Francisco Vidal:”Llegó el momento de fortalecer el carácter público de la TV”

Susana Freire / La Nación / Ayer se juntaron tres ministros de Estado. ¿El motivo? Dar a conocer dos proyectos de ley que regularán la llegada de la televisión digital y el nuevo rol que debe cumplir la televisión pública. Dentro de las medidas despachadas al Congreso destacan la limitación del período de concesiones a 20 años, el aumento de miembros del directorio de TVN y el incremento de recursos para el CNTV, todas medidas para que “nadie más critique la Televisión Nacional, porque es demasiada comercial”, aseveró Francisco Vidal.

En el marco de la discusión sobre cuál será la norma que se implementará en Chile para la llegada de la televisión digital, se dieron a conocer los dos proyectos de ley enviados por el Gobierno al Congreso, para reformular la transmisión de contenidos y el rol de Televisión Nacional, como canal público.

En conferencia de prensa realizada ayer, el ministro secretario general de Gobierno, Francisco Vidal, el ministro secretario general de la Presidencia, José Antonio Viera-Gallo y el ministro de Transportes y Telecomunicaciones, René Cortázar, ahondaron en los detalles del despacho de Proyectos de Ley de TVN y de televisión digital.

En la actualidad los chilenos vemos televisión un promedio diario de 2 horas cincuenta minutos. Una cifra baja si la comparamos con las 3 horas y cuatro minutos registradas en 2005 (datos según encuesta nacional de televisión que realizó Consejo Nacional de Televisión en conjunto con Adimark GFK, durante abril y mayo de 2008).

Pero más allá de las cifras, que son alentadoras, ya que refleja que los chilenos estamos abriendo los ojos al momento de ver los contenidos de la actual televisión, el Gobierno ha querido modificar la Ley N 19.132, publicada el 8 de enero de 1992, que surgió en un momento político muy particular: el término del régimen militar, el inicio de la democracia y el incremento sin precedentes en el consumo masivo de medios audiovisuales. Ley que ha tenido una buena evaluación, pero “el país ha cambiado y ha llegado el momento de profundizar el carácter público de la TV”, explicó Francisco Vidal, agregando que “la propuesta del Gobierno es hacer una televisión pública, más pública”.

Para que esto llegue a buen puerto se tomarán medidas como: entregar los instrumentos necesarios para que la TV pública no quede en desmedro frente al resto de la industria y “es por eso que explícitamente le permitiremos a esta televisión desarrollar otro tipo de actividades tales como la producción cinematográfica, radiodifusión, internet, la producción discográfica, etcétera”, adelantó el secretario de Estado.

Otro de los puntos a modificar será el aumentar el número de integrantes del directorio, que actualmente está conformado por seis miembros, más el presidente, que es elegido por el Jefe de Estado. El proyecto de ley consigna que debe ser ampliado a ocho con el objeto de incorporar más visiones de ámbitos como el cultural y artístico, entre otros. Este punto también trata de “romper con la exclusión del directorio de TVN, para que todos los chilenos se sientan representados por este directorio”.
CAMINAR Y MASTICAR CHICLE

Chile es el único país del mundo donde a la televisión pública se le pide que cumpla con su rol y que se autofinancie. Para revertir esta realidad se plantea el deber de Televisión Nacional de participar en concursos públicos, que están destinados a promover el bien común. “Y es por eso que simultáneamente en la Ley de Presupuesto (aprobado anteayer por la Comisión Mixta del Parlamento) se incrementó un 100%, de 2 mil millones a 4 mil millones de pesos el fondo que administra el CNTV, el cual permite a los canales y a las productoras independientes producir televisión de mejor calidad y contenidos”, dijo Vidal.

Por otra parte, se dispone la posibilidad de otorgar aportes especiales, mediante la Ley de Presupuesto, que no excedan de un 5% del total de su presupuesto anual.

“Creemos que con la aprobación de esta ley en el Parlamento nadie más podrá criticar la Televisión Nacional porque es demasiado comercial y deja de lado su carácter público. Este proyecto de ley permite que TVN camine y masque chicle simultáneamente”, aseveró el vocero de Gobierno.
CONCESIONES

El ministro de Transportes y Telecomunicaciones, René Cortázar, que comparó esta nueva revolución tecnológica como lo que sucedió antaño con el cambio de la TV en blanco y negro a la color, explicó los puntos más importantes del proyecto de ley que regulará la televisión digital.

Por un lado contempla la creación de un fondo administrado por el CNTV para que se desarrollen nuevos canales, en especial los regionales, locales y comunitarios. “Queremos lograr que se escuchen las voces, en especial las voces de diversas regiones y diversas comunas del país”, dijo el ministro, agregando que se reservará en el espacio radioeléctrico un lugar para los canales regionales, locales, comunitarios y también para los de difusión cultural.

Esta tecnología digital, también, revolucionará a la población nacional, ya que abrirá la posibilidad que se pueda recibir la televisión en celulares y se potenciará la interacción.

Tres puntos adicionales del proyecto de ley de la televisión digital serán que las concesiones que se entregarán de televisión digital tengan una duración de 20 años, una vez cumplido el período se puede postular a una renovación. Esto significa que los canales históricos perderán su derecho actual a operar indefinidamente. Ahora la ley será pareja. Aunque en la conferencia trascendió que los canales históricos tendrán reconocimiento a su condición de pioneros de la TV criolla.

También se contempla un plazo de ocho años, en que se va a transmitir simultáneamente la misma señal en la televisión actual y digital, mientras se produce el cambio de televisores y decodificadores. El último punto habla que mientras se tramita esa ley se definirá la norma a usar para la inminente llegada de la revolución de la televisión digital.