Ernesto Carmona / Argenpress / ¿Cómo opera hoy la censura en los grandes medios?

La censura moderna es la manipulación sutil, constante y sofisticada de la realidad en nuestros grandes medios de información masivos, afirmó Proyecto Censurado, la iniciativa de un grupo de ciudadanos comunes y corrientes que trabajan con académicos y estudiantes de la Universidad Sonoma State de California para estudiar el rol de los medios de comunicación en el mundo actual.

 

Proyecto Censurado
Proyecto Censurado

“Proyecto Censurado examina la cobertura de las noticias y de la información importante para el mantenimiento de la salud y funcionamiento de una democracia”, afirmaron los responsables del Proyecto*, cuyo informe anual “Censored 2009” será lanzado en inglés el 1 de octubre en EEUU por la editorial Seven Stories de Nueva York.

 
“En la cotidianidad informativa, la censura significa la no inclusión intencional de determinada noticia -o de un ángulo o segmento de esa noticia- que responde a cualquier propósito, con excepción del deseo de decir la verdad”, señaló la publicación. “Tal manipulación puede tomar la forma de presión política (de funcionarios del gobierno y de individuos de gran influencia), presión económica (avisadores y financistas) y presión legal (amenaza de pleitos de individuos adinerados, corporaciones e instituciones)”, añadió.
¿Cuál es la responsabilidad de los medios?
Para los animadores de Proyecto Censurado, “en nuestra opinión, la única justificación válida para declinar la publicación de una historia de noticias es la limitación de tiempo y espacio u otra noticia simplemente más importante para la gente de la comunidad, sea ésta local, nacional o internacional. Admitiendo que es un procedimiento subjetivo, no obstante es una decisión de la gente que trabaja las noticias (periodistas y redactores investigadores), no de los gerentes ni de los CEOs de su ‘casa matriz'”.
Señalaron que “ningún periodista profesional debe tener que enfrentarse siempre a la destrucción de su carrera (o de su vida) simplemente porque deseó decir la verdad”. Añadieron que, con frecuencia, difícilmente dos personas estarán de acuerdo en cuál historia es más importante que otra. Pero afirmaron que “el medio debe ofrecer una sala de redacción donde por lo menos se proporcione a los reporteros y redactores un ambiente fértil para la discusión, la disensión y el pensamiento crítico de quienes allí trabajan”.
Para Proyecto Censurado, “la proliferación de medios periodísticos independientes en años recientes demuestra que a través del mundo la gente anhela sostener no solamente a sus líderes responsables, sino también a sus fuentes informativas”. Dijeron que “por esa razón, el programa de investigación Proyecto Censurado continúa, a su escala modesta, apoyando y destacando a quienes digan la verdad acerca del poder (sin temer a las consecuencias) y sean implacables en su esfuerzo por conducir a los grandes medios a que sean responsables en sus decisiones”.