Fallleció ex animadora Gloria Jiménez Villarroel

gloria jimenezErnesto Carmona / Uno de los primeros “rostros” femeninos de las noticias por televisión del Chile de los años 70 fue Gloria del Carmen Jiménez Villarroel, quien falleció el miércoles 8 de septiembre en el hospital clínico de la Universidad Católica, tras una prolongada y penosa enfermedad.

La Chica del Tiempo del “canal de todos los chilenos”, animadora de Femenino 70 y conductora de las noticias nocturnas estelares de la televisión pública (Canal 7) durante el gobierno de Salvador Allende luchó valerosamente contra su enfermedad durante los últimos 30 años. La imagen de su cara juvenil se identificó con las noticias de Televisión Nacional (TVN) durante los años previos al golpe militar acaecido exactamente 37 años atrás. Y se marchó discretamente, sin farándula y lejos de la “compasión pública” que suele acompañar el último viaje de los pioneros del mundo del rating de la TV chilena, y también de los olvidados artistas y creadores del espectáculo.

 Gloria Jiménez trabajó codo a codo con Sergio Silva, otro inolvidable conductor de noticias de esa época, cuando TVN tuvo como director al periodista Augusto Olivares, amigo cercano de Allende, a quien acompañó hasta la muerte en el doloroso final del 11/9 chileno. También trabajó con Fredy Hube, Gabriel Muñoz y otras figuras de la primera década de la pantalla chica en blanco y negro.

 La conductora de noticias salió al exilio como miles de sus compatriotas que huyeron de la persecución criminal, prisión, muerte y tortura contra sus cuerpos en castigo a sus ideas políticas. La tortura que sufrió en vida fue causada por la enfermedad maldita que la atacó en Venezuela, pero no por culpa de Chávez, como diría CNN, y quizás también hoy las noticias de TVN, porque el mal apareció a comienzos de los ’80, cuando en ese país gobernaba otro presidente, también elegido democráticamente. Quizás sin darse cuenta contrajo la enfermedad en la entonces Alemania Occidental, donde vivió antes e incursionó en la señal de radio de la Deutsche Welle, o en Suecia, donde también residió por varios años.

 Dejó dos hijos treintañeros, Sebastián y Diego Rojas, pintor y productor de cine y TV, respectivamente. Casualmente, son sobrinos míos, y además la sobrevive Doris, su única hermana.

 La ceremonia de despedida se realizará este jueves 9, a las 11 horas, en el recinto de cremación del Cementerio Parque del Recuerdo de Santiago.