy dicha cualidad la está perdiendo California.

NUEVAS TECNOLOGÍAS Y MEDIOS

¿Qué implicancias ves en las nuevas tecnologías de la información?

Es un fenómeno con muchas aristas y de gran importancia. Si el hipertexto y la web 2.0 implican toda una revolución respecto a la relación con los textos. Ahora el receptor se vuelve actor al tener la posibilidad de intervenir los mensajes. Claro que por otro lado tenemos que la industria cultural asociada a esto implica la eliminación de la diversidad.

Pero dicha industria al obedecer a propietarios privados no es objeto de intervención por el bienestar público.

Eso es un tema a enfrentar. Hay que recuperar lo público en los medios de comunicación y pasar de formas de integración técnica a formas de tipo humano y cultural. Es el debate de nuestra época respecto de los medios masivos. Creo que las sociedades deben pensar el papel de lo público en esta situación. Tres son los problemas a abordar de manera urgente: los medios de comunicación, la educación y lectura, y la lengua. Creo que hay que poner eso en el debate público.