“Los ángeles de Estela”:Teleserie a prueba de tontos

care tontoFrancisco Aravena / Wiken / A veces da la impresión de que el área dramática de TVN se toma demasiado en serio eso de estar en el canal “de todos los chilenos”: mientras unas producciones son para los chilenos capaces de apreciar sutilezas, subtextos y matices en una historia, otras parecen hechas para los chilenos que necesitan que les expliquen las cosas con peras y con manzanas, con destacador y con reiteraciones. Diferentes como el día de la noche, la disparidad de las teleseries vespertinas y nocturnas sobrepasa con mucho las obvias consideraciones de horario y público objetivo. A juzgar por “Los exitosos Pells” y lo mostrado hasta el momento en “Los ángeles de Estela”, en el turno vespertino del área dramática de TVN asumen que su público es, por decirlo de manera suave, simplón y poco exigente. Y su buen resultado de rating hace pensar que quizás tienen razón, al menos en lo segundo. “Los ángeles de Estela” es una correctamente facturada teleserie de brocha gruesa, una pieza de relojería del mínimo común denominador, una impecable teleserie a prueba de tontos.

Optando por esa ruta de la comedia que renuncia a la verosimilitud -pero donde sí hay que reconocer alguna búsqueda de novedad-, esta telenovela presenta la historia de una manipuladora empresaria, Estela Cox (Coca Guazzini interpretando a Coca Guazzini), dueña de una peluquería con nombre de café con piernas, “Lady Cox”, que logra reclutar como estilistas estrella a tres hombres de buen aspecto que no saben cortar el pelo. El detalle lo soluciona esclavizando a la talentosa Margarita (María Elena Swett), una humilde y preciosa muchacha, tan buena que cuando aparece en cámara suenan pajaritos y música de flauta (quizás para que la población visualmente incapacitada entienda mejor), quien debe darles a los neófitos instrucciones por sonopronter. En las historias secundarias, un padre abandonado que es muy bueno con su hijo, un machista cuya mujer no trabaja y cuya suegra copuchenta y pituca (Maricarmen Arrigorriaga interpretando a Maricarmen Arrigorriaga) lo encuentra “poca cosa” y se va a meter a su casa y un soltero codiciado que está a punto de enamorarse. La música incidental -o los efectos sonoros usados con ese efecto- nos indica que una situación es de comedia, cuándo es picaresca y cuándo es dramática y -quizás para la población auditivamente discapacitada- las expresiones faciales exageradas de los actores “en actitud cómica” refuerzan el acento. No vaya a ser cosa que a alguien no le quede claro. En TVN la sábana corta del área dramática cubre muy bien la cabeza en la noche y la destapa con gusto por cubrir los pies a la hora del té. Hasta el momento, “Los ángeles…” parecen mucho más emparentados con “Los Venegas” que con “Dónde está Elisa?” (sic). Es al fin y al cabo el mismo canal. El canal de todos los chilenos. Nota 4.5

 Francisco Aravena.