Grave crisis de la prensa internacional

medios-crisis-1Observatorio / Cada día aparecen nuevos antecedentes sobre la crisis que golpea a la prensa mundial. Despidos masivos, cierre de suplementos, eliminación de las versiones en papel de importantes periódicos, bancarrota de conglomerados comunicacionales, son parte de un panorama complejo, en especial para los trabajadores de los medios de comunicación que son amenazados por una de las peores olas de cesantía  de que se tenga recuerdo en el gremio.

“Impresos en caída libre”, “la última tirada”, “fusiones de periódicos”, “desaparición de diarios regionales”,  son titulares que se repiten y que dan cuenta del descalabro de la prensa, atribuible en parte a la crisis económica, pero fundamentalmente a los profundos cambios que han experimentado los medios tradicionales con la irrupción de los medios digitales.

Los últimos reportes de la prensa europea y norteamericana, informan de la declaración de quiebra del grupo Sun -Times, de un plan del gobierno británico para revitalizar la prensa local y de la rebaja en los sueldos de la planta del The New York Times.

EFE / Nueva York
El grupo editorial Sun-Times Media se declara en bancarrota

El grupo de prensa estadounidense Sun-Times Media, propietario del diario ‘Chicago Sun-Times’ y de otros muchos periódicos locales, presentó ante las autoridades su declaración de bancarrota debido a sus problemas económicos.
El ‘Chicago Sun-Times’ informó en su edición digital de que la dirección del grupo de comunicación presentó la documentación correspondiente ante un tribunal de Delaware y que la firma seguirá operando los periódicos y propiedades digitales que aún cuenta en su haber.
El director ejecutivo en funciones del grupo, Jeremy Halbreich, indicó en un comunicado, según el diario de Chicago, que mediante esa decisión podrán “explorar el potencial de venta de activos o una nueva inversión que nos ofrezca una mejor oportunidad para proteger nuestras propiedades mediáticas a largo plazo”.
Halbreich indicó también, según el diario, que la decisión de declararse en bancarrota había sido difícil, pero esencial para que “la compañía restablezca su capacidad de sostenerse a sí misma y de tener operaciones beneficiosas. Merece la pena luchar por ello”.
Asimismo señaló que el objetivo, además de mantener sus propiedades impresas y en ediciones digitales, es preservar “tantos trabajos como sea posible”.
Uno de los principales acreedores de ese prestigioso grupo de prensa estadounidense es el Servicio de Rentas Internas (IRS), a quien le debe 608 millones de dólares por pagos atrasados de impuestos y de multas del anterior propietario, Conrad Black, que está en prisión por robo en las arcas corporativas.
El periódico indicó que el grupo mediático Sun-Times aunque afectado por el descenso de la publicidad, no tiene deudas con los bancos, y que es su deuda con la hacienda pública lo que ha motivado sus problemas a la hora de lograr nuevo capital.
Halbreich indicó también que el grupo seguirá negociando con el IRS para poner en marcha un plan de negocio firme, al tiempo que informó de que han contratado a la firma Rothschild para que trate posibles ofertas de eventuales compradores.
El grupo Sun-Times en una carta dirigida a sus lectores en la edición digital del ‘Chicago Sun-Times’ asegura que “esta acción no significa que la firma o los periódicos se vayan a cerrar”.
Agrega que seguirán publicando sus periódicos y páginas digitales, entre los que se incluyen el ‘Chicago Sun-Times’, el ‘SouthtownStar’, ‘Beacon News’, ‘Courier-News’, ‘Herald News’, ‘Lake County News-Sun’, ‘Naperville Sun’ y ‘Post-Tribune’, así como otras publicaciones semanales.
Según la documentación presentada ante los tribunales, ese grupo posee activos por 479 millones de dólares y una deuda de 801 millones, dijeron otros medios estadounidenses.

—————————————————————————————————————————————-

ministro de cultura británico, Andrew Burnham
ministro de cultura británico, Andrew Burnham

El Gobierno británico prepara un plan para revitalizar la prensa local

Europa Press / No habrá subvenciones para los periódicos locales en el Reino Unido. En medio de la crisis que desgasta a la prensa y ante los primeros planes de las autoridades norteamericanas para salvar este sector, el ministro de cultura británico, Andrew Burnham, ha puesto freno a esa posibilidad.
Sin embargo, Burnham ha dado fe de su interés por ayudar a superar las vacas flacas a los diarios menores: “Este tema está en este momento en primera posición en mi bandeja de entrada”, ha declarado al ‘Scaborough Evening Newz’.
En ese sentido, el ministro se ha mostado partidario de lanzar “un paquete de medidas” para garantizar la supervivencia de los periódicos locales, entre los que, según ha reconocido, ya “hay 50 o más periódicos que han cerrado en lo que va de año”.
Por lo tanto no se ofrecerán subvenciones, pero sí se tomarán cartas en el asunto entre las autoridades británicas. “Ha surgido la cuestión y se verá si el Gobierno puede aumentar el gasto en publicidad en los periódicos en vez de en las carteleras o en las paradas de autobus”, ha afirmado Burnham, que ha añadido: “He pedido a la Sociedad de Editores que me envíe una lista de las maneras de las que el Gobierno puede ayudar”.
Para ser más exactos, la propia Sociedad de Editores ha alertado al Ministerio del serio peligro que corren los periódicos locales. La actual postura de predisposición de Burnham fue apuntada por el ministro de Cultura esta misma semana en el Parlamento, donde anunció que comenzaría una “investigación” para remediar este problema.

—————————————————————————————————————————————–
‘NY Times’ bajará los sueldos de la mayor parte de sus empleados un 5%

Efe | Nueva York

El diario ‘The New York Times’ ha informado que reducirá el salario de la mayoría de sus empleados un 5% durante los próximos nueve meses. A través de su web, este recorte salarial se aplicará a los trabajadores no afiliados a sindicatos, incluidos los de la división corporativa, en el periodo comprendido entre abril y diciembre. A cambio, se les dará 10 días de vacaciones.
A su vez, los trabajadores afiliados a sindicatos han pedido a la editora del diario neoyorquino que esos recortes salariales se aplicaran tras peticiones voluntarias para evitar potenciales despidos.
Esta decisión se une a la también tomada por el rotativo para despedir a 100 de sus trabajadores, el 5% de su fuerza laboral de 2.000 empleados.
En 2008, la firma editora se resintió de la crisis que atraviesa la prensa escrita estadounidense por el descenso de los ingresos por publicidad, entre otros, y el conjunto de la economía, y perdió 57,8 millones de dólares, frente a los 208,7 millones que ganó un año antes.
La empresa, que también controla el ‘International Herald Tribune’, ‘The Boston Globe’, y otros 16 diarios y 50 páginas web, informó a finales de enero de que sólo en el cuarto trimestre vio cómo su beneficio caía un 47,8% respecto a 2007 y quedaba en 27,64 millones de dólares. Una cifra que aun así superó la previsión de los analistas.
De este modo, la empresa iniciará las consultas con el sindicato que tendrá que decidir si aprueba o rechaza ese planteamiento, que todavía no se sabe si podría afectar a los trabajadores del ‘Boston Globe’.
Los recortes que este grupo de comunicación estadounidense, que en total emplea a 9.346 personas, aplicaría a otros diarios y páginas web bajo su control, sería del 2,5% a cambio de cinco días libres.