La otra televisión

franzaniBárbara Muñoz y Ernesto Garratt / Wiken / Este año se cumple una década del fin del mítico canal Rock & Pop. A modo de homenaje, buscamos dónde se están haciendo esos programas que nadan contra la corriente. Esos que no funcionan con el people meter on line ni tienen altos ratings, pero sí mucha inventiva. Y corazón. Y también calidad. Es la TV que nos gusta.

Cadena Nacional

El camino recorrido de Ignacio Franzani Va a cumplir tres años conduciendo “Cadena Nacional”. Esto es: cuatro temporadas al aire, más de 600 capítulos emitidos y casi 37 mil minutos en pantalla. Nada mal para alguien de 30 años. Por eso, hoy, el periodista Ignacio Franzani se siente (y se ve) más maduro. Más seguro frente a sus entrevistados. Más sólido en las contrapreguntas. Y más suelto en la improvisación. Tiene un camino recorrido. Él también lo sabe, y lo siente. En “Cadena Nacional”, el late show que conduce en Vía X, cada noche entrevista a dos figuras de la política, la cultura o el espectáculo. Y lo hace con relajo: tiene una hora para hincarles el diente a los temas que le interesan. Eso es un lujo y él lo tiene claro. En la TV abierta actual es muy raro dedicarle ese tiempo a la conversación. Por eso, aunque han intentando “levantarlo”, él no ha querido emigrar. “La TV por cable permite correr más riesgos, ofrecer cosas distintas, hacer contraprogramación. En la TV abierta una buena idea tiene que pasar demasiadas barreras para llegar a puerto, entonces se va diluyendo en el camino. Aquí es más fácil, hay más libertad y todo es a escala más humana”, explica. Aplicado y riguroso ?aunque a veces un poquito sobreactuado?, Franzani es considerado por la crítica como uno de los conductores con más futuro de la TV. L a V, 22 horas. Repeticiones: martes a sábado, 01:30 horas; sábado, 22 horas, y domingo, 15 horas. Por Vía X.

City tour

Federico Sánchez: genio y figura Federico Sánchez (45 años, arquitecto, director de la Escuela de Diseño de la Universidad Diego Portales) puso una sola condición para conducir “City tour”: no quería saber nada de planes de producción o de estructuras. El sistema de grabación sería el siguiente: el equipo se juntaría a tomar un café (los lunes a las 13:30 horas), discutirían cosas que les parecieran interesantes, luego tomarían el auto y partirían hacia donde el destino los llevara. Cuando algo les llamara la atención (una señalética, una casa fea, un espacio sin sentido), pararían. No tendrían una pauta previa. Y así fue. “Esto es como un jam session. No sabemos lo que vamos a tocar, pero de que sabemos tocar, sabemos. Eso sin duda”, dice. “City tour”, que transmite Canal 13 Cable, es un fiel reflejo de la personalidad de Sánchez: extraño, pero genial. Y en él, el humor y la cultura se mezclan de maravillas. En cada capítulo, Sánchez sale a recorrer la ciudad junto a Marcelo Comparini, pero este último no se ve en pantalla, sino sólo se escucha como voz en off. La idea es que la cámara sean sus ojos, los ojos de un tipo normal, que se hace preguntas normales sobre la ciudad. Sánchez responde esas inquietudes con ironía, humor y sin pelos en la lengua. “Tengo susto. Nunca me había acercado tanto a un monstruo”, dijo una vez, mientras la cámara se movía y mostraba una casa. Una casa real. Y fea. El programa, que surgió de la amistad que Comparini y Sánchez arrastraban desde el tiempo de “Plaza Italia”, ya tiene la categoría de “culto” y cientos de televidentes que lo siguen. Basta ver los blogs y foros de internet. ¿Tendría, un programa así, cabida en la TV abierta? “Chuta, no sabría qué decirte. Es que no sé nada de televisión. No veo nada de televisión abierta”, dice él, “para mí esa es una pregunta irreductible”. Viernes, 22 horas; sábado, 19:30 horas; domingo, 21:30 horas, y lunes, 2, 8 y 18 horas. Por Canal 13 Cable.

Música Maestra

Sebastián Errázuriz: El debutante Sebastián Errázuriz (33) confiesa que ve televisión tarde, mal y nunca. Sólo las noticias y “¿Dónde está Elisa?”. Nada más. Tampoco tiene TV cable. Para poder mirarse a sí mismo, tiene que ir a la casa de su papá. Desde abril, este compositor ?autor de la ópera “Viento blanco”? conduce “Música Maestra” en el canal Artv. Ahí despliega su expertise e intenta desmarcarse del típico programa de música clásica, modernizando tanto el contenido (con conciertos más recientes) como la “forma”. Lo dirige Verónica Calabi y se graba en la azotea de un edificio, con la cordillera como paisaje de fondo. Aunque es evidente que Errázuriz no tiene experiencia en TV (a veces no sabe qué hacer con los brazos o qué postura tomar), su incomodidad pasa a un segundo plano gracias a los datos que aporta acerca de la biografía del compositor o de la obra, o bien gracias a los “tips” en los que dice en qué fijarse durante los conciertos. “Le entrego al público elementos que sirvan para guiarlos. La gente disfruta mucho más si le explicas el contexto de una obra. Eso produce un auditor más activo y ése es mi gran desafío. Quiero que la gente no piense en la música clásica como una música de fondo y nada más”, dice Errázuriz. Miércoles, 23 horas. Repetición: viernes, 22 horas y domingo, 19:30 horas. Por ARTV.

El lado C

Comparini: El que no se da por vencido Marcelo Comparini ha tenido una relación de amor/odio con la TV. Va y vuelve, entra y sale, la deja y lo dejan. Pero siempre hace lo que le gusta. Ahora conduce “El lado C”, en Canal 13 cable, un late show con el que homenajea a Conan O?Brien, uno de los rostros más graciosos de la TV gringa. “Conan tiene un sentido del humor muy rápido y, bueno, me identifico con él”, dice. “El lado C” es un valioso espacio que exprime, a base de buenas preguntas, humor y agudeza, a figuras como Rafael Gumucio, Diana Bolocco y Fabrizio Copano. Imperdible. Lunes a sábado, 00 horas. Por Canal 13 Cable.

Chicas

El ángel de Catalina Silva Catalina Silva (25) tiene ángel. Ángel y suerte. Primero, un fotógrafo la “descubrió” y ella, con esa figura envidiable y ese rostro encantador que tiene, se convirtió en modelo. Luego, saltó a la TV abierta. Fue parte de “Invasión” (CHV) pero el programa se acabó y ella, que le había agarrado el gustito a la pantalla, se las arregló para volver. Aprovechó una invitación a “Canal Copano”, en Vía X, para decir que le gustaría trabajar ahí, y a los días la llamaron para conducir el noticiario “X-Press”. ¿Suerte? Sí, pero sobre todo, ángel. Y frente a eso, no hay nada que hacer. Catalina Silva y la pantalla chica, se llevan bien. En “Express” demostró que tenía potencial para los informativos, pero el canal decidió probarla en otro formato: junto a Nara Back, conduce “Chicas: no nos vienen con cuentos”, un magazine orientado al público adolescente femenino. No es un espacio que rompe esquemas, pero tiene cosas interesantes. “Me gusta porque no es mamón y tampoco tiene una connotación sexual como la mayoría de los programas juveniles de hoy día”, dice ella. Y en eso, tiene razón. “Chicas” es una apuesta diferente, alternativa. 100% contraprogramación. Un espacio donde se conversa y se ríe. Nada de ombligos al aire ni reggaetón. Y aunque ella sabe que los contenidos son frívolos, no le importa: “Me gusta la apuesta por la superficialidad que tanto nos gusta a las mujeres. Hablar del mejor esmalte para las uñas, de la última de Kate Moss o Agyness Deyn”, comenta. Aunque se la echa de menos en el formato más informativo, ella está feliz con el cambio. “Me encanta no estar perfilada para una sola cosa”, dice. L a V, 21 horas. Repetición: L a V, 05:30 horas y sábado: 07:30 y 16 horas. Por Vía X.

SEPTIMO VICIO

El cine personal de Frías Es el único programa respetable de TV dedicado al cine. Reportajes, documentales, mucho making of y harta opinión es lo que tiene este espacio que lleva 10 años al aire, y que es conducido por el periodista Gonzalo Frías, hijo del guionista del clásico del cine nacional “Julio comienza en Julio”, Gustavo Frías. Frías hijo ha logrado imponer un estilo personal a la hora de hablar de cine, entregando una especializada y completa información de cineastas como el norteamericano Michael Mann o del género documental o cosas que no son nada de masivas, pero sí muy interesantes. Porque en Vía X, “Séptimo vicio”, ha encontrado la libertad para funcionar y no morir ante los dictámenes del mercado al que nos tiene sometido la TV abierta. Martes a sábado, 00 horas. Por Vía X.

X-press central

Humberto Sichel y su futuro No se deje engañar. El periodista Humberto Sichel puede tener cara de novato, de cabro chico, de alguien inofensivo. Pero con cerca de 30 años, sus entrevistas y comentarios en el informativo diario “X?Press Central” de Vía X dejan en claro que se trata de un animal de la TV atinadamente peligroso. Rápido, informado, sin esa presión que se palpa en los canales por el rating, Humberto Sichel se desenvuelve a diario de tú a tú con protagonistas de la noticia y sin sonar impostadamente incisivo, como muchos de sus colegas, es capaz de cordialmente apretar a Marco Enríquez?Ominami sobre su campaña presidencial y hablar de él tanto de política dura como de su arista más “farandulera”. Lunes a viernes, 23 horas. Por Vía X.

Bárbara Muñoz y Ernesto Garratt.