Jimmy Wales y Wikipedia: el factor geek

Alberto Fuguet / El Mercurio / Revista El Sábado / La semana pasada, el creador de la enciclopedia más grande y famosa del mundo, tuvo un agitado paso por Santiago, durante el cual fue el expositor principal del seminario de Líderes Jóvenes 2008 de revista “Sábado”. El escritor Alberto Fuguet se entrevistó con él entre reunión y reunión para hablar del fenómeno wiki.

La noche antes de juntarme a desayunar con Jimmy Wales, que venía a Santiago a dar varias charlas y clases magistrales, decidí inscribirme para así editar y contribuir a la enciclopedia más grande del mundo. Lo que partió como un deseo de saber más y conocer “en terreno” dio paso a una suerte de wiki-adicción. Terminé hundido en el ciberespacio, yendo de link en link, editando, corrigiendo, inventando posibles nuevos “artículos”. Nunca había aportado a Wikipedia y, después de un par de “contribuciones”, algunas ligadas a mí o a gente que conozco, pero también con términos e información relativa a la “trivia chilena”, apagué mi computador sintiéndome levemente satisfecho, casi orgulloso, como si hubiera estado todo el fin de semana preparando una exposición para mis compañeros de Séptimo Básico acerca de los dinosaurios.

En efecto, hay algo intensamente infantil y nerd en Wikipedia y eso es, no cabe duda, el secreto de su éxito. De su éxito abrumador y arrollador de este “invento” que no existía hace 7 años y que hoy todos creen indispensable.

Los que no conocen Wikipedia, quizás no deberían seguir leyendo esto. O, al menos, deberían parar y e ir a www.wikipedia.org aunque, como me dijo después el propio Jimmy, son pocos los que van directamente al sitio, lo importante es que cuando tienen alguna duda y lo “googleen”, las respuestas están. Desde quiénes son los vecinos de Los Simpsons al origen del Shyrah, pasando por los datos esenciales de la ex ministra Yasna Provoste. Si uno se topa con esa información entonces alguien ya pensó en eso (uno o varios wikipedios); su aporte -gratituito, anónimo, nerd- ahora será “infomación pública”.

Jimmy Wales, claro está, tiene su “entry”. El que está en inglés es el más completo y controversial (entre otras cosas porque él mismo lo ha modificado, algo que sólo en EE.UU. podría transformarse en tema y, según el propio Wales, en el resto del mundo “es considerado sobrevivencia humana”), pero esto es lo que su propia enciclopedia dice acerca del fundador en idioma español:

Jimmy Donal Wales, llamado comúnmente “Jimbo” Wales (nacido en Huntsville, el 7 de agosto de 1966), es el co-fundador de Wikipedia. Nació en Huntsville, Alabama, Estados Unidos, se graduó en la Universidad de Auburn y Alabama. Junto con Larry Sanger, Wales fundó Wikipedia, una enciclopedia basada en el concepto wiki y el modelo de software libre.

Wales es actualmente presidente emérito de la Fundación Wikimedia, 1 una fundación sin ánimo de lucro situada en San Francisco. Wales ha declarado que se vio influido, durante su juventud por los libros de Ayn Rand. 2 Mientras estudiaba en la universidad, fue dueño y moderador de una lista de correo denominada “Discusión moderada en Filosofía Objetivista”.

Wales no es muy alto, es más bien colorín, y usa chaquetas con cuello mao que, según gente de la red, tiene que ver con su obsesión por el personaje de Keanu Reeves en la saga The Matrix. Wales no es millonario pero vive como si lo fuera o, lo que quizás es más efectivo, tiene todo lo que necesita y, para más remate, sabe qué es lo que necesita. Dinero ha tenido; un ego satisfecho, no tanto. Esto que parece una frase de auto-ayuda es clave para entender a Jimmy Wales y el fenómeno de Wikipedia: no todo se hace por dinero. Y eso que el dinero no lo compra todo, es verdad. El dinero no compra lo que él mismo llama “cool”.

Wikipedia es cool y, de paso, su fundador también lo es.

Hay cosas que el dinero no puede comprar.

Parte de su fortuna viene de cuando era yuppie y especulaba con la Bolsa pero, sobre todo, por charlas y conferencias. Wikipedia es una fundación sin fines de lucro y eso es lo que lo ha hecho quién es: Wales tiene más que claro que no todo se transa y que si la información apareciera al lado de avisos comerciales para desodorantes o automotoras que están a punto de quebrar, toda la magia de esta energía geek podría desvanecerse. Por eso ahora está apostando por negocios que sí sean negocios en el sentido tradicional, como un buscador que le haría la competencia a Google, pero a mí ese tema no me atrae demasiado ni creo que lo logre. Ya va a pasar a la historia con Wikipedia.

Esto me tiene dando vueltas desde hace unos días: ¿cómo logras construir un imperio no basado en la remuneración ni el lucro?

-La gente tiene ganas de participar. Si la comunidad así lo quiere y cuenta, además, con las estructuras adecuadas, se convierte en algo factible, algo que empieza a funcionar, mutar, expandirse. La gente más leal es la que te hace las cosas gratuitamente. Son, en el fondo, tus amigos, pero para eso, todos tenemos que estar en la misma. Muchos creen que a todo el mundo sólo le interesa el dinero y la codicia, pero quizás están hablando de ellos mismos. Wikipedia me he hecho creer mucho en el ser humano, en su deseo de conectarse, de hacer el bien, de seguir reglas y, a la vez, de usar esas mismas reglas para crear. Lo otro con que no contaba, y quizás fue un error porque yo fui o sigo siendo uno de ellos, es el factor geek.

-¿Cómo?

-Los que hacen que Wikipedia sea Wikipedia es que hay muchos, muchos hombres (casi el 90 por ciento son varones) que son ases en la red, pero socialmente son algo torpes. Son jóvenes, inteligentes y educados y necesitan botar su energía y potenciar su creatividad. Son geeks.

-¿Geeks?

-Sí, geeks.

Según Wikipedia, un geek es:

(pronunciado “guik” IPA /gik/) es una persona con una gran fascinación por la tecnología y la informática. Se describe en cierto modo como un estilo de vida y una forma de ser. Su objetivo es hacer o utilizar tecnología por diversión y/o por el reconocimiento que conlleva, prácticamente siempre por el simple placer de hacerlo. Un geek se distingue por vivir en el mundo de la tecnología. El término “geek” en el idioma español está relacionado sólo con la tecnología, a diferencia del uso del término geek en el idioma inglés, que tiene un significado más amplio y equivalente al término español friki.

?Si Wikipedia tuviera un modelo tradicional, es decir, si hubiera contratado gente para que escribiera los artículos, ¿no funcionaría?

Me consta: así partí y así fue como me fue mal. De nuevo: el factor geek no lo había contemplado ni menos el factor diversión.

-¿Es divetido ser un wikipedio?

-Claro que sí. Por eso lo hacen y por eso lo hago. Todos necesitamos sentirnos héroes. Y cada persona sabe algo único, tiene un expertise, y eso lo pueden compartir.

-¿Tú eras de esos adolescentes que leían el libro de récords de Guinness?

?Tenía una pasión por las listas. Adivina: me dicen que en la próxima edición aparezco yo.

-¿Bajo el geek más famoso del mundo?

-No -se ríe-. Bajo la Enciclopedia más grande del mundo.

Wales, como toda persona que debe hablar de lo mismo muchas veces al día, tiene sus propios talking points como si la vida fuera una presentación. Estuve con él a lo largo de un día y me di cuenta de que era capaz de sentirse muy cómodo como centro de mesa. Doce horas después de trabajo constante, asistí a una comida privada donde, durante al menos hora y media, sentado en un sofá, fue blanco de decenas tras decenas de preguntas donde él se dedicó a responder sin pestañear, algo que me dejó entre impactado y, no sé por qué, deprimido.

?¿Por qué el factor gratis es, en efecto, un factor?

-Porque en todas partes te pagan mal o te explotan o te sientes abusado. Aquí todo es transparente. Mira: mucha gente trabaja mejor gratis si ellos pueden hacer lo que quieren. Por otro lado, por el contrario, cuánta gente que es pagada, incluso bien, siente un nudo en el estómago y terminan apenas pueden, cumplen y huyen o trabajan mal.

-¿No es explotarlos?

-Todos nos sentimos parte de algo mayor. Y todos desean ser reconocidos, de una u otra manera: nosotros creemos en los amateurs o en aquellos que no sienten que sólo son lo que son. Tenemos médicos que escriben de los Muppets, abogados que contribuyen con turismo o cine. La gente es más que su trabajo. Aquí pueden contribuir tanto un amateur, como un estudiante o un profesional. El talento puede estar en todas partes, pero cuando ese talento no es reconocido o remunerado o tomado en cuenta suceden dos cosas: una gran frustración o un gran aporte a la red.

Luego me mira, serio:

-Imagina un mundo en que toda persona del planeta se le entrega acceso libre a la suma de todo el conocimiento humano. Eso es lo que estamos haciendo.

Vaya que es bueno, pienso. Vaya que se tiene fe y confianza.

Wales cree que el ser humano es esencialmente bueno y llevado por el afán de construir más que de destruir.

-La hipótesis es que la cantidad de los que quieren causar daño es pequeña en comparación con la que quiere hacer el bien. En consecuencia, lo que hace Wikipedia es dar apoyo a los que tienen ganas de dar, en tanto que los propios participantes bloquean a los destructivos.

También ve a la población de internet como “inmigrantes y nativos”.

-Explícame.

-La mayoría llegó a este mundo como adultos en contraste con aquellos que nacieron digital y siempre lo han tenido. Este grupo, claro, es extremadamente joven. Hay todo tipo de inmigrantes, tal como los inmigrantes reales: algunos apenas hablan el idioma de su nuevo país y otros se han convertido en verdaderos nativos. Los wikipedios, los que colaboran y escriben y aportan a Wikipedia, por ejemplo, tienden a ser tipos de 25 años hacia arriba y, si lo piensas, aunque parecen nativos, cuando ellos tuvieron doce, internet recién estaba partiendo. Wikipedia no tiene más de 7 años. Claro que los años de internet son como los de los perros: en 2003, por ejemplo, la red era otra red, era casi otro mundo. Todo cambia y crece y muta en forma exponencial. Y uno de los segmentos más fieles son aquellos hombres, de entre 25 a 45 que, a pesar de haber llegado ya más adultos a internet, uno pensaría que se criaron con ella. Cuando yo era chico, el símbolo generacional, del poder joven digamos, del poder infantil-preadolescente, era el control remoto. Yo lo sabía usar y sabía sacarle provecho. Mi padre me decía: anda a cambiar el canal, y yo sentía que vivía en otro planeta. Yo desde temprana edad entendí que éste no era del todo mi planeta y que debía vivir en otro.

-Planeta Wales.

-En la red puedes construir tu planeta o tu oficina o tu, no sé, garaje para ensayar. Se puede construir ese lugar de encuentro y no está limitado por lo geográfico.

-Es cierto, pero lo que más me impresiona es que también eliges a tus compañeros de oficina, digamos.

-Así es: tu lugar, ya sea un blog, un sitio, un chat room, lo que sea, es un lugar amoldado a tu gusto. Esa gente que elegiste. Gente con que te sientes confortable

-Lo que es un agrado. Pero no sientes que hay algo profundamente antinatural en eso. Digo: el ser humano, por siglos, ha tenido que crecer y vivir en ambientes hostiles.

-Sólo podías elegir a tus amigos y a tu pareja y a tus hijos.

-Exacto. Ahora en cambio alguien puede pasarse buena parte de su vida en compañía de amigos.

-¿Te parece malo?

-Para nada, pero sí es nuevo. Algún efecto tendrá a largo plazo…

-No sé qué efectos tendrá, pero sin duda es algo nuevo. Antes se asociaba nicho con muerte, oscuridad, un sitio donde uno se enterraba. Hoy hay nichos dentro de nichos dentro de nichos.

-¿No crees que puede ser otra forma de enterrarse?

-No creo. Aquellos fanáticos de un grupo de rock eventualmente van a querer saber lo que dicen aquellos que desprecian ese grupo de rock. Creo que siempre es mejor hacer lo que a uno le gusta o te hacer sentir bien. Lo que antes era, digamos, el terreno de los artistas, de un poeta, ahora es de todos: quizás no llegues a nadie, quizás nadie te lee o te comprenda, pero sabes que estás haciendo o participando en algo colectivo. Y en la red se busca conexión de todo tipo. No se puede explicar que miles y miles de personas aporten trabajo, información, incluso emoción, a Wikipedia sin el factor emocional.

?¿Hay vida fuera de la red?

?A la gente le gusta tildar el ciberespacio como si fuera un lugar distinto, ajeno, a nuestro mundo. Creo que en 50 años les va a parecer raro que se hablaba así. Hoy no hablamos del espacio teléfonico. Cuando la gente habla por teléfono, o ahora por celular, no es que estén en otro espacio, en otro mundo, están en éste, pero están hablando por teléfono. Están comunicándose y hablando, sin duda, acerca de cosas que les pasa en este mundo. El teléfono no es más que una herramienta para que la gente le hable a la gente. Internet es lo mismo, y partió como comunicación vía escrita, ahora posee imágenes, movimiento, voz. Los teléfonos, de hecho, también ahora poseen lo mismo. El ser humano sigue humano.

-Es naturaleza humana 101.

-Algo así. Y la red no puede sino parecerse a la comunidad. YouTube no está alterando la realidad, la está reflejando. Es como cuando veías Los Picapiedras y Los Supersónicos: eran casi el mismo show, sólo cambiaban los juguetes y los inventos.

¿No es un poco ingenuo creer en la bondad humana, en articular un gran proyecto en la idea de confiar en la bondad de los extraños?

Durante un tiempo esa fue la noción que mucha gente tuvo de internet. Y creo que esa noción entre aterradora y fatalista tuvo que ver con la idea de que en la red uno podía ser anónimo. Y, de algún modo, es cierto: es más fácil ser anónimo en la red, pero no es menos verdad que una vida anónima o, más aún, la vida de alguien que está escondido o en fuga, es una vida en extremo agotadora y donde buena parte de tu energía tiene que destinarse en justamente mantener ese anonimato. Porque una cosa es ser anónimo o tímido y no hacer nada malo y otra es ser un vándalo anónimo. Y, en un principio, ciertos softwares permitían que la gente pudiera, en efecto, comportarse como bestias. La gente asocia anónimo con bárbaro, pero no creo que necesariamente una cosa implica la otra. Algunos lo son, pero es la excepción. Tal como en la vida, la mayor parte de la sociedad cumple y obedece y apoya y suscribe las leyes básicas de convivencia. Lo bueno del sistema wiki es que controla a aquellos que son unos patanes, a aquellos que se comportan mal… y los que lo controlan son los mismos que están interesados en hacer un aporte.

-Hoy la posibilidad de existir, de tener tu voz, aunque sea una voz anónima.

-Mucha gente hoy existe en la red y esa posibilidad de poder llegar a más, los ayuda a crear su identidad. Y lo que hacen es, a la larga, escribir. Acerca de ellos y de sus sentimientos o de cosas que les interesan. Y esa suerte de empoderamiento es lo que hace que la gran mayoría de los usarios cuide la red, no son vándalos y, en casos, como Wikipedia, se comporten bien.

-Todo está basado en la palabra escrita, además, lo que no es un tema menor.

-Por fin los padres pueden respirar y darse cuenta de que no ha llegado el fin de la civilización. Los chicos leen, escriben, navegan, linkean. Cuando entro a una secundaria o una universidad y me aplauden de pie como un rockstar por ser el inventor de una enciclopedia pienso “qué onda”. O sea, cuando yo era adolescente, si el editor en jefe de la Enciclopedia Británica hubiera ido a mi univeridad, sólo los tipos con más espinillas hubieran asistido. Que me reciban como ídolo es, creo, una señal de que la civilización no se va a acabar o que, en efecto, ya se acabó.

Jimmy Wales entonces se ríe y se nota que está contento, feliz, que se siente a gusto.

-O sea, Wikipedia es cool

-Es cool, sí. Y geek

-¿Los geeks ahora son cool?

-Eso lo dijiste tú, no yo.