La implacable guillotina del nuevo Canal 13

Soledad_Onetto_OwnedObservatorio / La razzia en Canal 13 a partir de la venta del 67 por ciento de su propiedad al grupo Luksic sigue cobrando víctimas. Ahora le tocó a la periodista y conductora Soledad Onetto, una de las figuras aparentemente más cotizadas por la estación, ex animadora del Festival de Viña, reportera estrella de grandes acontecimientos, experta en nuevas tecnologías y con miles de seguidores en Twitter. Estos galardones al parecer no terminaron de convencer al nuevo jefe del departamento de Prensa Jorge Cabezas, quien le anunció que no estaba dentro de sus planes para el noticiario Teletrece y dejó la conducción en manos de Iván Valenzuela y Constanza Santa María, obligando a la rubia conductora a anunciar su renuncia por “incumplimiento de contrato”. Tal como lo había sugerido nuestro Observatorio, al quedar la Universidad Católica con un porcentaje minoritario de la propiedad se hacía muy posible que las viejas lealtades se fueran a pique y se iniciará una implacable “limpieza” que permitiera sacar de su crisis financiera a una estación que hace mucho rato permanece en el cuarto lugar de sintonía y ha visto mermados sus ingresos publicitarios de manera dramática. El ocaso de la TV universitaria católica ha traído, entre otras consecuencias, la pérdida de poder de rostros y ejecutivos que durante la antigua administración parecían inamovibles.

Lea a continuación en los siguientes enlaces, artículos relacionados y una crónica aparecida hoy en LUN:

La salida de Soedad Onetto de Canal 13 / El Mercurio

Cinco facetas en la carrera de Soedad Onetto / La Segunda

Canal 13 perdió la sonrisa angelical de Onetto / El Mostrador

Soledad Onetto es sacada del noticiario central / La Tercera

La guillotina se instaló en Canal 13 / Observatorio de Medios

Disputa entre católicos por venta de Canal 13

Enrique Niño / LUN

El rumor estaba en el ambiente desde diciembre

Tormentosa salida de Sole Onetto de Canal 13

H ace poco más de un año, Soledad Onetto figuraba con su sonrisa eterna animando el Festival del Viña del Mar junto a Felipe Camiroaga. Era pura felicidad, pero el terremoto del 27 de febrero cambió todo y la rubia tuvo que dejar los vestidos de diseñador y los tacos aguja por pantalones y zapatos gruesos, porque era uno de los principales rostros del departamento de prensa de Canal 13. Ese cambio, que para muchos fue natural y hasta positivo, fue el inicio de un largo y tortuoso camino que llevó a la salida de la profesional de la ex estación del angelito.

En agosto del año pasado, Jorge Cabezas, director de prensa de Televisión Nacional, anunciaba su desembarco en Inés Matte Urrejola vía Twitter. “Dejo equipo de prensa extraordinario en TVN. Voy al 13. Andrónico Luksic quiere construir un canal pluralista, independiente y contingente”, decía. Para Soledad Onetto, su llegada fue decidora. No pasó mucho tiempo para que se enterara de las aprensiones de Cabezas a su incursión en el Festival de Viña. Según ella, su nuevo jefe pensaba que se había desperfilado.

A fines del 2010 comenzó a filtrarse que la intención de las nuevas autoridades de Canal 13 era sacar a Onetto de la edición central de Teletrece y de la noticia dura, por lo que a principios de enero la profesional pidió explicaciones, pero estas no llegaron hasta el pasado lunes, cuando Cabezas le comunicó que salía de la edición de las 21 horas (su puesto lo tomó Constanza Santa María) y le propuso planes que, a los ojos de la periodista, eran difusos. “Sólo eran buenas intenciones. Porque eran proyectos sin equipos asignados, ni espacios, ni fechas (…) nunca un espacio equivalente a Teletrece”, aseguró en La Segunda. Con este escenario, Onetto decidió partir. “Sabía que este escenario podía venir. Lo alargaron innecesariamente. Ellos conocen mi posición hace dos meses. No he cambiado de opinión, por lo tanto, dejo Canal 13”, agregó para después informar su decisión a sus más de 355 mil tuiteros fieles: “Gracias a todos por su incondicional apoyo! Estoy segura que vienen grandes cosas! Seguimos conectados en tw (Twitter)”, decía.

Macarena Pizarro estaba en el médico cuando se enteró de la noticia, pero no le extrañó. “Yo le había escuchado que tenía ganas de explorar en otras áreas, sé que tiene capacidades para hacer mucho más que sólo conducción de noticias, es multifacética”, afirmó para rematar con una frase decidora: “En este medio nunca nada es tan sorprendente”.

Sobre el supuesto desperfilamiento de Onetto, Claudio Fariña, de TVN, lo descartó de plano. “No me parece inhabilitante seguir en las noticias por haber estado en el Festival de Viña. Cecilia Serrano fue Miss Chile y estuvo 14 años leyendo noticias”. Sobre el mismo punto, Macarena Puigrredón, ex Canal 13, recalcó que “ella hizo lo que consideró lo mejor para ella y también para las antiguas autoridades”.