Mercedes Ducci responde por acusación a Canal 13

memé ducciLa Directora ejecutiva de Canal 13, Mercedes Ducci, respondió a las duras críticas realizadas por los padres del asesinado Diego Schmidt-Hebbel, luego de un reportaje realizado por ese canal donde se entrevistó a Pilar Pérez, conocida como “La Quintrala”, principal inculpada por la muerte del joven en calle Seminario. Ducci responde frente a las supuestas faltas a la ética en que habría incurrido el canal católico en el enfoque y difusión de la entrevista.

 

Entrevista a Pilar Pérez

Señor Director:

Sobre la carta de Klaus Schmidt-Hebbel y Greta Niehaus, quiero decirles que comprendo profundamente su sentimiento respecto de María Pilar Pérez. Como madre de dos hijos jóvenes, no podría estar ajena al dolor que un crimen imperdonable como ése debe producir.

Por eso, si bien evidentemente el material era de interés público, pedí que se revisara muy cuidadosamente el contenido y no se victimizara ni se cayera en la manipulación previsible por parte de la acusada.

Quiero decirles que cada vez que había sido considerada antes por otros programas la posibilidad de una entrevista con Pilar Pérez, había sido visto con muchas reservas. Nunca tuvimos ninguna voluntad de pagar, ni entrar en ningún tipo de acuerdo para conseguir una entrevista con ella.

La entrevista en cuestión no fue el producto de una negociación como la que la carta alude. En el caso de “Nadie está libre” el proceso fue completamente distinto, ya que el programa no es sobre casos policiales, sino sobre la vida tras las rejas.

Cuando se grababa la historia de una religiosa que asiste a los presos, el equipo entró en contacto con la acusada, y así fue como se llegó a esa secuencia de conversación entre Katty Kowaleczko y ella. No fue preparada como una entrevista sobre el caso, ni los elementos del juicio, sino un encuentro en la situación concreta en que estaba.

El extracto de 20 minutos fue revisado de acuerdo con nuestros estándares editoriales y se estimó que el material dejaba en evidencia las características del personaje, y en modo alguno la liberaba de responsabilidad.

Desde luego que nuestro mandato de ser masivos y rentables no significa bajo ningún concepto sacrificar nuestra línea editorial, y no fue ésa la opción en este caso. En la cadena de toma de decisiones, sin embargo, pudo haber aspectos que por la premura no se cuidaron suficientemente, y estamos dispuestos a llegar al fondo del asunto en la búsqueda de la impecabilidad que nuestra misión requiere.

Entretanto, vaya para los padres nuestra sincera solidaridad.

Mercedes Ducci

Directora Ejecutiva Canal 13

———————–

Lea a continuación la carta enviada a El Mercurio por los padres de Diego Schmidt-Hebbel:

“Víctima”

Señor Director:

Canal 13 transmitió el 17 de junio, en el marco del programa “Nadie está libre”, partes de una entrevista a María del Pilar Pérez, la “Quintrala”, detenida hace siete meses e imputada de tres asesinatos materializados (incluido el de nuestro amado hijo Diego) y de otros siete intentos de asesinato que ella no logró materializar. El programa presentó la versión de la imputada de ser “víctima” del abandono de sus familiares sobrevivientes (que en realidad fueron las víctimas de los asesinatos e intentos de asesinato por la “Quintrala”) y de la prisión preventiva a la que la somete (correctamente) el sistema judicial chileno durante la actual etapa de investigación de sus crímenes, previa a la realización del juicio.

Presentar la versión falsa e interesada de una persona imputada de una larga serie de asesinatos, sin cuestionar su versión, y mostrarla como inocente “víctima” de familiares y fiscales, constituye un periodismo de muy bajo nivel profesional y moral. La forma en que el canal realizó y transmitió la entrevista a la “Quintrala” constituye una violación intolerable de su misión ética. En vez de mostrar la “banalidad de la maldad” (Hannah Arendt), vale decir, los móviles primitivos y abyectos que llevan a ejecutar actos de maldad extrema, como los que comete serialmente la “Quintrala”, se ha banalizado la maldad de la victimaria.

Hemos sido informados por directores de prensa y destacados periodistas de medios de prensa escrita y de otros canales de televisión, que ellos fueron contactados por la asesina serial para negociar entrevistas de un tenor similar a la realizada, ofertas que fueron rechazadas por dichos medios de comunicación. Nos duele y nos repugna que sea el canal de televisión de la Pontificia Universidad Católica de Chile el que haya accedido a realizar la entrevista en los términos que acomodan a la victimaria.

¿Será el sicario y asesino serial, contratado por la “Quintrala”, el siguiente entrevistado por ese medio, en una entrevista realizada acorde con las condiciones impuestas por él? ¿Y si resucitaran Adolfo Hitler y José Stalin para luego ser encarcelados, correrá a entrevistarlos para mostrar su “lado humano” y su “sufrimiento en prisión”, olvidando a todas sus víctimas? ¿Finalmente, tiene algún límite moral la obscena búsqueda de rating?

Klaus Schmidt-Hebbel

Profesor Titular Pontificia Universidad Católica de Chile

Greta Niehaus

Arquitecto Pontificia Universidad Católica de Chile