Negocio de la TV de Pago Bajo Presión de Cambio

Como Observatorio creemos que toda la industria audiovisual deberá replantearse su negocio con la llegada de la TV digital, no sólo los operadores de cable, quienes además se están enfrentado a cambios de comportamiento de las audiencias desde hace mucho tiempo.

Compartimos noticia de Estrategia.

 

La focalización de los contenidos y el desarrollo de nuevas formas de transmisión a través de dispositivos móviles son parte de la reinvención que la TV de pago busca para adaptarse a los cambios que experimentará su negocio con el advenimiento de la televisión digital.

Ya son 2,6 millones de suscripciones con las que cuenta la TV de pago en Chile, lo cual representa un 47% de la penetración en los hogares a marzo de 2014. Pero el hito de las últimas cifras entregadas por la Subsecretaría de Comunicaciones (Subtel) es que por primera vez la TV satelital supera las preferencias de la modalidad TV cable, fenómeno que según los analistas de la industria es por la alta variedad y competencia existente en el mercado.

Este avance de lo satelital se debe a que esta modalidad está penetrando en sectores socioeconómicos más bajos y segmentos rurales, lugares en que el cableado además presenta dificultades por las características geográficas de nuestro país, de tal modo que el uso del cable se estaría “congelando”.

Contenidos

A la vez, el manejo de los contenidos y la focalización en audiencias específicas son la tendencia que los operadores de TV pagada han incorporado en sus planes, de modo de darle la posibilidad al televidente de ser él quien controle lo que desea ver.

Este patrón en la oferta de la TV de pago es similar en casi todos los países donde ésta alcanza una penetración por sobre el 50% de los hogares. Pero también surge el interés para prepararse ante los cambios que se producirán en el negocio cuando la TV digital abierta entre a regir plenamente en el país en cinco años más. Ello, dado que una de las promesas de esta última es mayor diversidad de contenidos, amplitud de oferta de canales y calidad de señal, cualidades que actualmente ofrece la televisión pagada, con lo que ésta perdería algunas de sus actuales características diferenciadoras.

Desafíos Latentes

El constante aumento de suscriptores de la televisión pagada se debe principalmente a la necesidad de tener una buena señal de transmisión, lo cual con la televisión digital terrestre (TDT) sería un asunto resuelto, señala el analista sectorial, Roberto Gurovich. Por lo tanto, agrega, la tendencia en los próximos años llevará a un cambio radical en el negocio, ya que los clientes pagarán por consumo y no por tener una conexión, lo que incluye tener la posibilidad de acceder a los contenidos pagados, a través de diversos dispositivos y no sólo el televisor, sino también por la tablet, el smartphone y otros.

Según cifras de Time IBOPE, en los últimos 6 años la penetración prácticamente se ha duplicado, mientras en los niveles socioeconómicos más bajos la penetración de TV Paga supera el 50%.

En la búsqueda o necesidad de acceder a nuevos contenidos la mayoría de la población ha optado por ver televisión pagada, hecho que hoy día gana más adeptos y que según Rodrigo Niño, gerente de Lamac, inserta un desafío a la TV pagada permitiendo el acceso a los contenidos exclusivos y con opción de plataformas.

Proyecciones

En resumen, si de cada diez chilenos siete cuenta con acceso a televisión pagada porque se está frente a un problema de señal, la televisión digital pone en una encrucijada a la TV de pago. Vale decir, la oferta del mercado debiese mejorar dado que la calidad de la señal estaría resuelto con la TDT.

Si bien, la TV de pago ya cuenta con avances en base a la opción de contratar  material exclusivo mediante el “pay per view”, “video on demand”, “go on demand”, entre otros. Contenidos que ya no basta con visualizarlos en un televisor, ya que los consumidores están cada vez más conectados en dispositivos móviles como Tablet y smartphones.  Algunos operadores, a través de aplicaciones para sistemas operativos Android y iOS, ya ofrecen a sus suscriptores esta nueva forma de ver televisión pagada; una tendencia que será el valor agregado de decidir qué ver y qué no ver. Cabe señalar, eso sí, que también los canales de TV abierta están evaluando la opción de pagar por ver determinados contenidos, por lo que algunos predicen que cada vez se irán borrando más las diferencias entre un negocio y otro, elevándose los niveles de competencia.

Ver desde sitio Estrategia