Diputado Shilling denuncia discriminación en el avisaje estatal

marcelo-shillingOBSERVATORIO / El diputado Marcelo Shilling  planteó, ante la Cámara, la necesidad de encontrar mecanismos para superar la discriminación en el avisaje estatal. Como parte de su argumento, citó el estudio realizado, en 2005, por nuestro Observatorio, donde se demuestra que el Estado discrimina a los medios independientes cuando invierte recursos para la difusión de sus programas o campañas en los medios de comunicación social.

“Esta inversión según el Observatorio de Medios, Fucatel, asciende a más de $10.730 millones sólo en televisión y prensa escrita durante el año 2005. Por ejemplo, en lo que se refiere a la televisión, un sólo canal TVN, se lleva el 50% de la inversión publicitaria, en tanto que en prensa escrita la cadena El Mercurio recibe el 48% de estos recursos”, precisó el diputado en parte de su intervención.

De paso, denunció que  El Mercurio de Valparaíso sobredimensiona sus cifras de tiraje semanal para capturar publicidad. Según un folleto promocional que este periódico hace llegar a sus clientes, y que publica regularmente en sus propias páginas, se afirma que tiene 55.363 lectores en el Gran Valparaíso los días sábado y domingo, pero de acuerdo a la información proporcionada por el diputado Shilling esas cifras no se sustentan en la realidad: “Se ha podido establecer, a partir de la información de la distribución de suplementeros, que el promedio de ventas de El Mercurio de Valparaíso de lunes a sábado no supera los 451 ejemplares en Valparaíso, y los 854 en Viña del Mar, montos bastante exiguos y que nos son aportados al momento de promocionar los servicios de la empresa”, manifestó el parlamentario.

Shilling cuestionó también el supuesto de circulación de ese medio en todas las comunas de la Región de Valparaíso, un dato que debiera ser crucial para el Estado al momento de difundir una campaña o programa dirigido a sectores o comunas específicas. El diputado propuso, en consecuencia, revalorizar a los medios locales inyectándoles recursos estatales a través de campañas dirigidas: “Para promocionar la distribución de un programa o servicio estatal en ciudades como Cabildo, Olmué o Cartagena, medios como El Observador, El Trabajo, El Valle, El Proa, tienen una mayor representatividad local”, señaló el parlamentario.

El Mercurio de Valparaíso: tiraje sobre dimensionado
El Mercurio de Valparaíso: tiraje sobre dimensionado

Revalorizar los medios locales

 

 

La realidad, por ahora, es que el avisaje público de la región se queda y se maneja en Valparaíso sin considerar por parte del Estado el nivel de inserción que los diarios y radios independientes tienen en sus respectivas comunidades: “El centralismo regional ha contribuido a que periódicos como Ruta 62, Dimensión, Impacto, Voces o el propio V + V de Viña hayan tenido que replantear sus objetivos y reducir sus apariciones y trasladarse al aún menos apoyado formato de internet o simplemente cerrar sus puertas”, puntualizó Marcelo Shilling.

El parlamentario solicitó, durante la hora de incidentes del miércoles pasado, oficiar al Ministerio de Secretaría General de Gobierno para que elabore un instructivo con el objeto de que la contratación de publicidad en medios de prensa por parte de las agencias estatales se haga de acuerdo a una metodología estadística que garantice equidad, transparencia y confiabilidad, e impida la discriminación: “Estoy seguro que cadenas cuasi monopólicas como El Mercurio, que en sus editoriales favorecen el desarrollo del libre mercado, no tendrán ningún inconveniente en que este tipo de acciones sean emprendidas por el Gobierno”, remarcó Shilling.

Manuel Cabieses, director de Punto FinalLa batalla de Punto Final

Uno de los medios que está dando la pelea por terminar con esta discriminación es la revista Punto Final. A través de su director Manuel Cabieses,  mantiene una batalla legal contra el Estado de Chile -ante el Tribunal de la Libre Competencia y el Consejo de Defensa de Estado- exigiendo una distribución más justa y equitativa del avisaje estatal en los diversos medios nacionales para que no se siga concentrando, como hasta ahora, en el duopolio Copesa -Mercurio que controla casi el 95 por ciento de los diarios del país. En esas demandas parte de la argumentación jurídica se basa en el estudio realizado por nuestro Observatorio, donde se establecen con precisión los porcentajes de publicidad estatal asignados a ambos conglomerados en desmedro del periodismo independiente.

Lea a continuación en PDF la intervención textual del diputado Shilling:

intervencion-shilling