MENU

¿Cuál es el rol de la televisión pública?

3 agosto 2008 • Noticias

Participa en el debate sobre este controvertido tema, dejando tu opinión en este espacio.

Relacionados

4 Responses to ¿Cuál es el rol de la televisión pública?

  1. admin dice:

    Fragmento de entrevista a Paulo Slachevsky, editor de LOM

    ¿Qué te parecen los contenidos de la televisión chilena?
    - Como creo que a muchos le pasa, muchas veces busco algo para ver y no hallo nada. La televisión chilena es extremadamente poco diversa y de un bajísimo nivel cultural. Creo que nos merecemos una mejor televisión como país y no, como ocurre ahora, una programación amarrada a la publicidad y el mercado.
    Creo que no habría disenso si dijéramos que hoy parte importante de lo público se construye en las pantallas de televisión ¿Qué crees que ha pasado para que nos encontremos con una televisión que, según dicen las encuestas del Consejo Nacional de Televisión, es rechazada por gran parte de la población?
    - Eso tiene que ver con la pérdida del sentido de lo público, cuando canales como Televisión Nacional tiene que financiarse sólo con publicidad, marca el carácter comercial de la televisión y se pierde la posibilidad de constituir espacios que no funcionen en las lógicas de mercado. Eso es lo básico para tener medios de comunicación propiamente tales, medios que vayan más allá de lógicas del mercado y del rating.
    La respuesta a esto de parte de quienes hoy hacen televisión argumenta que pese a que en las encuestas todos reclaman por falta de contenidos culturales en TV, cuando estos programas se emiten, tienen poco rating.
    - Creo que todos tenemos derecho a opinar y el tema de los medios es un gran tema que raramente se ve en los mismos medios el debate sobre ellos. Una cosa es tener la televisión encendida y otra aprobar lo que se está viendo. Hay muchos libros sobre el tema y en la prensa no aparece línea alguna. Hace unos años atrás LOM publicó el Informe Human Right Wacht sobre la prensa en Chile, que daba cuenta que somos uno de los países con más niveles de censura en el mundo occidental.
    ¿Otros modelos de TV conoces?
    - El modelo de acá es un extremo en la lógica neoliberal. En países europeos se mantiene viva la noción de servicio público que caracteriza a los medios de comunicación. Muchos pertenecen al estado y está reglamentada la participación publicitaria, la necesidad de dar cuenta de la diversidad de las expresiones.
    El consejo de TVN se define por el porcentaje de presencia en el Congreso del duopolio gobernante, una práctica defendida como representativa de toda la sociedad ¿Se agota la sociedad chilena en ese grupo?
    - Evidentemente que no. Si el sistema electoral chileno tiene una lógica que no da cuenta de la diversidad política que hay en este país. Considera que en las primeras décadas del siglo XX había representación de la izquierda en el Congreso y hoy, en el siglo XXI no la hay. Se ha limitado ese espacio a dos grandes coaliciones. Ese empata que se da allí y se refleja en TVN impide la diversidad y tener una TV más democrática que aporte para tener una ciudadanía más democrática. Un editor, hace un tiempo señalaba, que el libro es el único espacio de comunicación democrática que va quedando en nuestra sociedad porque no tiene publicidad. Si obligas a los medios a autofinanciarse es difícil que existan medios independientes, considerando que la publicidad más que reflejar los intereses del público, representa el interés de las grandes empresas. Si TVN tuviese otra lógica de funcionamiento, debiera permitir mayor diversidad de expresiones sociales.

  2. vitalia dice:

    lo mas importante es k me ayudo con mitrabajo en clases pero pienso que en realidad es deprimente saber que tenemos un nivel sumamente bajo de cultura y contenidos y eso es lo que me da como “verguenza” se puede decir …… buena onda .

  3. Felipe dice:

    exigir una oferta de televisión pública debería corresponder con una televisión de estado, no como ha sucedido hasta el momento en que TVN se maneja en un insulso concenso que se supone imparcial y por lo tanto estatal. El problema es que repugna ver como siguen en pantalla periodistas incompetentes, maliables y superficiales, animadores oligofrénicos que conducen a jovenes aún más oligofrénicos y todo eso se supone que es la televisión estata?l. la programación de tvn no tiene que ver directamente con un asunto de mercado, yo creo que hay una voluntad de bajar el nivel de la televisión para que cunda la idiotización colectiva.

  4. Existe consenso respecto a la desvalidez del actual modelo regulativo de la TV, que provoca una extrema dependencia de la producción de los contenidos con las lógicas mercadotécnicas.
    Es imposible pensar en una TV pública de calidad si está sujeta a la búsqueda de rentabilidad financiera con programación para grandes audiencias, como sucede con TVN, canal 13, que no se diferencian en nada con las señales privadas. Además, ello ha incidido también en el centralismo metropolitano de las informaciones de prensa, por ejemplo.
    Creo que para desarrollar una TV de calidad se deben liberalizar ciertos aspectos regulatorios, como por ejemplo el autofinanciamiento demandado a TVN. Si deseamos de verdad, especialmente en el formato digital, contar con una industria televisiva variada y con producción regional, local y comunitaria, es necesario que se proporcionen recursos económicos acordes con esta iniciativa, de parte del Estado, para que no se dependa exclusivamente de la publicidad privada para solventar los canales, especialmente en un país con un empresariado tan ideologizado como el nuestro.
    También es necesario una legislación que aborde las enormes disimilitudes que existe entre la férrea vigilancia de la TV abierta con lo que sucede en la TV de pago y en otros medios electrónicos como Internet. Resulta un tanto incoherente obligar a los canales abiertos a transmitir, por nombrar algunas dimensiones, campañas de interés público o la franja presidencial, que solamente en Chile existe.
    Por último, quisiera indicar una observación derivada de un artículo de Carlos Peña (2007), donde analiza una dicotomía actual en nuestra TV. El autor menciona que si bien hemos organizado nuestra TV como un medio de elites, se termina comportando como un medio de masas.
    Y esto es muy relevante a la hora de analizar la suerte que han corrido los canales públicos en el resto de Latinoamérica. Son un completo fracaso porque, o son utilizados como herramientas políticas y caen en el desprestigio, o solamente tienen programación cultural educativa. En este último escenario se desligan de la audiencia, pues trasmiten contenidos para una elite, más ligado a un ethos europeo, y terminan siendo un desastre de sintonía, obligando el subsidio estatal para mantener el canal en condiciones mínimas.
    En estos casos pasa que mucha de la cultura popular termina filtrándose a través del mercado, de la TV comercial, para obtener visibilidad, como actualmente sucede con los pokemones o con la comunidad gay que conjuga en Chilevisión porque en otros canales con censurados.
    Algunas de estas observaciones han sido abordadas por el proyecto enviado por el Ejecutivo en octubre pasado a propósito del arribo de la tecnología digital, pero se trata tan sólo de un documento cosmético que requiere mayor debate y profundización no tan solo en los círculos académicos y políticos, sino en la ciudadanía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »