Los 80, un clásico de la TV chilena

los 80Observatorio / 28,5 puntos de rating obtuvo la serie los 80 el domingo pasado, arrasando con su competencia (Animal Nocturno de TVN obtuvo 13,6) y poniéndose a la cabeza de  la parrilla de Canal 13, ya que es el único programa de esa estación que alcanza esos índices de sintonía. Si se considera la excelente acogida que ha conseguido en cada una de sus temporadas y la valoración unánime de la crítica especializada, no resulta exagerado decir que estamos ante uno de los fenómenos más interesantes de la TV chilena en mucho tiempo. En cada emisión sus creadores nos invitan, de una manera sensible y cercana, a recordar nuestra historia reciente: las protestas contra el régimen militar,  los funerales de la década, la irrupción de los Prisioneros, la llegada de la ropa americana, el terremoto del 85… hitos que transitan por la pantalla dominical a partir de la vida cotidiana de una típica familia chilena de la época – los Herrera, empezando a perder el miedo- interpretada por actores notables y con un guión a la altura de uno de los mejores productos televisivos de los últimos años.

Lea a continuación un artículo aparecido en La Tercera donde se hace un balance de la serie y sus proyecciones:

Los 80 tiene su ciclo más exitoso y edita disco con la banda sonora

Cecilia Gutiérrez / Con la edición de un disco con la música de Los 80, Canal 13 busca dar en el gusto a los seguidores de la serie del horario prime de los domingos y, además, potenciar el actual ciclo, que se ha convertido en el que mejores resultados lleva.

En 2008, la primera temporada promedió 21,1 puntos de rating, según datos de Time Ibope. La segunda obtuvo 25,5 unidades, en 2009. Mientras que los cuatro episodios emitidos del actual ciclo promedian 25,3 puntos. Pero en este 2010 se incluyen las más altas cifras de toda la serie: el primer episodio, el 17 de octubre, promedió 29, 2 unidades; y el del domingo pasado obtuvo 28,5. Además, en Canal 13 observan que el promedio de la temporada sería mayor, a no ser por una situación especial que influyó en las cuentas: el capítulo del 31 de octubre sufrió una baja en la audiencia habitual del programa (con 17,1 unidades), debido a lo que, en la estación, atribuyen al feriado del 1 de noviembre. En tanto, y en términos comerciales, los auspiciadores aumentaron desde los seis fijos que marcaron el inicio de la apuesta.

“Ha sido una temporada extraordinariamente exitosa, esperamos que siga así”, asegura Alberto Geisswein, productor ejecutivo de la serie. Y atribuye este incremento en la llegada del espacio a que “tenemos al mismo equipo en la base en las tres temporadas. Hemos sido fieles al planteamiento inicial con que hicimos esta serie y los personajes se mantienen dentro de la línea en que fueron conceptualizados”.

Sobre las novedades, el productor ejecutivo anuncia la edición de nuevos productos relacionados con la serie. Lo primero es la publicación del primer disco con la música del espacio. “Estamos haciendo una coproducción con un sello y esperamos sacarlo pronto a la venta”, señala Geisswein. Se baraja que la grabación aparezca antes de fin de año. Se trata de un compilado con la música de las tres temporadas, más las composiciones originales de Camilo Salinas. Además, esta producción contará con material exclusivo del making off del programa, a través de fotografías.

Con respecto de la salida de un libro, el ejecutivo sólo adelanta que “estamos trabajando en la publicación de libros y varios proyectos correlacionados”. Mientras que confirma que una meta que aún ven de lejos es el rodaje de una película: “Siempre hemos pensado que la mejor forma de terminar la serie es con una película… Pero, por ahora, no sabemos cuándo terminaremos”.

Sobre la realización de una cuarta temporada, Geisswein señala que “esta serie estuvo conceptualizada hasta 1989 y esperamos que así sea”. Agregando que para la nueva parte, cuya trama alcanzaría hasta ese año, le gustaría contar con el mismo elenco, “aunque naturalmente es complejo el tema de las negociaciones… Habrá que ver cómo lo enfrentamos, aunque nadie es imprescindible”.