Pantalla internacional: Los siete mejores programas de la TV pública

 

Patricia Cerda y Soledad Gutiérrez / El Mercurio / Programas sencillos, algunos curiosos, pero con abierta vocación familiar. Ésa parece ser la tendencia en la oferta de las televisiones públicas alrededor del mundo, que acaban de ser distinguidas por la Unión de Difusión Europea. La EBU, por sus siglas en inglés, escogió los siete mejores programas de la TV pública, bajo criterios de novedad, creatividad y calidad.

La televisión pública sueca (SVT) fue una de las ganadoras. Su gran apuesta 2008 es “Redacción abierta”, que muestra la trastienda del programa de noticias “Aktuelle”. Eva Landahl, editora del espacio, afirma que el público “valora la transparencia en la generación de noticias”. En su sitio web, los suecos pueden opinar e incluso proponer pautas.

Los siempre polémicos reality show también aparecen en la lista de destacados. La cadena italiana RAI, que en 2007 anunció que no tendría más reality en su parrilla, se arrepintió y este año ofrece “El recuperador”, que ayuda a los protagonistas del show a rescatar objetos que prestaron y que nunca les fueron devueltos. “La clave es apelar al valor sentimental de lo que se perdió”, dice la reseña del programa que se impuso por novedad. Cristián Mason, director de “Pelotón” (TVN), opina: “La originalidad es lo que está primando en los nuevos reality”.

BBC, el referente mundial de la TV pública, postuló con dos programas y clasificó con “The speaker”, un docurreality que debutó este año y ya tiene asegurada una segunda temporada en 2009. La propuesta es protagonizada por 20 jóvenes, de entre 14 y 18 años, que debaten temas como sexo o la relación con sus padres, hasta su música favorita. Trascendió que en Canal 13 Cable se baraja un proyecto similar con adolescentes.

En Dinamarca la tendencia es familiar: un adolescente le pide a “My funky family” transformar a sus padres y hermanos en músicos de rock. El plazo son cinco días y el programa deja a la familia completa en el escenario.

El escepticismo es la clave de “How to”, un curioso reality de la cadena belga VRT que pone a dos tipos a lo “cazadores de mitos” a probar las teorías de los libros de autoayuda o aquellos que prometen cambiar la vida en unos días.

El canal NHK, de Japón, figuró con “New anatomy show”, que mezcla ciencia y entretención para responder preguntas sobre el cuerpo humano, y SF de Suiza aprovechó el boom gourmet en “Country women’s cooking”, en el que siete mujeres compiten preparando platos típicos.

AL MIPCOM

Los espacios estarán en la feria de Cannes que partió ayer.