España aprueba la supresión de la publicidad en su TV pública

de-la-vegaEl Mundo / Madrid / El Consejo de Ministros ha aprobado el nuevo modelo de financiación de RTVE, que contempla la supresión de la publicidad en otoño. Según ha explicado la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, “la televisión pública va a seguir teniendo el papel que le corresponde, de calidad y al servicio de los ciudadanos”.

La decisión del Consejo de Ministros será remitida al Consejo de Estado y a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones(CMT) para que emiten sus informes correspondientes. La iniciativa requiere un informe previo del Consejo de Estado y la aprobación posterior en Consejo de Ministros antes de llegar a manos de los diputados.

Uno de los motivos que ha llevado al Gobierno a decidir la supresión de la publicidad en TVE ha sido “el peligro presupuestario” de la Corporación por la importante caída de la publicidad. De la Vega aseguró que esta medida supondrá un “paso decisivo para consolidar” el sistema de financiación de RTVE y adelantó que la eliminación definitiva de los ingresos publicitarios será “inmediata” -será en otoño-.

La decisión del Ejecutivo supone en este nuevo modelo de financiación de la pública, las cadenas privadas estatales tendrán que entregar el 3% de sus ingresos brutos de explotación y los operadores de telecomunicaciones, el 0,9%. En la práctica, los canales de televisión financiarán el 10% de la pública (120 millones de euros al año) y las ‘telecos’, el 24% (288 millones).

Además, las arcas de la cadena seguirán recibiendo el 45% de su financiación de los presupuestos generales del Estado y un 20% más procedente de la recaudación de la tasa por el uso del espacio radioeléctrico. Esta última ya se cobraba este año, pero la novedad radica en este caso en su destino: en lugar de quedarse en Hacienda, irá directa a RTVE.

Precisamente el 0,9% que el Gobierno obliga a pagar a las ‘telecos’ con una tasa supone uno de los puntos más controvertidos del plan, ya que las propias operadoras han rechazado este modelo y han amenazado con subir las tarifas a los consumidores si tienen que financiar RTVE. “Hemos escuchado a todos los sectores y hemos tratado de buscar la mayor complicidad con todos ellos”, explicó De la Vega.

“El Gobierno siempre va a velar por los derechos e intereses de los ciudadanos. Todavía está por ver que las ‘telecos’ trasladen este coste -el 0,9% que tendrán que aportar- a los ciudadanos. Hay empresas de telecomunicaciones que tienen importantes beneficios. No parece que se pueda entender que lo que se paga en otros países de Europa no se pueda pagar en España”, respondió cuándo se le interrogó acerca de cómo afectará esta medida al bolsillo de los consumidores. “Es un sector estratégico, es verdad, pero para elllos también es muy importante el sector audiovisual”.

Servicio de calidad

Entre las propuestas incluidas en este anteproyecto de Ley, la vicepresidenta destacó que los nuevos ingresos públicos sólo podrán ser destinados a actividades de servicio público, lo que supondrá la prohibición para pujar por derechos de “contenidos de gran valor”. Por ejemplo, los derechos deportivos, a excepción de los Juegos Olímpicos. Además, incrementa en un 20% la obligación de TVE de invertir en cine español.

“El Gobierno ha abordado este anteproyecto de ley con el objetivo de acercarnos a los modelos públicos que hay en Europa”, desgranó De la Vega. De hecho, la vicepresidenta citó a la BBC como ejemplo de televisión pública de éxito sin publicidad. “El éxito no tiene que ver con tener o no publicidad, sino con tener un modelo definido y saber lo que se quiere. Nosotros sabemos que queremos un modelo solvente, transparente y competitivo”.