La defensa de la TV pública como nuevo fenómeno

Opinión de Fucatel

 

Ha sido de alto interés la campaña que la propia red de TVN ha hecho para apoyar la entrega de fondos del Estado al canal de TV pública. Al mismo tiempo, la repercusión en las redes sociales ha permitido saber que muchas  figuras públicas quieren que siga existiendo un canal público. Fucatel en múltiples artículos de opinión ha lamentado la escasa importancia que los  canales, en general, y TVN a las diversas discusiones que han tenido lugar sobre el medio. Si bien el sentido y la urgencia de estas manifestaciones son loables, es necesario hacer notar la grave falta cometida en el pasado. La ley de TV pública ingresó al congreso en noviembre el año 2008, de esa fecha a hoy dia, salvo un debate, la TV no ha sido tema para el Canal Público.  Esto es incomprensible. Tras este rechazo a compartir con la ciudadanía  la relevancia para todos los ciudadanos de este medio y la necesidad por lo tanto, de regularlo,  esconde  por parte de los canales comerciales una ideología bien clara. Ellos sienten que en su calidad de dueños ,  tienen plenos poderes para hacer con el medio lo que les parezca, a eso llaman la libertad de expresión, que se subentiende como la de ellos y desconocen sus obligaciones en materia de pluralismo y diversidad. Era esperaba que la TV pública no se prestara para restarle a los medios de comunicación el status de gran tema de sociedad. Es y ha sido siempre el sentido de us existencia el ser un contrapeso de los otros canales, no lo fue en este tema como en muchos otros.

Esperamos que los parlamentarios resuelvan entregar los fondos  necesarios para que TVN invierta en infraestructura para ingresar a la era digital, que con esto se convierta en una locomotora del proceso cooperando así a una mayor democratización de  los medios. Y esperamos aunque haya sido tarde su comprensión de participar a todo el país los desafíos que supone una TV pública, continue en un futuro cercano a abrir sus pantallas a este tema central para hacer de la igualdad del acceso a la información, una realidad.

 

u libertad y no la de toda la sociedad que

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *