La ficción en el nuevo escenario televisivo chileno

c udenta conmigoOBSERVATORIO / Acaba de aparecer el tercer informe del Observatorio Iberoamericano de la Ficción Televisiva, Obitel, entidad integrada por nueve países de la región que han constituido una red de monitoreo comparativo del espacio audiovisual de Iberoamérica. En la parte correspondiente a Chile se revisan, entre otros temas, los 10 títulos más vistos de la ficción televisiva chilena del año 2008, los programas más destacados en esta categoría y el contexto audiovisual en que se produce la ficción en nuestro país.

El documento, preparado por el Instituto de Estudios Mediales de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica, se inicia con un capítulo de información general, donde lo primero que se visualiza es un acercamiento en el rating promedio anual de los cuatro canales que se disputan el liderazgo. Megavisión aparece con el mayor promedio anual, desplazando a TVN al segundo lugar y a Canal 13 al tercero. Mientras tanto, TVN se mantiene a la cabeza del rating en los servicios informativos, seguido, en el segundo lugar, por UCTV y Chilevisión.

Se destaca como un hito importante para la TV chilena, en 2008, la inauguración de dos canales de 24 horas de noticias en el cable, el envío del Ejecutivo al Parlamento de dos proyectos de Ley para la transición a la TV digital en Chile y la tendencia de los últimos diez años al decrecimiento constante de la percepción de satisfacción de las personas en relación a la TV abierta frente a un alza en la satisfacción de la gente ante la TV cable y satelital. Según el estudio la “audiencia parece estar reclamando más diversidad programática a la TV abierta chilena, la cual sería mejor lograda por un servicio digital con más canales de programación temática y segmentada”.

Se establece, asimismo, en el análisis, una relación entre los diversos formatos televisivos y la participación de las audiencias. La novedad en relación a otros años es el alza en la categoría información con un 25 % de audiencia, siendo superada sólo por la ficción con un 37 % y desplazando a espectáculos que tiene un 21%. En la categoría información se demuestra que el consumo (25%) es muy superior al porcentaje de emisión de los canales que apenas alcanza el 19%. En el caso de los animados ha bajado fuertemente el consumo, 13%, en relación a su exhibición que representa un 24 % de tiempo en pantalla. Esta baja puede ser atribuida, según el documento, al alto consumo de los canales infantiles en el cable. De acuerdo a datos proporcionados por VTR, principal operador de TV cable en Chile, de los canales “top ten” del cable 2008 los cuatro primeros lugares son ocupados por estaciones televisivas que exhiben fundamentalmente programación infantil.

dónde está ElisaBaja sistemática de la ficción chilena

En otra tabla se compara el origen de la ficción en televisión. Se demuestra cómo ha crecido la ficción de origen norteamericano (36%) en relación a la ficción nacional que sigue a la baja con un 28 %, después de la latinoamericana con un 32 por ciento. TVN destaca por ser el canal que transmite mayor porcentaje de programación nacional con un 75 % de productos chilenos en el área ficción y el que menos es Megavisión con un 20 %.

En cuanto al rating obtenido en la ficción, la lista es encabezada por “El Día Menos Pensado”, seguido por “El Señor de la Querencia, ambas producciones de TVN,  y “Los 80 más que una moda”, de Canal 13, entre otros programas. Se puede apreciar en las teleseries de de las 20:00 horas, donde tradicionalmente se ha producido la mayor competencia entre canales en este género, una baja significativa de audiencia de un 8 % menos, si se comparan los últimos cinco años. Este dato se presenta en el contexto de una baja general de la TV abierta equivalente a un 11.8 % y, paralelamente, un alza del 6.5 % en el cable. Esta declinación de la TV abierta tiene su correlato en la disminución en los niveles de satisfacción de las personas respecto a los canales tradicionales y con el antecedente complementario de que los medios mejor evaluados por la gente son la radio y la TV cable/satelital.

los 80 1Lo mejor de la ficción nacional

En el capítulo dedicado a lo mejor de la ficción chilena durante 2008, el documento parte destacando la caída en sintonía de las telenovelas que van de las 20 a las 21 horas y la incorporación de nuevos actores a la competencia de la ficción nacional vespertina. Luego distingue, a grandes rasgos, dos modelos de telenovela, uno más ligado al melodrama tradicional y otro que tomó aspectos del sitcom estadounidense, “uno que consiguió mantener la fidelidad al público adulto y otro que logró atraer con éxito a la audiencia que más ha caído, los jóvenes”.

En el documento se menciona la cercanía del Bicentenario del país como el pretexto que han usado los canales para lanzarse en proyectos que recuperan la historia de Chile. En esta línea se encuentran series como “Héroes” de Canal 13, donde se mezcló las gestas militares y políticas con la vida cotidiana y doméstica de algunos próceres de la patria; y “Epopeya”, de TVN, un docu-reportaje que permitió el diálogo entre las versiones de Chile, Perú y Bolivia sobre la Guerra del Pacífico. También el 2008 fue el año de los estrenos de época con cinco títulos de distintos canales que corresponden a intentos de recuperar el pasado: “Paz”, “Grandes Chilenos”, “Litoral”, “Los 80” y “El Señor de la Querencia”. El estudio plantea que en la mayoría de estos programas se mezclaron personajes ficticios con ambientes y diálogos que resultaron coherentes con los contextos sociales del pasado. Se rescata el programa Los 80 de Canal 13 por haber aprovechado con mayor claridad el potencial del lenguaje televisivo, donde la referencia a los conflictos políticos y económicos de aquella época “son marginales y están mediados por la experiencia y los sentimientos de los Herrera, la familia protagonista”. De la misma manera se destaca la teleserie vespertina de TVN “El Señor de la Querencia” por retratar un tema social contemporáneo a través de la telenovela.

Canales temerosos del cambio

Finalmente, la investigación hace referencia a los problemas actuales de la industria televisiva, distinguiendo dos modelos muy distintos para la producción de ficción: un grupo de canales (TVN, UC TV y CHV) que produce ficción chilena que es premiada con alto rating por la audiencia, y otro grupo (encabezado por La Red y Telecanal y al cual se plegó Megavisión en 2008) que no produce ficción nacional y privilegia la exhibición de ficción estadounidense y latinoamericana. También se distingue en la investigación dos modelos de industria televisiva: la tradicional con alta producción propia, representada por TVN y Canal 13, y los nuevos canales privados que son más pequeños y compran ficción a productoras externas que tiene costos fijos y de producción muy inferiores al modelo industrial tradicional de los canales que son productores y emisores al mismo tiempo. El documento advierte que aquellos canales incapaces de incorporar las innovaciones de producción industrial de los tiempos que corren se exponen a sufrir los embates económicos que suele acechar a los “temerosos del cambio”.