Campaña por el respeto

respetoEMOL / Lanzan campaña que pide más respeto a los chilenos¿Chile es un país respetuoso? El 81% de los chilenos cree que no, según estudio que forma parte de una iniciativa destinada a sensibilizar a la población.El Mercurio Online Martes 21 de Julio de 2009 16:11 El 74 de los encuestados asegura que el respeto depende de cómo te impongas.

¿Quién alguna vez no ha sufrido las imprudencias de los conductores? ¿A quién no se la ha “colado” alguien en la fila? ¿Quién nunca ha garabateado al vecino? ¿Siempre tiramos los papeles a la basura?… ¿Qué entendemos los chilenos por “respeto”?

Según la encuesta de Respeto y Cultura Democrática de 2008, el 81% de los entrevistados cree que nuestro país no es respetuoso, y el 73% afirma que “la gente no nace con este derecho, sino que hay que ganárselo”.

Buscando instalar en el debate público la comprensión de este concepto y estimular un buen trato entre las personas, la corporación Genera lanzó la campaña “Más Respeto”, a la que asistieron la presidenta de la organización, la actriz Antonia Zegers; el intendente de Santiago, Igor Garafulic; la presidenta de la Comisión Defensora Ciudadana, Danae Mlynarz; y la directora ejecutiva de la Fundación Teletón, Ximena Casarejos.

“Creemos que una sociedad como la nuestra, cada vez más plural y diversa, inevitablemente hace de la convivencia un campo problemático. Pero esta tensión es a la vez una oportunidad para enriquecer nuestra cultura democrática, y para ellos la clave es el respeto”, dijo Zegers.

El estudio plantea la tensión entre la convivencia del respeto como un derecho de todos, pero en la cotidianeidad, éste se refleja como un privilegio de pocos, de hecho el 74% de los encuestados asegura que la forma en cómo te respeten dependerá de cómo te impongas.

“Cuando la comprensión de respeto deja de implicar reconocimiento y ejercicio de los derechos de todos por igual, se naturalizan los abusos y discriminaciones”, recalcó la directora ejecutiva de Genera, María Eugenia Díaz.

La campaña tendrá un fuerte componente ciudadano y servirá de plataforma para incidir en la aprobación de dos leyes; una que sanciona las conducta discriminatorias –el 98% cree que a los homosexuales no se les respeta y el 99% asegura que a los indígenas tampoco-, y otra que persigue la creación de una Defensoría de las personas, amabas en el Parlamento a la espera de ser votadas.

La iniciativa será publicitada por spot de televisión y radiales, en el Metro, con gigantografías, en algunos diarios, en portales web y en microbuses, entre otros.