Internet gratis en Santiago: Ya no es necesario pagar para estar siempre conectado

internet jóvenesNadia Cabello / El Mercurio / Plazas, clínicas, cafés y restaurantes son algunos de los sitios que permiten a los capitalinos contar con WiFi gratis.

El no tener internet en la casa ya no es excusa para no estar «conectado». Sólo en el sector centro y oriente de Santiago hay más de un centenar de espacios públicos que tienen WiFi abierto y gratis para la comunidad.

El catastro hecho por «El Mercurio» descubrió plazas, edificios públicos, restaurantes, cafés e incluso clínicas que permiten a la población navegar gratis en internet.

La Plaza de la Ciudadanía, el barrio universitario de República y los centros cívicos de Vitacura y Las Condes son algunos de los lugares al aire libre que cuentan con este servicio.

La Plaza Ñuñoa también implementó hace un par de años este sistema de internet liberado. Hoy, el servicio no está disponible en la Plaza 19 de Abril (anverso a la Plaza Ñuñoa) debido a los trabajos de los más de 300 estacionamientos subterráneos que se construyen.

De todas maneras, los cafés y restaurantes son por excelencia los sitios que más se han preocupado de tener disponible banda ancha inalámbrica para sus clientes. Además de las cadenas Starbucks y McDonald’s, los locales más pequeños han adoptado esta modalidad para que profesionales y estudiantes puedan trabajar allí con sus computadores portátiles.

Más de setenta locales del sector centro y oriente de la capital tienen este servicio y en internet es posible encontrar mapas colaborativos donde la comunidad los recomienda.

La mayoría está ubicada principalmente en el barrio Lastarria y en el eje Providencia-Apoquindo. Principalmente para los estudiantes, el Café del Centro de Extensión de la Universidad Católica, la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile y el Campus Vicente Kovacic II de la Universidad Central tienen sus redes de banda ancha abiertas, lo mismo que la mayoría de los servicentros de la capital.

Algunos municipios se han preocupado de brindar internet gratis a sus vecinos. Así es posible encontrar WiFi en la Casa de la Cultura de Ñuñoa, la Corporación Cultural y las sedes de Vitavecino y Vitanet en Vitacura, los tres cafés literarios de Providencia (Bustamante, Santa Isabel y Balmaceda) y el Centro Comunitario Padre Hurtado en Las Condes. Además, los edificios consistoriales de Las Condes y Vitacura y sus alrededores tienen disponible la banda ancha inalámbrica.

Asimismo, en algunas clínicas también los pacientes pueden navegar en internet. La Alemana y Las Condes tienen abierta su red gratuita en salas de espera, cafeterías y salas de hospitalización, mientras que en la Santa María los pacientes deben pedir una clave para ingresar a la web.

Los proyectos WiFI en carpeta

En otros sectores de la capital también buscan entregar a sus vecinos WiFi gratuito. Se trata principalmente de iniciativas municipales que buscan paliar la brecha digital. El Departamento de Informática de La Florida espera que a partir del próximo año haya banda ancha gratuita en todo el entorno del edificio consistorial, entre las calles Vicuña Mackenna Poniente, Serafín Zamora, Cabildo y Vicuña Mackenna Oriente.

En Maipú, la empresa Stel instaló 249 antenas para «iluminar» toda la comuna con un servicio de banda ancha que sólo necesita instalar los receptores. Los privados trabajaron el proyecto junto al municipio, y se entregarán 200 conexiones gratuitas para juntas de vecinos, clubes deportivos, clubes de adultos mayores y otras, los que deberán postular a un concurso público que se abrirá a mediados de octubre. También se habilitarán 40 conexiones en salas cunas, jardines y colegios municipalizados.

En Puente Alto están buscando la fórmula para aumentar la penetración de Internet. Hoy tienen WiFi en el edificio de la municipalidad y sus alrededores, además del Centro Bibliotecario ubicado en Concha y Toro 507.

Un proyecto emblemático es el de conexión inalámbrica de Internet en los parques Araucano y Juan Pablo II. El alcalde de Las Condes, Francisco de la Maza, explicó que «hace muchos años que hemos tratado de poner WiFi allí, pero las empresas se han resistido, ya que iluminar estos espacios públicos se contrapone a sus intereses. Ahora nuevamente estamos buscando alternativas».