La otra reforma: Desde octubre cambian los contenidos de nuestra TV

Compartimos columna de  Antonia Laborde para El Definido sobre la norma de TV cultural obligatoria para la TV abierta desde el 1 de octubre.

tv cultural dibujo

El próximo mes entra en vigencia la normativa que obliga a cuadriplicar los contenidos culturales en la pantalla chica, con mejores horarios, mayor fiscalización y multas más grandes para quienes no cumplan.

Hace un par de años surgió un concepto para describir el giro que tomaban las parrillas programáticas de nuestros principales canales de televisión: La telebasura“. Esta expresión -que se utiliza en varios países del mundo-,  se refiere a cuando el morbo, el sensacionalismo y el escándalo, se toman las pautas con el fin de atraer a las audiencias.

Los realities adueñándose del horario prime y los programas de farándula cubriendo a sus protagonistas durante la mañana, lograron que hubiera consenso entre columnistas y críticos de TV, a la hora de definir que nuestra televisión cumplía bastante bien con los requisitos para definirse como telebasura. Sin embargo, lograban su cometido, y el rating les daba la razón a los canales a la hora de definir qué desconocido personaje se tomaría nuestra pantalla por tener una relación con alguna nueva famosa. Eso, hasta que a una década del lanzamiento de “Protagonistas de la Fama”, la gente se comenzó a aburrir.

El degaste del formato lo pagaron varios. Vimos (o dejamos de ver) cómo “El Juego del Miedo” y “El Experimento” fueron cancelados por baja audiencia, el reality “Trepadores” adelantó su final por la misma razón, “Amazonas”, se convirtió en la primera y única apuesta de Chilevisión en materia de tele-realidad por sus bajos resultados y así. La farándula, por su parte, no ha corrido una suerte muy distinta, aunque sí ha tenido menos víctimas: Alfombra Roja se despidió de la pantalla chica tras nueve años al aire, mientras que “SQP”, “Intrusos” y “Secreto a Voces”, los programas vespertinos que cubren el género en los principales canales, presentan significativas caídas en términos de audiencia desde el 2013.

¿Y dónde está el Consejo Nacional de Televisión?

Durante varios años, el Consejo Nacional de Televisión (CNTV), dentro de sus múltiples tareas, se dedicó a recibir denuncias y multar de manera progresiva el contenido que se mostraba tanto en los reality show como en los programas de farándula. Para el 2011, cuando los resultados de la Séptima Encuesta Nacional de Televisión arrojaron por primera vez que la farándula, los realities y los programas juveniles eran la principal causa de insatisfacción de los chilenos en relación a los canales nacionales, ya era demasiado evidente que algo había que hacer al respecto.

El 22 de mayo de este año se promulgó la Ley de Televisión Digital. Con ella, se presume que llegará a nuestras pantallas una programación más de nicho y por ende, más diversificada de la que encontramos hoy en los canales nacionales. Siendo este el primer gran paso para modificar los contenidos que se entregan a la audiencia, a partir de octubre ocurrirá otro, que dentro del CNTV lo califican como “una gran reforma dentro de la industria televisiva”.

Cuatro veces más cultura y en horario de alta audiencia

El 25 de agosto se publicó en el Diario Oficial la nueva normativa sobre programación cultural. Actualmente, los canales de TV abierta están obligados a exhibir solamente una hora de contenido cultural entre lunes a domingo, en cualquier horario. Bueno, desde el 1 de octubre las reglas del juego van a cambiar y se espera que así también la calidad de los programas.

La nueva normativa, que ahora también incluye a los operadores de cable satelitales, deberán transmitir un mínimo de cuatro horas de programas culturales, de las cuales al menos dos deberán ser transmitidos en horario de alta audiencia – entre las 18:30 horas y las 00:00 horas de lunes a viernes- y las otras, entre 09:00 horas y las 00:00 horas del sábado y domingo.

Ahora bien, ¿qué es un programa cultural? La normativa los define como “aquellos que se refieren a los valores que emanan de las identidades multiculturales existentes en el país, así como los relativos a la formación cívica de las personas, los destinados al fortalecimiento de las identidades nacionales, regionales o locales, como fiestas o celebraciones costumbristas, y aquellos destinados a promover el patrimonio universal y, en particular, el patrimonio nacional”.

Uno de los cambios más importantes, es que el nuevo reglamento no establecerá restricciones respecto a géneros televisivos, sino que estudiará cada programa y analizará si su contenido entrega o no cultura de calidad. El desafío por ende, es tanto para los canales como para el Consejo.

Otros cambios

Como la fiscalización tomará un rol mayor en esta nueva etapa, el Departamento de Supervisión del CNTV ampliará su equipo, el cual está integrado por un grupo de profesionales especializados y multidisciplinario. Además de fiscalizar que sean cuatro horas de contenidos culturales, ahora también deben poner sus ojos sobre el cumplimiento de la norma por parte de la televisión de pago, la que antes estaba excluida.

Las multas por incumplimiento son otra variable que aumentará con la nueva normativa. Si bien antes iban desde la amonestación, sin multa, hasta 200 UTM y 400 en caso de reincidencia, ahora llegará a las 1.000 UTM y 2.000 en caso de reincidencia.

La respuesta de los canales ¿qué se viene?

Respecto a si el Consejo aumentará el financiamiento, concursos y fomento para productos culturales, la respuesta está en veremos, por lo que serán los altos ejecutivos de los canales los que tengan que ponerse más creativos con los fondos ya existentes. De hecho, este año el consejo destinará $3.088 millones de pesos para la producción de programas culturales, cuando el año pasado la cifra fue de $3.756 millones.

De lo que ya se sabe hasta el momento, es que Mega traerá de regreso a la pantalla el programa “Tierra Adentro”, que muestra los diversos lugares, culturales, tradiciones y habitantes de nuestro país. Además, se estrenará “Nunca es tarde para la cultura”, bajo la conducción de Álvaro Escobar, quien hará entrevistas culturales en formato de late.

La Red ya reaccionó y lanzó el segmento “Cultura Verdadera” dentro del programa “Mentiras Verdaderas”, conducido por Jean-Philippe Cretton. El espacio irá los lunes a las 22:30 horas. También traen de regreso a “La tierra en que vivimos” con Sergio Nuño, un programa dedicado a la naturaleza y ecología de Chile, el que por muchos años fue transmitido por TVN. Además, se exhibirá un ciclo documental  “Hijos de las estrellas”, el que mostrará las maravillas del cosmos, descubriendo las relaciones que hay entre los pueblos latinoamericanos y el cielo y las estrellas. Por último, se repetirá la serie documental “Chile se moviliza” y “Una belleza nueva”, programa de entrevistas conducido por Cristián Warnken.

TVN ya estrenó “Niños Inmigrantes”, una serie infantil sobre la experiencia de quienes se han venido a vivir a nuestro país y cómo se han ido adaptando. Todo, desde la mirada de los hijos de extranjeros.“La odisea”, por su parte, muestra los miércoles en la noche los desafíos de aventura extrema a los que se someten sus conductores, lo que también se suma a las cuatro horas que debe cumplir la estación.

En cuanto a Canal 13, el cual exhibe la duodécima temporada de “Sábado de reportajes”, con espacios como “Lugares que hablan”, “Recomiendo Chile” y “Cultura salvaje”, entre otros, que llenan cuatro horas al aire los sábado, son parte de su parrilla cultural, a la que a partir del domingo 5 de octubre se suma la última temporada de la serie “Los 80”.

La pregunta ahora, es si estos programas lograrán cautivar a la audiencia y demostrar, en el people meter, que los chilenos efectivamente están ansiosos de más cultura. ¿Lo lograrán?