Independencia de TVN cuestinada por rol de su presidente, RicardoSolari, en el comando de Giller impone urgencia a reformar su directorio

Fucatel, 09 de junio de 2017,

Desde la época en que se discutía el primer proyecto de ley de reforma a TVN se ha evidenciado la necesidad de reformar el directorio del canal público para profesionalizarlo y que su gobierno corporativo sea representativo de las nuevas fuerzas sociales y así dotarlo de mayor independencia del poder político de turno.

Sin embargo esta aspiración no ha sido acogida por el ejecutivo ni los parlamentarios. En el proyecto de ley que se discute (Boletín 6119-19), ha borrado los avances que se lograron en los primeros borradores y en los años previos de discusión parlamentaria.

Recordemos que actualmente es el presidente de la República, quien propone en un único acto a los  directores del Canal y el Senado aprueba también en una única votación  el directorio. Si bien la norma

De acuerdo al texto vigente, el presidente del canal público es designado libremente por el  Presidente de la República de turno, sin embargo la ley dice que la persona que se designe debe ser idóneo en el sentido que “garantice el debido pluralismo en el funcionamiento de la corporación”. Conforme a esta norma, en ningún caso el presidente del directorio debiera integrar un comando de un candidato, puesto que legítimamente levantaría sospechas sobre esta idoneidad.

Si a ello sumamos que los otros seis directores son designados por el Presidente de la República con acuerdo del Senado, en un solo acto, procurando  una composición pluralista. El Senado vota la nómina en un solo acto y la votación es secreta contrario a cualquier estándar de transparencia. Esto redunda en que el directorio sea el reflejo de las fuerzas políticas con representación parlamentaria.

Como podemos apreciar, la polémica se evitaría si se acogiera las propuestas de reformas al directorio de TVN que ha solicitado FUCATEL y la sociedad civil, realizadas en base a la recuperación de TVN como canal público y la comprensión de este medio como una plataforma de apoyo a la democracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *