Carta de Fucatel a Ministro Errázuriz cuestiona defensa del pluralismo en proyecto de TV digital

Foto La Tercera

Este martes 26 de marzo en la sección “Correo de lectores” de La Tercera se publicó la respuesta de Fucatel a la carta enviada el 21 de marzo por Pedro Pablo Errázuriz al mismo medio, en donde el ministro enumera una serie de medidas contenidas en el proyecto de TV digital que supuestamente favorecerían el pluralismo y la desconcentración del sector. A continuación compartimos la carta de  respuesta de Fucatel, la cual alerta sobre aquellas medidas que, al contrario de lo sostenido por Errázuriz, podrían significar que la TV digital no democratice la TV, sino que mantenga la misma falta de diversidad y concentración de la propiedad.

Señor director:

El observatorio Fucatel no está de acuerdo con los dichos del ministro Errázuriz en respuesta a la columna del candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami.

Si bien se ha incluido en el concepto de correcto funcionamiento una definición de pluralismo, esto termina siendo letra muerta, porque no se endurecen las sanciones por el  atropello a esta obligación, ni se exige a los concursantes que expliciten de qué manera contribuirán al pluralismo al postular a una concesión. Sólo se les pide, una vez asignada, que la publiciten “del modo que estimen más idóneo”.

Para decidir la asignación de la concesión, el CNTV mantiene como único criterio el análisis del proyecto técnico que hace Subtel, y en caso de empate se deja el resultado a un sorteo. En los hechos, quien decidirá la atribución será la autoridad política de turno. Justamente lo que buscábamos corregir.

Tampoco el proyecto de ley termina con la concentración de la propiedad, hoy en manos de los grandes grupos económicos. Se asignan 20 años a los operadores con espectro y sólo cinco a quienes deberán arrendar espacios, que son, precisamente, los que  representan una esperanza de diversidad. Así, se protege el mercado para los actuales canales de TV que poco aportan al debate, a la diversidad y la inteligencia nacional.

A este panorama desolador se agrega la nula voluntad política de hacer de TVN un real canal público, contrapeso de los contenidos de la TV comercial y garante de la expresión democrática, independiente de su poder económico o fáctico.

Manuela Gumucio Rivas

Directora observatorio de medios Fucatel

Ver carta Fucatel desde La Tercera

Ver carta de ministro Errázuriz, 21 de marzo