La cita en que el Vaticano dio su apoyo a la venta de Canal 13 a Andrónico Luksic

andronico_luksicGuillermo Muñoz / Reportajes El Mercurio / Ignacio Sánchez viajó a Roma entre el 30 de agosto y el 6 de septiembre, donde explicó la operación por la que la Casa de Estudios se desprendió del 67% de la estación televisiva. En distintas reuniones, los representantes de la Santa Sede manifestaron su aprobación ante la decisión tomada en Chile.

Una virgen y una cruz elaboradas con cobre y lapislázuli, fueron los dos regalos con que el rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, se dirigió rumbo a la Plaza San Pedro, en Roma, la mañana del pasado viernes 3 de septiembre.

Junto con los obsequios, el médico de 49 años también llevaba la inquietud de conocer cuál sería la reacción del Vaticano ante la venta del 67% de Canal 13, operación que explicaría en los dos encuentros que había agendado ese día.

A primera hora, Sánchez tenía reunión con el secretario de la Congregación para la Educación Católica, Jean-Louis Bruguès y, luego con el presidente del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, Claudio María Celli.

Sobre ambas reuniones, la Universidad Católica informaría una semana más tarde, a través de su página web, donde también aparecieron imágenes del encuentro.

Una solicitud protocolar

En los altos círculos académicos de la UC explican que no hay ninguna normativa explícita, ni debería haber tampoco una regla no escrita, que obligue a la Universidad Católica a pedir autorización al Vaticano para una operación comercial como la venta de Canal 13.

Sin embargo, la magnitud y simbolismo de la decisión ameritaba que como deferencia se le informase a la Santa Sede de las características del acuerdo al que la UC llegó con el empresario Andrónico Luksic, el 6 de agosto pasado.

De hecho, la reunión con Bruguès habría sido solicitada antes de conocerse la venta de la estación televisiva.

Por tradición, los rectores recién asumidos de la Universidad Católica acuden a la Santa Sede para presentarse y Sánchez, que había asumido en marzo, aún no sostenía ese encuentro.

La necesidad de reunirse con Celli sí debió surgir después, cuando se cerró la operación con Luksic.

Audiencia con el Papa

Ignacio Sánchez viajó a Italia con su esposa, Salesa Barja, y fueron recibidos por el Papa Benedicto XVI en una audiencia general realizada en la residencia de descanso del pontífice, en la localidad de Castelgandolfo, 18 kilómetros al sureste de Roma.

En la ocasión y según quienes conversaron con el rector después del encuentro, le habrían agradecido el saludo enviado a los trabajadores atrapados en la mina San José, pero ciertamente no hubo ninguna mención a la venta de Canal 13.

Muy distinto fue el caso de las reuniones posteriores.

De hecho, el nuncio apostólico en Chile, Giuseppe Pinto, había enviado a Roma un completo informe con los detalles de la operación.

En la UC afirman que seguramente Bruguès había leído el informe, porque estaba muy enterado de las características de la venta y habría tratado el tema con Sánchez en una reunión a puertas cerradas.

Luego, el prelado de origen francés condujo a Sánchez hasta la oficina del prefecto de la congregación, Cardenal Zenon Grocholewski, para efectuar un breve saludo.

El visto bueno final

Si con el prelado francés la conversación sobre venta del Canal 13 fue más bien breve, con el Cardenal Celli el tema fue tratado extensamente durante el encuentro que se extendió por cerca de una hora.

Celli también conocía en profundidad los detalles de la operación y seguramente también recordaba con nitidez los buenos años de Canal 13 durante la década de los 80, cuando el actual cardenal vivía en Chile y trabajaba como secretario del nuncio de entonces, Angelo Sodano.

Según explicó el propio Ignacio Sánchez -en una carta en que contó a la comunidad de la UC su viaje- la operación comercial fue el principal tema de la cita y el rector se habría explayado sobre los argumentos que tuvo para concretar la venta.

El cardenal italiano, en tanto, le manifestó su interés de que con la llegada de la televisión digital la Universidad Católica pueda contar nuevamente con una señal abierta.

En el entorno académico de Sánchez relatan que, sin embargo, lo más importante fue que el rector salió muy contento del encuentro porque sintió el pleno respaldo y comprensión de Celli por la venta, pese a que la operación ya había sido visada por el Cardenal chileno Francisco Javier Errrázuriz.

Aunque se desconocen las palabras exactas, la señal del Vaticano fue clara en cuanto a que respaldaba la venta.

Al finalizar el encuentro, Celli recibió de manos del rector la cruz de cobre y lapislázuli. La virgen había sido destinada al arzobispo Bruguès.

Operación se cierra entre el 25 y 30 de octubre

Entre el 25 y el 30 de octubre debería terminar de concretarse el proceso por el que Andrónico Luksic Craig adquirirá el 67% de la propiedad de Canal 13.

Si bien el acuerdo entre el empresario y la Pontificia Universidad Católica fue firmado el pasado 6 de agosto, la operación denominada due diligence -revisión administrativa y contable de una empresa- tomó finalmente más de dos meses.

Por la operación, Luksic desembolsa 55 millones de dólares, con los cuales se debería cubrir la actual deuda de la estación televisiva.

Según estipula el contrato, la universidad mantiene el 33% de la propiedad de la nueva sociedad. Además, existe una cláusula que establece que la casa de estudios tiene derecho preferente para recomprar el 17% de las acciones de la estación televisiva en el caso de que quiera igualar el control de su socio.

En el Vaticano, en tanto, afirman conocer bien a Luksic, quien tuvo una participación destacada en la instalación de una estatua de Santa Teresa de Los Andes en uno de los jardines interiores de la Santa Sede. La opinión vaticana sobre el empresario también sería positiva.

La carta en que el rector explicó a la comunidad académica su visita a Roma y sus reuniones con las autoridades pontificias

«Querida Comunidad UC:

Quisiera informarles que la semana pasada realicé mi primera visita oficial a Roma como rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile. En la oportunidad, tuve un emotivo encuentro con Su Santidad, el Papa Benedicto XVI, donde pude manifestarle el cariño, aprecio y lealtad de toda nuestra comunidad universitaria y entregarle una medalla de la UC. El Papa envió un saludo a todos los profesores, alumnos y funcionarios que hacen de la Universidad Católica una institución de excelencia dentro de la Iglesia.

Además, me reuní con monseñor Jean Louis Bruguès O.P., secretario de la Congregación para la Educación Católica de la Santa Sede. Un dato importante es que en el mundo existen 1.300 universidades católicas, sólo 18 de ellas son Pontificias y la nuestra ocupa un lugar destacado dentro de este pequeño grupo. Conversamos sobre la selección de académicos y los estímulos para la investigación que existen en la UC. Monseñor se mostró particularmente interesado en conocer el tiempo que disponen los profesores para realizar sus trabajos de docencia e investigación. Además le informé de las actividades que están organizando la Pastoral y la VRA para el análisis y actualización de la carta apostólica Ex Corde Ecclesiae . Ellas se realizarán en distintos campus durante los próximos meses y monseñor Bruguès me pidió especialmente que le hiciera llegar los documentos y las conclusiones.

Finalmente, me reuní con monseñor Claudio María Celli, presidente del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales. Conversamos en profundidad sobre el tema de Canal 13 y pude detallarle las razones que nos llevaron a incorporar un socio estratégico. Le pareció interesante poder contar a futuro con un canal universitario de señal abierta, cuando la ley de televisión digital chilena lo permita. Estaba en pleno conocimiento de todo lo realizado y manifestó su apoyo y oraciones para que el proceso culmine según lo planificado, lo que agradecí a nombre de toda la comunidad UC.

Me ha parecido muy importante compartir con todos los miembros de la Universidad los temas de estas reuniones para mantenerlos siempre informados. Les envío también un gran saludo para ustedes y sus familias en estos días en que Chile celebra su Bicentenario».