Manuela Gumucio en seminario internacional de TV digital

Observatorio / Manuela Gumucio, directora del Observatorio de Medios, Fucatel, fue una de las invitadas especiales al seminario internacional realizado en Montevideo, Uruguay, el pasado 3 de mayo, denominado “Transición a la Televisión digital: una nueva oportunidad para la diversidad, la pluralidad y la calidad”. El evento fue organizado por la Coalición por una Comunicación Democrática y auspiciado por la fundación Friedrich Ebert,con el objetivo de “promover la discusión entre los diferentes actores de la sociedad civil, el gobierno y las universidades, sobre los procesos de comunicación que impactan en el sistema de medios y las garantías para ejercer la libertad de expresión”.

El encuentro se celebró para conmemorar el Día Mundial de la libertad de Prensa y contó con la presencia de expertos de diversas partes del mundo, ministros y autoridades paraguayas, entre ellos, el director nacional de Telecomunicaciones, Gustavo Gómez.

Manuela Gumucio intervino el panel sobre “Principios para una transición digital democrática”, donde sintetizó lo que ha sido el proceso para el tránsito a la TV digital en Chile con todos los contratiempos y retrocesos que han tenido en el Parlamento los proyectos para modificar la Ley del Consejo Nacional de Televisión y la ley de TVN.

Según la página en Facebook de la Coalición por una Comunicación Democrática, el fin de esa entidad es convocar a todas las organizaciones que trabajan por la libertad de expresión y el derecho a la información, con la finalidad de “canalizar en forma sistemática los aportes y propuestas de la sociedad civil en el proceso de construcción de una Ley de Medios de Comunicación Audiovisual, incorporado por el actual gobierno de Uruguay como una de las prioridades de su agenda”.-

Lea a continuación el reporte del diario digital Sociedad Uruguaya, sobre el tema:

La sociedad civil se posiciona como pivot del debate sobre los medios de comunicación en Uruguay

En celebración del Día Mundial de la Libertad de Prensa se llevó a cabo en Montevideo un debate sobre los desafíos que presenta la convergencia tecnológica para la democratización de la comunicación, que fue ejemplo de calidad y de pluralismo. Organizado por la Coalición por una Comunicación Democrática y auspiciado por la Fundación Friedrich Ebert (FESUR), el seminario internacional denominado “Transición a la Televisión Digital: Una nueva oportunidad para la Diversidad, la Pluralidad y la Calidad”, se desarrolló el pasado martes 3 de mayo en las instalaciones del Hotel NH Columbia. El mismo contó con la participación de Manuela Gumucio, directora del Observatorio de Medios FUCATEL de Chile; del director Nacional de Telecomunicaciones (DINATEL), Gustavo Gómez; del director general de secretaría Ministerio de Educación y Cultura (MEC), Pablo Álvarez; y del director de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación (LICCOM), Gabriel Kaplún, entre otros.

En la mesa que abrió el evento los panelistas reflexionaron sobre Medios públicos y producción nacional. Pablo Álvarez del MEC, organismo del que dependen la Televisión Nacional de Uruguay y las radios del SODRE, se refirió a la necesidad de desplegar políticas públicas ante la oportunidad que se presenta en el proceso de digitalización de la comunicación. Remarcó en este sentido la voluntad del ministerio, y por tanto del Estado, de jugar un rol activo en este asunto que involucra a toda la sociedad, con una mirada atenta a la diversidad y calidad de los contenidos de radios y televisiones públicas. El documentalista Mario Handler, de la Coalición por una Comunicación Democrática, por Skipe desde Alemania, reivindicó el concepto de servicio público de la televisión en general y de las televisiones públicas en particular. Propuso un nuevo paradigma que colocara en el centro de las políticas de contenidos para las televisiones públicas el concepto de programa en sustitución del concepto de canal, tal como lo utiliza la televisión holandesa. Diego Fernández, representante de la Asociación de Productores Audiovisuales del Uruguay (ASOPROD), mencionó la necesidad de pensar en una televisión pública que pertenezca al Estado y no al gobierno de turno, gestionada por un directorio autónomo del poder político y con autonomía financiera. Sergio Mautone, de la Sociedad Uruguaya de Actores (SUA) colocó el foco en la deuda de las televisiones públicas con la realización de ficción nacional, y la consecuencia que esto ha tenido históricamente en el insuficiente desarrollo de la industria audiovisual nacional en este terreno. María Urruzola, directora de la División Información y Comunicación de la Intendencia de Montevideo, comunicó la intención de la actual administración de realizar una profunda transformación en Tevé Ciudad que la lleve a ser un canal abierto, de acceso para todos los montevideanos y no sólo para quienes pueden pagar el cable como en el presente. Comunicó además la voluntad de dar una nueva y definitiva institucionalidad a la señal capitalina, que hasta hoy es una dependencia con organicidad indefinida dentro de la comuna.

En la mesa que se denominó ¿Es posible un Observatorio de Medios en Uruguay?, Matías Ponce realizó la presentación de los objetivos y la metodología del proyecto “Indicadores de Desarrollo Mediático”, desarrollado por UNESCO en articulación con las Universidades que poseen carreras de comunicación en nuestro país. Paula Baleato, de la Agencia de Comunicación de Niñez y Adolescencia Voz y Vos, introdujo el enfoque de la observación crítica de los medios desde la perspectiva de defensa y promoción de los derechos de niñas, niños y adolescentes. Expuso las principales conclusiones de las investigaciones realizadas por Voz y Vos desde 2007 hasta el presente, sobre cómo los medios de prensa nacional abordan el universo de asuntos de la infancia y la adolescencia. Mariangela Giaimo de Cotidiano Mujer, se refirió, a partir de piezas publicitarias, a los estigmas que los discursos de los medios de comunicación utilizan para encerrar en ellos a los roles femenino y masculino. Fernando Gelves, del Grupo Medios y Sociedad (GMS), presentó las características del Portal InfoyCom, que monitorea diariamente los contenidos vinculados a los asuntos de la comunicación publicados en portales de información nacionales y regionales. Manuela Gumucio, directora del Observatorio de Medios FUCATEL, de Chile, presentó la experiencia chilena en este tema, y los desafíos enfrentados para ganar legitimidad en una sociedad que desde el ámbito privado planteó resistencias al accionar de la iniciativa. Los diferentes expositores plantearon durante sus presentaciones la importancia de aumentar el compromiso social en este tema, y difundir la posibilidad de construir una agenda pública propia, mediante el desarrollo de una alianza plural entre todas las organizaciones que están actualmente trabajando en diferentes formas de veedurías u observatorios de medios.

En la mesa de cierre y plato fuerte de la noche, denominada Principios para una transición digital democrática, Edison Lanza, de la Coalición, expresó que no fue casual el día elegido por la organización que representa para la realización del seminario, ya que “la llegada de la televisión digital es la gran oportunidad de construir un sistema de medios más plural y democrático y de evitar que los operadores oligopólicos neutralicen la potencialidades de este cambio”. Lanza expuso los principales tópicos que las organizaciones de la sociedad civil cree conveniente tener en cuenta de cara a una nueva normativa de servicios audiovisuales: la reserva de espacios del espectro radioeléctrico para medios privado comerciales, públicos y comunitarios; la asignación de frecuencias de radio y televisión por mecanismos transparentes y con control social; los límites que deben colocarse contra los monopolios y oligopolios; la necesidad de que existan autoridades con autonomía del poder político y de los gobiernos, entre otros asuntos. Manuela Gumucio, directora del Observatorio de Medios FUCATEL, de Chile, relató los pasos que se siguen en su país que no auspician un escenario muy alentador en el sentido de democratización de los medios, e hizo alusión a la paradojal circunstancia de que el propio presidente de la República de su país, Sebastián Piñera, sea dueño de un canal de televisión. Gabriel Kaplún, director de la LICCOM, precisó que a partir de ahora deben precisarse algunos términos para que todos los actores hablen en un mismo idioma. Dijo que desde ahora “hay que hablar de señales y no de canales”, ya que con la digitalización cada canal de seis megahercios equivale a seis señales con contenidos diversos. En tono crítico preguntó “¿qué se va a adjudicar?, ¿señales o canales?”. A lo que se respondió: “deberían ser señales”. Gustavo Gómez, director de la DINATEL, anunció los lineamientos que el Ministerio de Industria, dentro del cual se encuentra la dependencia que preside, piensa promover en el decreto que regulará la concesión de frecuencias digitales que se está redactando y en la nueva normativa que se enviará en el correr del presente año al Parlamento nacional. Gómez aseguró que la voluntad expresa en estas iniciativas “apuntará a ampliar la pluralidad en el sistema de medios en el Uruguay”. El jerarca afirmó que el horizonte sigue siendo el principio de televisión abierta y gratuita, con accesibilidad al cien por ciento de la población. Y para ello subrayó el papel central que cumplirá en el proceso de cambio hacia la era digital la Televisión Nacional de Uruguay.-