El humor en el ojo del huracán: CHV reconoce que hubo chistes que no estaban visados

flores en viñaSoledad Gutiérrez / el Mercurio / El CNTV ha recibido denuncias por la «discriminación a minorías sexuales» y el «lenguaje vulgar y grosero» en las rutinas. Movilh reclamó por las actuaciones de Óscar Gangas y Mauricio Flores.

En los tiempos en que Canal 13 organizaba el Festival de Viña existían tres temas prohibidos: Iglesia, sida y divorcio. Y uno con el que había que tener extremo cuidado: la homosexualidad.

Pero esa época se terminó, y CHV ha demostrado las diferencias de su línea editorial respecto del 13 y de su socio en los últimos cuatro años, TVN. Las rutinas de Dino Gordillo y, en especial, de Óscar Gangas y Mauricio Flores han tenido chistes de sacerdotes, de parejas y muchos de homosexuales. También han usado groserías que antes no eran permitidas.

Y hay algo más. Las presentaciones de Gangas y Flores se escaparon del libreto que CHV había aprobado: «Sí, hubo chistes que no estaban contemplados, pero nosotros hemos sido respetuosos con lo que han hecho ellos», reconoce Pablo Morales, director general del Festival. Y agrega: «Hemos tratado de que el Festival tenga la diversidad de nuestra cultura, desde la Orquesta Sinfónica con Sting, Alejandro Sanz y Calle 13, hasta este humor».

Como parte de su improvisación, Gangas incluyó un chiste extra y Flores -dice una fuente de CHV- usó groserías en exceso dentro de su show . En la producción sacan lecciones y aseguran que en las nuevas ediciones del Festival habrá preocupación por estos aspectos.

En lo inmediato, el humor tiene un nuevo desafío: hoy se presenta Ricardo Meruane, el cuarto convocado a hacer reír. Él no se ha caracterizado por el humor grosero, y podría tocar una tecla distinta a la de sus colegas, mirando a la contingencia. Pero también abordará el tema más polémico de las rutinas: el tratamiento a los homosexuales. Incluso ayer el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) difundió una declaración sobre este tema: «Repudiamos que la producción del Festival de Viña del Mar, junto a los humoristas, no hubiesen ideado fórmulas para que los chistes sobre homosexualidad fueran efectivamente rutinas que lejos de reírse ‘de’ los gays, garantizaran reírse ‘con’ los gays y con toda la población».

Pablo Morales respondió a la inquietud del Movilh: «Respeto la opinión de ellos. Es difícil… es un tema. Nosotros tenemos que respetarlos a ellos, pero también al humorista. Creo que en los equilibrios está el trabajo que uno tiene que hacer».

El resultado de la apuesta de CHV en el humor, por ahora, deja corazones divididos. Mientras algunos aplauden que los artistas puedan tener libertad de armar su propuesta festivalera y defenderla hasta el final, otra parte del público se ha molestado con algunas referencias. Y ya hay un dato concreto: hasta ayer, en el Consejo Nacional de Televisión se habían presentado 13 denuncias ciudadanas sobre las rutinas de humor del Festival en Chilevisión. En el Consejo explican que «si bien los denunciantes no desconocen el hecho de que se trata de una transmisión que está fuera del horario de protección al menor, reconocen al Festival como un evento familiar». Las denuncias se verán durante marzo, cuando el Consejo vuelva a sesionar.

__________

»Había un doble sentido absoluto, pero fue porque estaba adecuado al lugar, había una licencia para chacotear».

ÓSCAR GANGAS

»Si alguien de la comunidad homosexual siente que es un abuso, le pido disculpas. No es ésa la intención. La idea es pasarlo bien».

MAURICIO FLORES.

»A pesar de que se transmite pasadas las 22 horas, por tradición se ve en familia. Hay menores de edad frente a la pantalla, para quienes el contenido exhibido fue inapropiado y subido de tono».

DENUNCIA CIUDADANA AL CNTV

»Un porcentaje se ha sentido discriminado y dañado, porque los chistes ridiculizan la orientación sexual diversa».

MOVILH

Opinan los colegas

Álvaro Salas dice que no ha visto en detalle las presentaciones de Gordillo, Gangas y Flores en Viña, pero opina sobre la polémica: «A todos nos gusta el doble sentido. Lo único debatible es que a lo mejor no era el lugar. El Festival lo ve todo el mundo, toda la familia».

Pedro Ruminot , integrante del programa de humor de CHV, «El club de la comedia», piensa que «es bueno que haya carta blanca al doble sentido y que se hayan podido abrir espacios. Sobre la rutina de Flores, me parece bien que haya chistes de todo, pero quizás hubo un exceso al plantear el personaje gay centrado en el estereotipo». Ruminot adelanta que, junto a su grupo, negociarán para Viña 2012: su participación en el evento ya fue considerada en la renovación de contrato que hicieron con la señal. «No me da susto, no me complica. Creo que nos llegó la hora, y tenemos que hacerlo».