Denisse Malebrán y su salida de la SCD

denisse malebránDaniela Lagos / El Mercurio /La cantautora explica que se cansó de ser el blanco de las críticas a la organización y habla de sus planes, que incluyen un disco para 2011.

Era una idea que estaba dando vueltas en su cabeza desde hace algunos meses, cuenta Denisse Malebrán. Finalmente se concretó el martes 28: en una larga reunión del consejo de la Sociedad Chilena del Derecho de Autor (SCD), la cantante y hasta entonces secretaria general de la organización presentó su renuncia indeclinable al cargo.

«Sentía que estaba representando de manera muy personal a una institución que acoge siete mil músicos. Cualquier acto relacionado con la SCD era sinónimo de Denisse Malebrán, y era a mí a quien se apuntaban todos los dardos», comenta, recordando también que la Ley de Propiedad Intelectual y la Ley del 20% de Música Chilena en las radios fueron algunas de las polémicas que le tocó vivir como parte de la institución. «Yo creía que no era necesario meternos en la ley del 20% porque no es nuestra, es de un diputado, y de hecho no dije nada, pero de todas maneras muchas columnas de opinión apuntaron a mí, tomándome como ejemplo para mofarse de la ley», dice, dando ahora sí su opinión: «Creo que hay una buena intención, pero no se dan garantías de cómo va a funcionar y si va a servir para que haya más diversidad de música chilena en las radios».

«Me ha quedado claro que lo único que uno gana en esto es gente que te tiene mala. No hay ni un otro beneficio», dice, aclarando que no se fue por estar en contra de los principios o todas las políticas de la SCD. Sí desaprueba el manejo comunicacional que se ha hecho desde la institución, que -según ella- tiene una muy mala imagen. «Si haces algo muy bueno -como lo que hace la SCD con sus sellos, salas y eventos- y la gente termina creyendo que eres una mafia y que sólo te interesa la plata, obviamente hay un problema de no saber controlar y manejar la imagen», dice, y asegura que ella intentó hacer notar esto en el Consejo y pidió que se tomaran cartas en el asunto, sin respuesta. «Ese fue mi gran quiebre», comenta.

«A mí se me ha dicho de todo: ladrona, oportunista, que hice carrera desde la plataforma de la SCD, y eso es absurdo, porque la verdad es que nadie le presta ropa a la gente que está ahí. Al contrario, mi carrera se ha visto muy perjudicada porque qué local te va a querer contratar si no quieren pagar derechos de autor, qué radio te va a querer tocar si tiene que pagar a fin de mes…».

Ya desde afuera, la ex Saiko habla con más libertad -y a título personal- respecto de cómo ve la lucha contra la piratería. «La batalla en contra de la descarga está perdida hace rato, pero sí me parece que la gente tenía que entender que eso perjudica a los artistas, poner la alerta… Creo que ir en contra y fomentar el castigo no es la solución: hay que enfocarse en educar y fomentar, y que la gente -por medio del Estado, la empresa privada, asociaciones con marcas-, tenga la oportunidad de descargar música sin perjudicar a los autores», comenta.

Por ahora, Malebrán está concentrada en su carrera musical, lo que implica hacer conciertos durante el verano y en marzo dedicarse a un nuevo proyecto de estudio, el tercero de su carrera solista. «Tengo un disco compuesto que estoy trabajando con Camilo Salinas y Fernando Julio. Es un álbum pop, pero con un sonido distinto, porque la escuela de ellos es mucho más cálida que lo que yo venía haciendo», comenta la cantante, que en 2011 también tiene intenciones de mirar fuera de las fronteras de Chile. «Algunas canciones están empezando a sonar en otros lados, así que quiero potenciar eso también».

Desde la SCD

«Este Consejo Directivo lamenta profundamente la renuncia de Denisse, y desea expresar sus agradecimientos a la amplia labor que desarrolló (…). Lamentamos, además, que, por el solo hecho de pertenecer a SCD, Denisse y otros consejeros hayan sido objeto de injustificados y permanentes ataques