Historia de la Tierra: la geología según la TV

tierra Sebastián Montecino / L a Nación / La ciencia y la televisión no suelen relacionarse de manera amistosa. Los rigores del método no calzan con los tiempos y necesidades narrativas de la pantalla con demasiada frecuencia y resulta común escuchar quejas respecto a la inexactitud flagrante de tal o cual programa. Una excepción son los documentales de divulgación científica, shows en donde la necesidad de trasmitir conocimiento se convierte en protagonista prioritario.

No estoy diciendo que programas como “El Universo” de History Channel (sólo por poner un ejemplo), sean paradigmas de la precisión. Están hechos para las masas y las masas responden mejor a las llamadas emocionales que a los discursos racionales. En ese sentido, la priorización de las temáticas se ve afectada por elementos ajenos a la ciencia misma y mucho más mediáticos que rigurosos.

Pero en un mundo en donde el conocimiento se ha especializado hasta hacernos perder la vista panorámica de los problemas, los documentales de este tipo se convierten en una oportunidad cierta de ampliar nuestro alcance visual y tener alguna remota idea sobre lo que están haciendo en las parcelas de al lado.

Pienso en esto tras ver los primeros episodios de “Historia de la Tierra”, serie dedicada a la geología basada en el documental de dos horas “How the earth was made”, ganador de un Emmy el 2008 y que nos lleva en un viaje de proporciones épicas por los procesos que formaron este paraíso que llamamos Tierra. Y si digo épico, es porque en el camino hacia entender los tiempos y fenómenos geológicos los referentes temporales son inútiles y el ser humano queda apenas como un arañazo en la superficie, como un convidado de piedra que llegó en el último minuto al baile y que quiere protagonizar la fiesta.

Desde la profundidad de las fosas de las Marianas, hasta la sequedad del Desierto de Atacama, asistimos a una recreación narrativa que entretiene, informa, educa y despierta el interés por profundizar. Al igual que la reconocida “El Universo” (y cómo no recordar a ese pariente lejano en el tiempo llamado “Cosmos” de Carl Sagan), la serie consigue convertir una ciencia que al común de los mortales nos parecería un montón de piedras indistinguibles, en una historia fascinante si se tiene el interés para oírla.

Si se la pasa reclamando contra la vanalidad de la televisión, contra la estupidez y frivolidad de sus protagonistas, contra los valores torcidos y la ignorancia que exuda la pantalla de nuestro siglo (que ahora amenaza con idiotizarnos en alta definición), entonces “Historia de la Tierra” es una oportunidad para reconciliarse con la tele y, aunque no lo crea, usar la cabeza y la imaginación mientras la ve.

Título: Historia de la tierra

Género: Serie documental

En el cable: History Channel / Jueves, 00:00