El diario perfecto no existe, todavía.

diario perfectoJuan Varela / Periodistas 21 / DailyPerfect quiere construir tu diario personal sólo con tu nombre. Seguir tus intereses para ofrecer en una sola página todo lo que te pueda interesar de la web. Para lograrlo permite seguir temas, gente o webs a través de una “tecnología de personalización predictiva”, según sus creadores. ¿Funciona?

Abre DailyPerfect.com. Conéctate con tu cuenta de Facebook o con tu correo electrónico y en pocos segundos seguirá tu huella digital para presentar una página de resultados con los temas, gente y sitios web a seguir. El nuevo servicio realiza un análisis semántico de la información que has dejado en la web para intentar predecir tus intereses.

En definitiva analiza redes sociales, foros, listas y sitios donde estés registrado o que visites habitualmente y otras huellas de la actividad de los usuarios para producir un OPML, un listado de fuentes RSS organizado.

El resultado dista mucho de ser perfecto. El análisis de comportamiento y semántico hace imprescindible editar la propuesta de tags (etiquetas o tópicos) del servicio si quieres tener un resultado lo más parecido posible a ese medio personalizado perfecto que sus creadores anuncian.

Detrás de la compañía están Louis Kanganis, Asko Seeba y Ahti Heinla, estonios y miembros del equipo fundador de Skype, vendido a eBay en 2005. Y esperan revolucionar con DailyPerfect el acceso a la información igual que hicieron con la telefonía por internet. Pero, ¿es necesario un diario personalizado?

La tendencia de los últimos tiempos es el flujo social: el acceso a información continua siempre accesible y en contacto con otros usuarios en una comunidad de intereses. La forma de acceso a la información a través de las redes sociales y los contenidos compartidos en tiempo real. Para una selección de suscripciones a través de RSS ya existen agregadores, personales o colectivos.

Pero quizá un servicio como DailyPerfect, si llega a funcionar razonablemente, tiene más sentido allí donde no se navega, donde los usuarios piden un acceso directo y rápido a los contenidos: a través de las aplicaciones para móviles. Ese es el nuevo mercado de las herramientas de personalización, donde los medios están intentando volver a recuperar su negocio con aplicaciones de pago.