Daniel Platovsky: «pretendemos cambiar la línea editorial y ojalá eso sea permanente»

platovskyPilar Molina / El Mercurio /

-¿Qué justifica convertir en permanente un diario oficialista, criticado por parlamentarios de la Alianza como un «pasquín de injurias» contra sus adversarios?

«No es esa la tónica del diario hoy. Eso fue en administraciones anteriores. Y qué justifica no cerrarlo es una pregunta que hay que hacérsela en los últimos casi 100 años que tiene el diario», señala Daniel Platovsky.

Aunque no fue parte del Grupo Tantauco, el empresario -amigo de muchos años del Presidente Piñera-, que recibió el encargo de relanzar el diario «La Nación», que distribuye 10 mil ejemplares en la semana y 18 mil los domingos, revela episodios desconocidos de la polémica por la fallida designación de Mirko Macari en la dirección del matutino.

-¿Un diario oficialista es compatible con el rol subsidiario del Estado?

«Lo que se proyecta es un diario más ciudadano y pluralista. Pensar en ‘La Nación’ del futuro como la de ahora es un error».

-¿Es necesario que el Estado tenga que ponerse a hacer diarios?

«Es que hay temas que la prensa escrita comercial no toma por sentirlos como poco interesantes. Por lo tanto, hay temas que sí pueden tener mayor cobertura en un diario de gobierno».

-Un diario ciudadano no asegura que se venda, y hasta ahora han ido quedando muchos en el camino

«Así es. Ahora, en la industria de la prensa, el tema de si el diario está en papel o en internet, o es una combinación de ambos, se discute mucho. Tenemos que resolver si este diario puede ser en parte importante digital».

-¿Qué es un diario ciudadano?

«Es un diario que cubre cultura, deporte, salud, las noticias…».

-¿Lo que hacen todos?

«Sí, pero va a ser en un formato distinto», responde Platovsky, asegurando el éxito de la iniciativa.

Renunció ante el Presidente

Platovsky señala que «la idea de replicar con ‘La Nación’ el modelo de TVN es a más largo plazo». No así reformular el actual formato:

«Para tener armado el nuevo proyecto pensemos en seis meses. Todavía no tenemos director. Lo estamos buscando».

-¿El Gobierno está dispuesto a invertir fuerte en este proyecto?

«El Gobierno no va a querer invertir, tal como no invierte hoy».

-Pero pierde 3 mil millones al año, y por eso Carlos Larraín planteó dejarlo morir separándolo del Diario Oficial.

«Exactamente, pero en la medida en que se vaya despolitizando va a ir disminuyendo esa brecha».

-¿Quién va a resolver cómo va a ser este nuevo diario oficialista?

«El directorio responsable de esta empresa va a resolver», responde, y desmiente tajante que hayan solicitado la asesoría de periodistas como Héctor Soto y Andrés Azócar.

-¿Está legitimado para continuar este directorio después que el Presidente le revocó el nombramiento del nuevo director, Mirko Macari?

«Yo le presenté mi renuncia al Presidente. Sentí que no se merecía el problema que se le vino encima y me sentí con el deber de asumir la responsabilidad, pero él no me aceptó la renuncia».

-¿Reconoce que fue un error?

«Si uno mira los resultados, por supuesto. Para todos fue un hecho lamentable. Pero nunca tuvimos la intención de provocar un daño o herir los sentimientos de alguien y producir un problema político».

-En Cerro Castillo, ¿Piñera le dio una instrucción perentoria de mantener el diario?

«Está absolutamente convencido».

-¿Le da miedo que lo acusen de que cerró un diario?

«Habría que preguntárselo a él. Lo que lo hizo virar fue la idea de hacer un diario nuevo, una cosa distinta».

-¿Para que el próximo gobierno lo vuelva a convertir en una «trinchera partisana», como dijo Hinzpeter ayer?

«No, para eso pretendemos cambiar la línea editorial y ojalá eso sea permanente. Vamos a ir paso a paso».

-¿No le afecta que las directivas de RN y la UDI se opongan?

«Yo respondo sólo a quien me dio la responsabilidad de dirigir este proyecto, que fue el Presidente de la República».

-¿No tendrán que hacerse cargo de los partidos en algún momento si es un gobierno de coalición

«No sé si están todos tan en contra».