La libertad de expresión y la polémica del video de la Reforma Tributaria

Observatorio Fucatel.

La polémica del video del Gobierno sobre la reforma previsional nos llama a reflexionar sobre la importancia del pluralismo y la libertad de expresión tan ausentes en Chile.

Polémica ha causado el video con que el lunes 28 de abril, el gobierno respondió a empresarios y sectores de derecha que acusan que la reforma tributaria será pagada por la clase media. Este es una reacción a otro video realizado por y la Asociación de Emprendedores de Chile (ASECH) habían realizado sus propios videos, en que sostenían que la reforma previsional la pagaría la clase media y las pequeñas empresas, a ello se suman las ingentes arremetidas de la prensa escrita en contra de la reforma tributaria.

En el video del gobierno se defienden las medidas que, según explican, logrará que los más ricos del país paguen más impuestos, y se corrija así una situación de desigualdad tributaria que permitirá al Estado contar con más recursos para financiar sus proyectos sociales y reformas políticas.

La reacción al video viral del ejecutivo fue inmediata. Patricio Melero, presidente de la UDI, indicó que el video del gobierno era falso, odioso e ideologizado, sosteniendo en La Tercera el mismo día del lanzamiento que   “insiste en la mentira de que no afectará a la clase media. Esta reforma si los afecta en el valor de la vivienda, en la disminución de la jubilación, en los menores beneficios para la pequeña y mediana empresa y en la caída del empleo”. El enojo también vino de parte de la ASECH, quienes lanzaron un segundo video de respuesta.

El hito de la controversia fue el día de martes en que a través de un requerimiento a Contraloría, parlamentarios de Amplitud, RN y la UDI, quienes acusaron la ilegalidad de la campaña y pidieron que, además prohibir que se siga trasmitiendo, se sancione a los responsables, porque además de considerarlo  falso y agresivo, señalan que el gobierno no podía gastar dinero público en una campaña de esta naturaleza.

En todo caso, soslayando un video viral no está sometido a los mismos procedimientos legales y controles  que una campaña de interés público o de gobierno. Si bien es útil que el Gobierno informe el origen de los recursos con los que el video fue elaborado, creemos que esta polémica nos distrae del problema de fondo, cual es que no existen contrapesos a los medios comerciales, de propiedad de los grandes capitales de nuestro país, sin que existan programas de debate, de información ciudadana o de educación tributaria a la ciudadanía.

El video forma parte del sitio www.reformatributaria.goc.cl, lo cual es legítimo e incluso necesario: el video invita a informarse a través de una página web con la información para que cada persona se informe y haga su propio juicio.   Los medios digitales desde hace mucho tiempo están facilitando la comunicación entre autoridades y ciudadanía, y este es un caso muy concreto de información que, sin ser una campaña de gobierno tradicional, no está mediada por medios de comunicación como noticiarios de TV, noticias en prensa, etc.

Como observatorio, además de considerar que esta polémica deja al descubierto la falta de equilibrio informativo que se ha generado en Chile por la excesiva concentración de los medios,  estimamos que los sectores que critican el video desconocen la atribución del Gobierno de hacer públicas sus posiciones sobre las reformas que ellos mismos impulsan.

Tal como queda demostrado en las declaraciones del timonel de la UDI, sobre la reforma tributaria hay dos puntos de vista completamente contradictorios: uno cree que va a afectar la clase media, y otro que va a afectar a los más ricos y beneficiar al resto. ¿por qué en internet no pueden circular dos videos virales que contengan las dos diversas opiniones? Implícitamente, hay sectores que  asumen que desde el gobierno deben  guardar silencio y mostrar neutralidad frente a los debates que generan sus propias medidas. Esto nos parece grave y atentatorio contra la libertad de expresión. La democracia requiere que los diversos puntos de vista estén al alcance de todos y por lo tanto es fundamental  que se asegure la posibilidad de trasmitir los mensajes de todos.