José Emilio Pacheco: “La poesía dialoga muy bien con internet”

pachecoJoaquim Ibarz / La Vanguardia / “A los 70 años ya no hay esperanza y sin embargo quisiera creer que aún puedo aprender y escribir mejor que antes”, dice el ganador del Premio Reina Sofía.  Figura central de la literatura mexicana. Poeta, ensayista, traductor, novelista, periodista y cuentista, la reciente concesión del XVIII Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana reivindicó su figura y su obra.-¿Quién fue primero, el poeta o el narrador?
-No es fácil intentar todo al mismo tiempo. De manera inevitable unas personas conocen los versos, otras se interesan por la prosa. Hay tanto que leer: a nadie puedo exigirle que me siga en todos los libros.

-¿Qué peso tiene la narrativa en su obra?
-Parte de mi trabajo periodístico podría considerarse también narrativo. El año pasado intenté no un poema sino un cuento en verso. En el siglo XX el verso fue vehículo casi exclusivo de la poesía lírica y renunció a dominios como el relato y el drama, que siempre habían sido suyos. El verso frena por su naturaleza misma nuestra tendencia natural a la verbosidad. Es veloz y conciso.

-¿Qué reflexión hace de su obra al cumplir 70 años?
-A esta edad ya no hay esperanza y sin embargo quisiera creer que aún puedo aprender y escribir mejor que antes.

-¿Qué significa ser poeta, con tanto bombardeo de imágenes e información?
-La posibilidad del silencio, un diálogo íntimo entre dos personas que no se conocerán nunca.

-¿La poesía puede dialogar hoy con las nuevas tecnologías?
-Dialoga muy bien. Es increíble la cantidad de poemas que hay en internet. Es algo que pertenece por naturaleza a los jóvenes.

-¿Octavio Paz eclipsó al resto de los poetas mexicanos? ¿Qué relación tuvo con él?
-Paz no eclipsó a nadie. El problema es que somos veinte países, cada uno con una poesía propia. Con Octavio tuve una relación que duró 40 años. En algún momento fue inevitablemente más que difícil. Por fortuna acabó bien y con una gran cercanía. En el último año de su vida hablábamos por teléfono todas las noches.

La Vanguardia
The New York Times Syndicate