MENU

Entrevista al presidente del directorio de TVN “En TVN hay falencias en el ámbito político”

20 agosto 2012 • Artículos recomendados, Entrevistas, Noticias

Entrevista realizada por EL Mercurio a Carlos Zepeda, a dos meses de llegar al directorio de TVN.

Su nombramiento fue definitivamente político… y eso lo llena de orgullo. Es la persona de confianza del Presidente Piñera en TVN, “como lo fueron Vidal para Bachelet o Colodro para Lagos”, dice. En esta entrevista habla sin tapujos de la marcha del canal, de la competencia y del período electoral que comienza. 

Sólo dos meses lleva Carlos Zepeda a la cabeza de TVN, aunque su relación con el canal público comenzó hace un año, cuando ingresó a su directorio. Ese tiempo fue clave a la hora de reemplazar a Leonidas Montes, quien dejó la presidencia en medio de rumores sobre sus tensiones con el director ejecutivo, Mauro Valdés.

Miembro del ala liberal de RN y amigo del Presidente Sebastián Piñera, Zepeda no entra en el tema, pero no tiene problemas en hablar del “déficit” que él y el directorio -asegura- ven en la programación de TVN respecto de los temas públicos y políticos. Sabe que la solución de fondo es de mediano plazo y que ya está encaminada, también que los ojos del mundo político están puestos sobre su primera prueba: las elecciones municipales de este año y, más allá, en la parlamentaria y presidencial del próximo.

En sus nuevas responsabilidades, visita casi a diario TVN, aunque no ha dejado su estudio de abogado, los directorios en los que participa, ni le da tregua a la dura batalla que libra contra un cáncer. Esta semana voló junto a todo el directorio para celebrar la reunión en Temuco, donde construirán una nueva estación regional. “Es una industria compleja y competitiva”, explica, donde su meta es conseguir “diferenciarse como canal público que cumple un objetivo distinto del comercial”.

-¿Y hay posibilidades reales de romper la dictadura del rating ?

-Estoy convencido de que sí, y el directorio también; es nuestro desafío.

-¿Usted ha marcado alguna diferencia en eso? A simple vista, no se ve mucha entre TVN y sus competidores.

-Quizás esa diferencia no es todo lo marcada que uno quisiera, pero existe, y las cifras del Consejo Nacional de Televisión demuestran que TVN tiene, por lejos, la mayor cantidad de programación cultural, de producción nacional, y es la única con 9 centros regionales. Y aunque tenemos programas de investigación periodística como “Informe Especial” o “Esto no tiene nombre”, hay falencias en el ámbito político, donde nos faltan programas que marquen pauta.

-¿Cómo abordarán ese déficit, en un año en que 5 millones de chilenos podrían votar por primera vez?

-Nuestra señal de cable nos permite abordar nichos y temas con mayor profundidad; diariamente hay programas políticos como “Mano a Mano”, “Vía Pública”, de Juan Manuel Astorga, o entrevistas largas. En la abierta tenemos un déficit, y el directorio le ha solicitado a la administración llenarlo. Espero tener cosas concretas de aquí a fines de año.

-¿Antes de las municipales?

-No tiene que ver necesariamente con las elecciones, que, por supuesto, cubriremos en forma especial. Hay grandes aciertos, y objetivamente nuestro noticiario es el que más noticias políticas emite, pero lo consideramos un tema relevante, y queremos reforzarlo. La política debe tener una presencia permanente en el canal, y no sólo a través de políticos, parlamentarios o autoridades, sino que abordando también temas de políticas públicas de interés nacional.

-Respecto de las municipales, primer gran evento político en un gobierno de la Alianza, ¿han definido una línea editorial?

-Por acuerdo del directorio, las cubriremos en dos perspectivas: TVN aprovechará sus 9 centros regionales para producir y cubrir información que se transmitirá localmente, y en la señal nacional abordará en profundidad las 7 u 8 principales elecciones comunales de mayor tamaño o significado emblemático, que se transmitirán desde septiembre en un programa semanal.

-¿Cómo garantizan independencia en la cobertura de las campañas?

-La política editorial es muy simple: manda lo que es noticioso. Si el tema en sí mismo tiene interés público, independiente del candidato, estará cubierto en las noticias.

-¿Qué define por “interés público”? Trascendió que el año pasado, siendo director, usted se molestó por la forma y extensión en la cobertura de las marchas y tomas estudiantiles.

-Lo que haya manifestado o no al interior del directorio, ahí queda, pero la definición de interés público o periodístico, obviamente corresponde al periodista y editor responsable en el departamento de prensa; son ellos quienes tienen el criterio profesional. El directorio no se involucra en eso, sin perjuicio de que posteriormente podamos opinar si la pauta reflejó el criterio editorial que fijamos. No tengo ninguna duda de que hay que cubrir las marchas, son noticia, y entregar información lo más completa posible; eso es válido para una marcha o un partido de fútbol, pero para eso no necesito mostrar un partido entero.

-¿Y ahora tiene injerencia en eso?

-Ninguna, lo resuelve el director de prensa.

-¿Cuál es el clima en el directorio respecto de estos temas?

-Me quedaría corto al describir el clima como estupendo; tenemos una relación humana y profesional muy buena; entre todos nos complementamos bien.

-¿Cómo entiende los dichos del director de TVN, Antonio Leal (PPD), quien criticó que un equipo de TVN integre la gira del ministro Golborne a China utilizando “para proselitismo electoral al canal de todos los chilenos”?

-Es efectivo que el equipo participa en la gira del ministro Golborne; desconozco los detalles del viaje, que, como corresponde, fueron evaluados por la administración del canal. Los directores de TVN tenemos que ser especialmente prudentes con los temas que involucran al canal, los que deben ser tratados al interior del directorio y permanecer en ese ámbito. Estoy seguro de que el departamento de prensa de TVN jamás haría algo que pudiera prestarse para fines electorales.

-Siguiendo con el clima, entre este directorio y la administración que encabeza Mauro Valdés, ¿hay sol o chubascos? Las tensiones que existieron en el tiempo de Leonidas Montes trascendieron públicamente…

-La relación es normal. Creo que es propio de una empresa de estas características que haya una tensión, visiones distintas, que debieran convertirse en una fortaleza si uno las concilia adecuadamente. La salida de Leonidas, que por lo demás nos dejó la vara bien alta, no tuvo que ver con un descontento, sino con su intención de volver a sus actividades particulares. Existe consenso en el directorio de que la política, entendida en su sentido amplio, es una temática que debiera estar presente en forma permanente en la parrilla del canal, logrando ser líderes y marcando pauta. Hoy no lo hacemos.

-¿Porque la política genera poco rating ?

-El rating es un tema, y existe la percepción de que la política es poco vista. Chilevisión, con su programa “Tolerancia cero”, debe tener 6 puntos, pero estimo que tiene una influencia muy superior, porque marca pauta. Es obligación de un canal público tratar de que la gente conozca la política.

¿Archivos del Cardenal 2?

-TVN ha tenido dos años complejos: Canal 13 le levantó casi toda su plana ejecutiva, el accidente de Juan Fernández golpeó a uno de sus programas ancla y perdió a su animador más emblemático; este verano tuvo uno de los ratings más bajos de su historia. ¿Terminó ese ciclo?

-Fueron muy duras las pérdidas que tuvimos… hoy tenemos una administración afiatada, y respecto al rating, ha mejorado notoriamente. En agosto terminaremos segundos en el acumulado. La etapa de ajuste está cerrada, hoy tenemos una parrilla planificada para el fin de año, al igual que lo grueso de la programación del 2013. No debiera repetirse lo del verano.

-¿Esa parrilla incluye la segunda parte de los “Archivos de Cardenal”, que despertó bastante polémica en la Alianza?

-El Consejo Nacional de Televisión aún no resuelve respecto de los fondos para realizar la segunda parte de “Los Archivos del Cardenal” y no ha comenzado su producción. Pero pienso que en política siempre habrá temas sensibles para el gobierno o los partidos de oposición; éste es un canal público, y no de gobierno, que debe mostrar la diversidad del país, aunque el gobierno de turno o sus partidarios no se sientan tan contentos. Es importante que el tema de los derechos humanos esté en la pantalla de TVN. Si es “Los Archivos del Cardenal” u otro programa el más adecuado para abordarlo, es una discusión posible y que resuelve la plana ejecutiva.

-Con su nombramiento se especuló que habría un cambio de énfasis en esos temas, al pasar de un intelectual como Montes a un político como usted.

-La ley establece que el presidente de TVN es nombrado por el Presidente de la República. Me siento orgulloso de eso, y por lo tanto es una persona de su confianza como lo fueron Vidal para Bachelet o Colodro para Lagos. Dicho eso, ésta es una tarea colectiva. El presidente no tiene ninguna atribución distinta al directorio, y espero que marquemos una huella al profundizar algunos temas propios de la misión de TV, como los que hemos conversado. También nos gustaría aumentar la participación de la producción independiente en nuestra pantalla. Es parte de nuestra misión ayudar a crear esa industria.

El modelo TVN y la llegada de Eyzaguirre a Canal 13

-¿Como está mirando la industria televisiva, luego que Canal 13 le arrebatara el liderazgo a Chilevisión?

-En los últimos 20 años hubo dos líderes claros, uno en manos estatales y el otro de la Iglesia y la universidad, que en un país que era distinto permitían mantener una pauta programática diferente a la actual. Cuando el grupo Cisneros vende Chilevisión, llegan nuevos dueños -entre ellos, el actual Presidente de la República- y plana ejecutiva, que renuevan rotundamente su cultura empresarial y rápidamente pasan a ser el canal más eficiente y rentable, que cambia la pauta a una televisión de entretención, más distante de los temas públicos. Corrieron la frontera temática para todo el mundo. La segunda etapa comenzó con la venta de Canal 13, que adquiere un nuevo sentido comercial, busca liderazgo a través de una dinámica más competitiva cercana a la entretención. Eso se profundiza ahora con Mega, cuyo nuevo controlador tiene el legítimo interés de hacer un buen negocio. Hoy la competencia es mucho más feroz para todos.

-¿Cuál es el camino para un canal público como TVN en ese entorno competitivo?

-Lo peor sería definir eso en este minuto, porque probablemente en un plazo cercano tendremos la ley de TV digital, que generará un cambio paradigmático tal, que cualquier decisión precipitada puede ser equivocada. Hoy debemos asumir que esta industria tiene 4 canales muy competitivos, con 1,5 puntos de diferencia entre cada uno, y también pensar mucho más en la estrategia de lo que viene con distintas señales, contenidos, etc.

-¿Está de acuerdo con Antonio Leal, quien propone cambiar la ley del canal y convertirlo en estatal sin la imposición de autofinanciarse?

-La ley de TVN está en revisión completa en el Congreso, pero la discusión de fondo es el modelo que la sociedad chilena quiere para su canal público: ¿Algo tipo la BBC inglesa, con financiamiento estatal y contenidos definidos de calidad, o mantener el modelo chileno, que es excepcional en el mundo? Considero que la obligación de autofinanciarse permite un grado relevante de independencia respecto al gobierno, el Congreso y los órganos contingentes de turno, y preocuparse más de lo permanente. Un ejemplo de lo que ocurre cuando el financiamiento es público es el debate que vive la TV española desde el cambio de gobierno, porque es parte del “botín”.

-Algunos en la Alianza critican precisamente eso, que en TVN se ha notado poco el cambio de gobierno.

-Probablemente el éxito de un canal público está en que los partidarios del gobierno tengan un cierto grado de molestia. Sería un error intentar algo asimilable a lo que era La Nación como diario, un canal de gobierno. El país es diverso y está compuesto por la minoría y mayoría de turno. Así como no me gustaría arrasar hoy con la oposición, no me gustaría que me arrasen el día que yo sea oposición; nadie va a ser gobierno toda la vida. El autofinanciamiento garantiza eso porque corta la “manija” más importante que podría tener un gobierno respecto de un canal: el financiamiento. Aunque comparto el fondo de la posición de Leal.

-¿Qué opina de la llegada del ex ministro Nicolás Eyzaguirre a la presidencia de Canal 13?

-Respecto a la competencia, no cambia el actual escenario.

-¿Y en lo político? ¿Hay una señal con su nombramiento?

-Uno podría interpretar que el dueño del canal está apostando a un cierto resultado de los procesos electorales que vienen, con el matiz de que un ex ministro de este gobierno entró al mismo tiempo al directorio. Si ésa es la señal, y no tengo elementos para saberlo, ojalá se equivoque.

“Bachelet mandó un mensaje: ‘Tengo esta opción, pero también la de presidir la ONU, si no se ordenan’”.

-¿Cómo anticipa para la Alianza las elecciones municipales y la presidencial?

-En mi opinión personal, no como presidente de TVN, la elección será buena para la Alianza, con un resultado igual o mejor que la anterior. Respecto a la presidencial, hay cosas por despejar, como si Michelle Bachelet vuelve o no.

-¿Cree usted que ella compita en la presidencial?

-Ella ya tiene un lugar en la historia, y su decisión es muy difícil, por las dificultades que se ven hacia adelante, de acuerdo con la realidad que vive su sector. Por otra parte, como militante -también lo soy, no lo digo peyorativamente- tomará su decisión por sobre su interés particular, y todo apuntaría a que volverá. Sin embargo, a través de su amiga Estela Ortiz, quien creo que habló con su consentimiento, no como otros autodenominados mensajeros, ella mandó un mensaje: “Tengo esta opción, pero también la de presidir la ONU, si no se ordenan”.

-Pensando en que Michelle Bachelet será la candidata opositora, ¿cómo ve la posibilidad de un segundo gobierno para la Alianza?

-Muy reñidas, pero no es lo mismo evaluar hoy a los candidatos que en campaña. Una pelea a dos bandas nunca tendrá los diferenciales que hoy muestran las encuestas; el que gane lo hará por 4 o 5 puntos, como en todas las últimas elecciones. Segundo, en la campaña hay que enfrentar temáticas que hoy se pueden eludir y que tienen efecto electoral. Lo mismo ocurre con las primarias, que tendremos por primera vez. No va a ser irrelevante que alguien del propio sector cuestione al líder.

-Usted es cercano al ministro Andrés Allamand, ¿cómo ve sus opciones y las de los otros presidenciables de la Alianza?

-Por amistad, militancia y trabajo conjunto, lo que más me gustaría es que Andrés Allamand fuese el candidato, pero apoyaría con igual entusiasmo a cualquier candidato de la Alianza. El tema está en resolver bien. Hoy, Andrés está en una posición menos ventajosa que el ministro Golborne en las encuestas, pero no es irremontable, y una campaña de primarias tampoco es indiferente.

-¿Cómo visualiza un segundo gobierno de la Alianza?

-Primero sin terremoto, que marcó no sólo los esfuerzos del primer año, sino que cambió la agenda de transformaciones con que venía este gobierno. En 10 días, el Presidente tuvo que rehacer un programa en el que había trabajado durante cuatro años. Gracias a Dios nos tocó el terremoto con este Presidente y no con otro, incluso de mi mismo sector. Un segundo gobierno de la Alianza contará además con gente que adquirió la experiencia de gobernar, de gestionar el Estado, y así como creo que ese proceso es degenerativo en 20 años, es positivo en pocos años.

-¿Y en qué se diferenciarán de la Concertación?

-Un eventual nuevo gobierno de Michelle Bachelet será distinto del primero, probablemente mucho más de izquierda, porque ellos también han vivido su propio proceso.

Consuelo y Karen

-¿Definió el directorio un criterio para dos rostros emblemáticos de TVN, Consuelo Saavedra y Karen Doggenweiler, casadas con dos precandidatos presidenciales?

-No, mi opinión personal y creo que es compartida por la mayoría del directorio, es que no debiera ser un conflicto en tanto ellas no se involucren directamente en las campañas de sus respectivas parejas. Me es indiferente la opción personal de cada rostro, pero no es razonable que ninguno participe activamente en una campaña política, y no tiene que ver con el hecho de que sea o no su pareja.

Ver desde sitio de origen

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »