La trastienda y los heridos que dejan los movimientos en TVN

sabatini-avilaCristián Arévalo / La Nación / De “boicoteos mutuos y disputas entre ambas gerencias” se habla tras los cambios en el canal estatal. Tras el terremoto, varios son los nombres que aparecen como perjudicados. Felipe Camiroaga, cercano a Ávila; María Eugenia Rencoret, rival de Sabatini, y Nicolás Quesille figuran entre los afectados.

Marzo se ha convertido en un mes aciago. No sólo para Vicente Sabatini y Pablo Ávila, responsables del área de Programación, Producción y Marketing, quienes fueron abruptamente destituidos por decisión del directorio, sino también para varias figuras de la señal pública.

A la baja en las cifras de sintonía y las diferencias que se arrastraban entre ambos ejecutivos, fuentes al interior de TVN, apuntan a Felipe Camiroaga, María Eugenia Rencoret y Nicolás Quesille como algunos de los principales afectados.

El reordenamiento del organigrama interno impulsado por Daniel Fernández, director ejecutivo de TVN, fue motivado por los continuos choques de poder entre Ávila y Sabatini. Ambos ejecutivos llevaban una relación de, “boicoteos mutuos y disputas entre ambas gerencias”, dicen las fuentes del área, diferencias que terminaron por colmar la paciencia de Fernández. El impasse asomó con más fuerza tras el fracaso del malogrado reality “El juego del miedo”, traspié en que ambos ejecutivos se culpaban mutuamente, aseguran las fuentes de la gerencia del canal.

De hecho, Ávila fue el principal impulsor de la llegada al canal público de Quesille, productor ejecutivo del programa que debió salir del aire por sus malos resultados.

Pero las disputas venían arrastrándose de antes. Ávila culpaba en la interna del canal a las decisiones tomadas por Sabatini, de los tibios resultados alcanzados por las teleseries de TVN (“Corazón de María” y “Viuda alegre”). Por ahora, Ávila es tentado por Chilevisión y Canal 13.

Entre quienes resultan más perjudicados por el cambio en el organigrama, aparecen Felipe Camiroaga. De acuerdo con fuentes internas, Ávila “era su paño de lágrimas y apoyo moral”, ya que los unía una amistad.

Según apuntan las fuentes de producción, Camiroaga “está en un mal momento, ya que su evaluación como conductor del Festival de Viña no fue buena, incluso aún no lo confirman como el animador del certamen para el 2010”.

Otro de los mandos medios que se ve afectada es María Eugenia Rencoret, directora del Área Dramática, ya que es conocida su mala relación con Sabatini y cercanía con Ávila. Ahora, ambos deberán volver a trabajar juntos, ya que todo indica que el director volverá a dirigir las teleseries, ya que hasta el cierre de esta edición, Sabatini aún no tenía ofertas de otros canales.

También es probable que su millonario sueldo (30 millones mensuales), baje con el cambio de cargo. Según indican al interior de TVN, Sabatini acaricia un proyecto con una teleserie que apunta al bicentenario. Para apoyar al elenco, quiere a Jorge Zabaleta, rostro del que Rencoret de ninguna manera desea desprenderse