MENU

Foro sobre Medios de Comunicación Públicos se centró en la necesidad de comprender la Información y Comunicación como Derechos garantizados por el Estado

17 diciembre 2012 • Actividades

Observatorio de medios, Fucatel

El jueves 13 de diciembre a las 19:00 hrs. se realizó el foro ‘Medios de Comunicación públicos y profundización democrática’ organizado por la coordinadora de trabajadores de las comunicaciones, el cual contó con la participación del académico Manuel Antonio Garretón, la directora del Observatorio de medios Fucatel Manuela Gumucio, la presidenta del sindicato de La Nación Nancy Arancibia, el vicepresidente de la FECH Fabián Araneda y el embajador de Ecuador Francisco Borja.

El encuentro se realiza a 2 meses del anuncio del cierre del diario La Nación, y al mismo tiempo que en el congreso se discute la llamada ley corta de TVN, proyecto presentado por el ejecutivo, en el cual está en juego el rol público del ente estatal.

Durante el encuentro, se profundizó el debilitamiento de “lo público” como una tendencia general en nuestro país. Con respecto de los medios, el abandono de lo público es particularmente relevante ya que en Chile los principales medios de comunicación están ligados a grandes grupos económicos, lo cual ha derivado en una nula o precaria capacidad de sobrevivencia de medios independiente de comunicación, afectando el pluralismo y calidad de la información, y de esta forma también  el derecho a la información.

Tal como indicó el sociólogo y académico Manuel Antonio Garretón, del mismo modo que la educación, es el Estado el que debe garantizar el derecho a la información, para lo cual es fundamental la promoción de medios pluralistas que puedan distanciarse de las lógicas comerciales que hoy imperan, y aseguren el ejercicio del derecho de opinión y libre circulación de ideas, fundamentales para la democracia “Si no hay medios de izquierda, el Estado debiera promoverlos”, propuso como ejemplo.

En el mismo sentido, destacó la exposición del periodista y embajador de Ecuador Francisco Borja, quien se refirió al proyecto de Ley de Medios que se tramita en el Parlamento de su país, el cual tiene como objetivo precisamente garantizar el derecho a la comunicación.

Entre los artículos más relevantes, se contempla la distribución equitativa de las frecuencias radiales y televisivas: Un 33% para medios estatales, 33% para privados y un 33% para comunitarios (misma distribución del espectro contenida en Ley de Medios en argentina, próxima a entrar en vigencia). Otras normativas establecen que la industria financiera no puede ser propietaria de algún medio de comunicación, la defensoría del público y la distribución equitativa de la publicidad.

Sin embargo, hubo consenso sobre que una Ley con estas características es difícil de proponer en nuestro país, pues a pesar de las crisis institucionales que hoy nos abordan, el actual sistema de medios  –entregado a las lógicas del mercado- no ha sido objeto de cuestionamientos sociales transversales como ha sucedido con la educación. Esto, a juicio de Nancy Arancibia, presidenta del sindicato de trabajadores del diario La Nación, porque en nuestro país no existe conciencia que la comunicación e información son un derecho.  Manuela Gumucio, directora de Fucatel, puso como ejemplo el caso del canal nacional y la actual discusión en el congreso de una “ley corta” que busca ampliar el giro comercial de TVN, la cual de aprobarse sin las indicaciones recientemente introducidas para asegurar su rol público,  puede significar la privatización de éste. En cualquier país del mundo, indicó Gumucio, la posibilidad de privatización de la TV pública sería un escándalo, sin embargo en Chile no tiene ningún impacto tanto por el desconocimiento de la ciudadanía, como por el desinterés en los mismos medios de hablar de estos temas. Nos encontramos, por tanto, “prisioneros” de una TV que ofrece programaciones uniformes, de baja calidad, pauteados y poco interesantes, y una ciudadanía disconforme pero acostumbrada a la mediocre oferta televisiva nacional, en donde la programación del canal público no se distingue significativamente del resto. Un ejemplo de esto es la alarmante falta de debates en nuestra televisión, y la casi nula expresión que tienen en medios públicos movimientos sociales y grupos emergentes, los cuales han recurrido a redes sociales e Internet para poder expresar sus ideas y visiones, y compensar la nula visibilización que existe de ellos en medios masivos.

El Observatorio considera que la falta de regulación actual responde a un anacronismo que no se corresponde con el país que hoy tenemos, donde se hace cada vez más necesaria la regulación para evitar abusos del mercado y asegurar el ejercicio de derechos. Fucatel celebra la iniciativa de la coordinadora de trabajadores de la comunicación y el Colegio de Periodistas por promover debates para discutir sobre los medios de comunicación, y agradece la invitación para participar en el encuentro.

 

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »