Españoles podrán ver TV en los celulares

 

Era cuestión de tiempo. Y ya está aquí. Es el primer teléfono móvil que aterriza en España con la gratuita y entretenida capacidad de sintonizar la Televisión Digital Terrestre (TDT), el modelo LG-HB620T. Cuestión de tiempo porque ya la compañía fabricante, la coreana LG, lanzó en mayo en nuestro país el primer dispositivo con esa función (en el reproductor multimedia T80) de mini tele. Cierto es que éste integra una pantalla de tres pulgadas y el LG-HB620T una de LCD panorámica de dos pulgadas. Y aunque en principio pueda resultar algo pequeña, a cambio la compañía ha llevado su tecnología y experiencia en televisores y ofrece una alta resolución.

Y es precisamente la nitidez y el colorido de las imágenes -gracias a un chip exclusivo- una de sus bazas junto con la facilidad para manejarlo y disfrutar de los contenidos de la TDT, tanto de la TV como de la radio. «Grosso modo», despliega la antenita, le da al botón «TV» y selecciona canal. Ya está, nada más.

La sintonización de canales es automática y el cambio de una a otra cadena, inmediato. Según en la zona en que se encuentre podrá ver unas u otras. Es capaz de albergar hasta 30. Todo, claro, siempre y cuando esté en una zona con cobertura de TDT, que abarca al 88 por ciento de la población, de acuerdo a los últimos datos del Ministerio de Industria.

Pero eso ya no depende del teléfono. En sitios con buena cobertura no es necesario ni desplegar la antena, según se vio en la presentación del teléfono en el centro urbano de Madrid. La antena, por cierto, tiene un aspecto un tanto frágil. Pero en realidad se le ha dotado de flexibilidad precisamente con el fin de que no se rompa, matiza el fabricante.

Para terminar el «modo TV» decir que su batería en esta función da para dos horas y media de forma ininterrumpida. Suficiente para no quedarse sin ver el final de la película. No piense que se le va a quedar la mano dormida de sujetar el teléfono para ver los Juegos Olímpicos: al ser de tipo concha, se abre de tal manera que se queda «sentadito» en una mesa. Aunque como TV sea pequeña, como teléfono tiene unas medidas que le hacen muy manejable (88,5 x 54,9 x 17,9 mm.).

Veloz con HSDPA

Pero la sencillez de uso de este teléfono móvil va más allá de la televisión. Como puede verse en la fotografía, desde la rueda de navegación se puede acceder con un solo clic al buzón de mensajes y correo, a la agenda de teléfonos, a las carpetas con los archivos de fotos, vídeos, juegos y gráficos en flash y a la «musiteca».

Para guardar canciones tiene una memoria interna de 100 Mb, ampliable hasta un máximo de 4 Gb con tarjetas micro SD.

Un dato destacable como móvil con capacidad para conectarse a internet: está preparado para adaptarse a la velocidad de 7,2 «megas» (Mbps) ofrecida ya por algunas operadoras. O, lo que es lo mismo, es un terminal HSDPA o 3,5 G, es decir, que se conecta con el doble de ancho de banda que un 3G (3,6 Mbps).

En definitiva, las descargas y la navegación son más rápidas. Juzguen ustedes mismos el resto de características técnicas: cámara de 2 Mpx con zoom óptico de cuatro aumentos, «bluetooth» A2DP, USB 2.0, modo vuelo y manos libres; y, sobre todo, el precio: 429 euros. Se comercializa liberado y solo en El Corte Inglés, Media Markt y The Phone House.

________________________________________________

José Manuel Nieves / ABC

Alguien tenía que hacerlo, y ha sido la coreana LG, que se ha convertido en el primer fabricante de teléfonos que incluye en un terminal un sintonizador de TDT. Llevo ya un par de años preguntando a los jefazos de las operadoras el motivo por el que los móviles no permiten ver la programación en abierto, como si de un televisor cualquiera se tratara. Sus excusas y tecnicismos sólo disfrazaban una cosa: el intento (ahora fallido) de hacer que la televisión móvil pasara a través de las redes de pago. Ya saben, un vídeo de noticias de un minuto, un euro; un resumen de la serie favorita, tres.

Ahora, por fin, alguien se ha atrevido a instalar un receptor DVB-T en un móvil. Se saca la antena (como la de un transistor), se aprieta un botón… y a ver toda la programación gratis, como debe ser. El LG-HB620T se venderá en España desde el 1 de agosto. Pronto, los demás lo imitarán.