Dura reacción frente al espectáculo dieciochero de los matinales que incluyeron a políticos

Sin lugar a dudas el espectáculo del Canal 13 para celebrar el 18 justifica la ola de críticas donde sobresalió el columnista del Mercurio, Carlos Peña. La crítica de banalización  de la función pública que la participación en este mediocre espectáculo, es justa. Sin embargo, resulta curioso que tanto el Señor Peña , así como muchos otras de las personas escandalizadas, no se pronuncien con mayor fuerza a la reducción de los espacios políticos  a estas formas que evidentemente, dañan la política y con ello la convivencia social.
Lo que lo ocurre desde hace meses con el abuso de la presencia, principalmente de algunos Alcaldes con Lavín a la cabeza es tanto más grave que este episodio reciente. Entonces, lo que resulta desolador es  la particular tolerancia que existe en este país para tolerar la ausencia de diversidad y pluralismo y la extraña idea que se tiene de qué es serio.
Más grave aún es que no exista esperanza para quienes quieran tener relevancia en política, ciencia o cultura, en una situación de medios en que no les queda más que someterse a los designios de los dueños de la palabra en este país, en un panorama de total desequilibrio, sin embargo esto parece nos molestar al coro griego de indignados de hoy.
Para revisar la columna pulse aqui

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *