Cámara de Diputados destraba capitalización de TVN y aprueba inyección de recursos más creación de canal cultural

PULSO 16/01/2018

Ahora, la iniciativa deberá ser vista por el Senado.

Por 62 votos a favor, y 25 en contra, más cuatro abstenciones, la Sala de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de capitalización de TVN junto con la creación del canal cultural de la señal, lo cual entrega US$47 millones para el funcionamiento de la señal y US$18 millones para el nuevo canal. Esto, luego que los parlamentarios comenzaran este mediodía la votación del informe de la comisión mixta. Ahora, la iniciativa deberá ser vista por el Senado.

El texto legislativo mostró los acuerdos relacionados a tres puntos en los que hubo discrepancias entre la Cámara y el Senado. El primero estaba relacionado con el objeto de la empresa, y el acuerdo pasa por establecer que TVN, “a través de la programación de sus señales y el desarrollo de sus actividades y las de sus filiales, deberá velar por la efectiva realización de su misión pública, que incluye promover y difundir los valores democráticos, los derechos humanos, la cultura, la educación, la participación ciudadana, la identidad nacional y las identidades regionales o locales, la multiculturalidad, el respeto y cuidado del medio ambiente, la tolerancia y la diversidad”.

El segundo aspecto apuntó a la conformación del directorio. Al respecto se determinó que dicha instancia estará conformado por siete miembros, donde uno de ellos será elegido por el Presidente de la República “cuya idoneidad garantice el debido pluralismo en el funcionamiento de la empresa, y que se desempeñará como presidente del Directorio”.

Los otros seis directores serán propuestos por el Presidente de la República al Senado para su aprobación. El Presidente hará la proposición en un solo acto, cuidando que el Directorio quede integrado en forma pluralista y paritario en cuanto a sexo.

El tercer acuerdo tomado pasa por aceptar la introducción de un nuevo artículo en la Ley que crea la señal cultural y que define que “Televisión Nacional de Chile, mientras cuente con una concesión, deberá transmitir, mediante una señal televisiva especial, de libre recepción y distinta de la principal, contenidos educativos, culturales, tanto en su dimensión nacional como regional y local, tecnológica, científica e infantil”.

Luego, indica el informe que esta señal de libre recepción deberá destinarse íntegramente a la transmisión de los referidos contenidos, especialmente de aquellos de producción nacional, y deberá cumplir las mismas condiciones de cobertura que su señal principal.

Por último, determina que la señal deberá contar con un presupuesto separado de las demás operaciones de la empresa.

La votación estuvo precedida por la polémica tras las renuncias de tres directores de la señal estatal, quienes criticaron la gestión de Ricardo Solari en la presidencia de la señal, a lo que el oficialismo atribuyó a una intencionalidad política. Los parlamentarios aseguraron que se trata de una “operación política”.

Las dimisiones se produjeron el pasado viernes, y ya la vocera de Gobierno, Paula Narváez señalaba que no eran oportunas previo a la votación en el Parlamento.

“Lamentamos la renuncia de estos directores a horas de que se vote el informe de la Comisión Mixta. Nosotros creemos que estas renuncias se dan en un momento no muy afortunado, desde el punto de vista de las necesidades que tiene TVN para fortalecer su rol”, señaló la portavoz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *