La necesidad de un diario público

diario público 2Observatorio / La Peuch, organización que agrupa a los periodistas profesionales de la Universidad de Chile, considera como “una afrenta a la libertad de opinión y de información de los chilenos” el inminente cierre del diario La Nación en su versión en papel. Advierten, además, respecto a la cantidad de periodistas que quedarán cesantes, de concretarse el anuncio del directorio de ese periódico, y lamentan que la autoridad no se comprometa a transformar La Nación en un medio público como TVN.

Lea a continuación el comunicado de la PEUCH:

CIERRE DE LA NACION:

AUMENTO DE LA CESANTÍA, LA EXPLOTACION Y LA CONCENTRACION

El anuncio de que el diario La Nación, — de 93 años de vida republicana y dictaduras excepcionales–, va a dejar de emitirse en papel para sólo seguir en su versión digital, es una afrenta a la libertad de información y opinión de los chilenos y una estratagema para deshacerse de un medio incómodo, para un gobierno cuya filosofía determina que el Estado debe dejar el campo libre a la empresa privada, incluyendo la operación de medios.

Si se concreta este anuncio, muchos periodistas quedarán desempleados y todos verán disminuir sus posibilidades de fuentes laborales. Quienes queden sufrirán la sobre-explotación por cuanto las condiciones laborales se deterioran, ya que el trabajo se multiplica donde no hay hora de cierre, y la jornada de trabajo es infinita y sin compensaciones.

Disfrazado de “modernidad”, este anuncio esconde la ninguna voluntad de seguir apoyando a La Nación aún cuando El Diario Oficial, donde aparecen las leyes que rigen la República, editado en la misma empresa, hasta ahora podía sostenerlo aportando un servicio más de información a la sociedad. Algunos diarios importantes de países desarrollados han tomado este camino, decisión difícil en América Latina donde la brecha digital impide el acceso universal al los diarios virtuales.

Si bien es cierto que la línea editorial que podría imprimirle el actual gobierno al diario actual no difiere de la de la mayoría de la prensa en nuestro país, es decir, la visión de la derecha política y económica, ha quedado en claro que no existía ninguna voluntad de hacer de La Nación un medio público, como Televisión Nacional de Chile, es decir, uno que representara a todos los chilenos, a su Estado con todas sus instituciones y organizaciones. Y se estaría farreando la oportunidad de dar a conocer, en un diario de carácter público, las distintas visiones de mundo que tiene la sociedad chilena en su conjunto y de este modo, ser una alternativa a los diarios del duopolio hegemónico.

Aun cuando La Nación en papel tenía dificultades de cautivar al público lector desde los kioscos, por su imagen de diario gobiernista, en versión digital menor opción tendrá de ser leído por los chilenos. Según las últimas cifras, sólo un tercio de los chilenos tiene conexión a Internet . En cambio el precio del diario de papel todavía es factible para el ciudadano de a pie.

Un comentario sobre “La necesidad de un diario público

Comentarios cerrados.