Justo es reconocer. TVN fue ayer un verdadero canal público, pero en el cable

El caso Longueira ha permitido que el país se abra a un debate de mayor interés que la ingeniería política con que la TV nos alimenta a diario. Ayer fue un día luminoso en TVN. Fue notable el esfuerzo que se hizo por ir más lejos de los hechos políticos, por abrir un debate, por entregar información sobre los avatares de la  psiquis o del alma. Vía Pública tuvo muchos de los elementos que definen la buena televisión. Había diversidad de escuelas psiquiátricas representadas que pudieron expresarse con calma y el conductor contribuyó con su vivencia al factor “hot” de la TV. Un programa que respondía a la necesidad de las audiencias y que, sin pretender entregar una verdad absoluta, mostraba que estamos en una sociedad que piensa y eso tranquiliza los espíritus.

El menú diario de la TV, en oposición a esto, es fuente de profunda angustia. Los ciudadanos sentimos que no están presentes en la programación diaria visiones disonantes del lugar común cotidiano.  En cambio, esa posibilidad de compartir reflexión e información diversa, abierta, no necesariamente concluyente, es lo que se pide cuando se llama a la TV pública  a jugar un rol cohesionador de la sociedad.

En oposición a esto, la intervención del sociólogo  Eugenio Tironi el día anterior en el noticiario de CNN con una duración larguísima, resultó una fuente de angustia. Escuchar propósitos tan aberrantes como que el estado mental del candidato debiera ser, tal como se hace con la aspirante a ser secretaria, sometido a test antes de ocupar su puesto, sin una contraparte que haga presente la complejidad, sutileza, dinamismo de los estados mentales, no aporta a la conversación nacional. Por suerte, el autor de estas ideas reconoció a poco andar que él mismo podía no ser muy equilibrado. Los periodistas fueron tomados por sorpresa y no pudieron abrir el espacio sobre la marcha.

Esperamos que lo que hoy destacamos de TVN podamos encontrarlo igualmente en la señal abierta la cual, a diferencia de su señal 24 horas, informó sobre esto sólo en sus noticieros, donde por un asunto de formato no dan espacio suficiente a los debates y entrevistas que un tema así requiere.