Informe reservado con pros y contras de los “Grandes chilenos”:

El documento mencionaba las críticas más comunes a los 10 finalistas, pero sólo Isabel Allende recibió las explicaciones directas de Daniel Fernández, director ejecutivo del canal.

El programa terminó anoche con un fallo fotográfico: el ex mandatario venció a Arturo Prat por un estrecho 0,4% de las preferencias. A las 22:00 horas el sitio de votaciones estaba colapsado.

Soledad Gutiérrez / El Mercurio

Las expresiones del documento de trabajo que la producción de “Grandes chilenos de nuestra historia” entregó a los defensores de los 10 finalistas siguen provocando polémica. Ayer, Isabel Allende contó que el lunes 15 recibió una llamada de disculpas de Daniel Fernández, director ejecutivo de TVN. La diputada dice: “Me dijo con claridad que ese texto no representa ni al directorio ni al director ejecutivo. Dijo que lo lamentaban. Le respondí que yo también, porque es ofensivo y está de más de acuerdo al espíritu del programa”.

El texto, publicado por Reportajes de “El Mercurio” el domingo 14, se refiere a las críticas más comunes en contra de los finalistas. Entre otros puntos, Allende tiene en su contra críticas por “incapaz de gobernar” y “alcohólico”. A su principal competidor en la carrera, Arturo Prat, se le pone como contra: “Su heroísmo es un mito amasado y cultivado para borrar lo que en realidad fue una derrota”.

Sólo los herederos de Allende recibieron las explicaciones directas del canal, pese a que “El Mercurio” reveló el martes 16 la molestia de la Fundación Violeta Parra, la Fundación Neruda y el experto mistraliano Luis Vargas Saavedra. Ayer se sumó a las críticas Mariana Prat, descendiente del héroe de Iquique, en entrevista con radio Cooperativa.

En la gerencia de comunicaciones de TVN explican: “Nos enteramos por ‘El Mercurio’ de la molestia de Isabel Allende y por eso la llamamos. Ya publicadas la nota y la carta (también en “El Mercurio”) no llamamos más”. La misiva, firmada por Daniel Fernández, dice que el documento “no interpreta el criterio editorial que TVN ha definido para el programa”.

“Grandes chilenos” finalizó anoche, con más de cuatro millones de votos emitidos.

El ex Presidente derrotó a Arturo Prat

El colapso del sitio grandeschilenos.cl, anoche pasadas las 22:00 horas, era la última demostración de la férrea pelea que dieron durante dos meses los seguidores de Arturo Prat y Salvador Allende. Porque a pesar de que eran 10 los candidatos para el título de “Gran chileno”, el marino y el ex Presidente tomaron rápidamente la delantera y pelearon voto a voto el primer lugar, con el que finalmente se quedó el gobernante.

La diputada Isabel Allende hasta lágrimas derramó tras saber el veredicto que dio a su padre como ganador: “Estoy profundamente emocionada y orgullosa, no sólo por mi padre, sino porque hemos tenido la opción de conocer a 10 grandes personajes. Creo que de alguna manera se reivindicó a una persona que es un referente universal”.

El resultado fue estrecho: Allende se quedó con un 38,8% de las preferencias, mientras que Arturo Prat obtuvo el 38,4%. La diferencia fue de 15 mil votos. “Creo que los que apoyaron a Arturo Prat fueron más flojos que los seguidores de Allende”, comentó María de la Luz Prat, bisnieta del marino. Y aunque consideró que el sistema de votación fue “poco riguroso”, se quedó con una visión positiva del programa: “Fue un gran aporte”.

El episodio de anoche, que promedió cerca de 8 puntos de rating, se dividió en dos etapas: primero se transmitió el documental dedicado a Violeta Parra, la última finalista, y luego se reunieron los defensores para una conversación final.

Grandes polémicas

Las controversias de “Grandes chilenos” no son exclusivas de Chile. Desde que en 2002 la BBC hizo la versión original del programa que elige al personaje más importante de cada país, se han desatado polarizados debates políticos. Ocurrió con “Great Britons”, el original inglés, que dio como ganador a Winston Churchill (en la foto), primer ministro durante la Segunda Guerra Mundial. Algo similar sucedió en Portugal el año pasado, con la holgada victoria para Antonio de Oliveira Salazar, fallecido dictador del país luso durante casi 40 años. En Rusia, el programa está en desarrollo, y el triunfo inicial de Stalin generó un movimiento a favor del Zar Nicolás II, actual líder de la votación.