MENU

“Protagonistas de la fama”: 10 años desde la desgracia

7 enero 2013 • Columnas de opinión

Jimena Villegas, El Mercurio 6 de enero 2012

Ayer se cumplieron 10 años del primer reality show de la TV chilena: el 5 de enero de 2003 debutó en C13 un puñado de desconocidos dispuestos a mostrar parte de su intimidad para solaz del telespectador. Mirado con los ojos de hoy, ese programa parece un juego de niños: había allí profesores y los concursantes eran gente que aún no necesitaba mover demasiado el límite para impactar. ¿Qué sería de nosotros si el entonces canal del angelito, sumido en una profunda crisis económica, no nos hubiese deleitado con “Protagonistas de la fama”?

1) No hubiésemos tenido que comentar sobre la práctica de sexo en vivo -algo que hacen las “personas reales”- en pantalla. Tampoco habríamos descubierto que en el lenguaje del “chileno medio real” hay algo así como una palabra cada tres groserías (no se cuente “huevón”, que ya está normalizada por la RAE). Y lo más relevante: no nos habríamos notificado de un auténtico cambio de valores, puesto que desde entonces “amenazamos por convivencia” y usamos el “cara a cara” como códigos para demarcar las relaciones. Son procesos en los que no es la idea mirar al otro ni empatizar con él, sino ser tan honestos en el maltrato como nos sea posible: a más vejación, mejor, porque ese bullying -sepámoslo bien- es carne para chismorreo en todos los canales durante muchas horas y por muchos días. Afortunados que somos, ¿no?

2) No tendríamos una estación especialista en el género (ni otras intentando seguirle las de abajo, con suerte desigual). C13 ha realizado 17 de esos programas, entre ellos “La granja”, “Amor ciego” y “1810″, que fueron éxitos de sintonía. Su próximo proyecto es la versión 2.0 de “Mundos opuestos”, otra genialidad de la que esa estación se enorgullece, puesto que es una innovación en el género: son -qué maravilla- dos realities en uno.

3) No existirían publicitariamente Álvaro Ballero ni Edmundo Varas, los dos chicos reality más emblemáticos de este decenio. Ambos son personas cuyo único talento fue comprender que debían alimentar como fuera -entre otros, pasadas por comisaría o fotos de desnudo total- su minuto del millón. Junto a ellos creció, cual población de níscalos, una auténtica fauna de seres humanos que vive de salir en la TV. Como no tienen oficio conocido, su gran tarjeta de presentación es ser rostro de farándula. Entre ellos hay especialistas. Los más valorados son los hombres guapos -hoy en su mayoría importados desde Córdoba, Argentina- y las malvadas, con Angélica Sepúlveda, más conocida como “Chuky”, a la cabeza.

4) No sabríamos de Nicolás Quesille ni Sergio Nakasone, los dos mayores talentos articuladores del show. El segundo es hoy nuestro gurú del género: trabaja para C13, obviamente. El primero depreció su fama fracasando con “El experimento”, de TVN, y pasó después por CHV; hoy se lo espera en Mega para reverdecer laureles.

Sí, no hay duda: “Protagonistas de la fama” nos cambió la vida. Como nos la cambia una desgracia. Y uno, que a veces se confunde, no sabe si debe agradecer.

Ver desde El Mercurio

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »