Renuncia de Jaime de Aguirre a la dirección de TVN: una comedia de equivocaciones.

Jaime de Aguirre sale de TVN como una víctima del intervencionismo presidencial, tal como insinúa la nota de La Tercera que compartimos a continuación. La verdad es que toda la discusión de TVN está marcada por une serie de supuestos muy discutibles. No conocemos el proyecto de Jaime de Aguirre, pero por su trayectoria podemos pensar que su objetivo no era en ningún caso ” izquierdizar” el canal. Se ha destacado -y así lo ha declarado él- como un profesional de la industria, principalmente como un hábil navegante de los logros comerciales y no políticos. Sus fama de hábil programador duró  hasta su reciente pasada por Canal 13 donde no dio el ancho según los ejecutivos del canal  y fue despedido.  Hoy, su salida resulta  oportuna en tanto arriesgaba  una segunda derrota profesional en tanto  la situación de financiera de la señal es difícil de remontar. Es un hecho que las declaraciones de Piñera pueden traspasar sus competencias y amenazar la autonomía del Canal. Cuando se propone a Pedro Pablo Errázuriz como Director se confirma la sospecha. Es un íntimo del Presidente. Esperemos que si se van a enviar correcciones a la ley se corrija la composición del Directorio. es más urgente constituir un gobierno corporativo que actúe fuera del ring de partidos políticos hoy sobrepasados por la participación política de múltiples movimientos sociales.  En resumen, se busca Director, pero no sabemos para qué proyecto. Fucatel desea que antes de continuar con este proceso errático reafirmemos la voluntad de tener un verdadero canal público y preciosismo que queremos decir con esto.  El  acopio de acusaciones entre los unos y los otros,  no hace más que ocultar la ausencia de ideas sobre lo que debe ser y hacer  TVN. Con una mayor claridad la dimensión del control político perderá sentido. 

 

La Tercera

7 de Noviembre 2018

 

A las 14.00 en punto. A esa hora llegó este jueves el ahora exdirector ejecutivo de TVN Jaime de Aguirre para participar de la reunión ordinaria del directorio, que originalmente había sido convocada con el objetivo de revisar el plan de prensa y de finanzas del canal.

De Aguirre llegó, según presentes, con un sobre en la mano, en el que su interior contenía su carta de renuncia al canal, la que le entregó a la exministra Adriana Delpiano, vicepresidenta de la instancia. Ahí, se quedó conversando unos minutos sobre las razones de su salida y, posteriormente, fue a enviarles la misiva a todos los trabajadores de TVN.

“Me dirijo a ustedes por última vez para contarles que he presentado mi renuncia indeclinable, a partir de hoy, al cargo de director ejecutivo que acepté hace casi dos años y en el que puse toda me experiencia y dedicación”, señaló al inicio en la carta.

Sin entregar razones de fondo sobre su salida, y junto con agradecer a los trabajadores, planteó que “la empresa que, como todos sabemos, está inserta en una industria en mutación. No ha sido un camino fácil y no lo será en el corto plazo”.

Y añadió: “TVN tiene un papel relevante que cumplir en la sociedad chilena en la defensa de los valores democráticos, el pluralismo y la identidad nacional. Para esto se requiere de un decidido apoyo económico, político y espiritual de quienes administran TVN a nombre de los dueños, que somos todos los chilenos. Confío en que se encontrarán los caminos adecuados para que esto ocurra”.

Las razones

Tanto en el directorio como en La Moneda aseguran que la renuncia de De Aguirre era “esperable”, aunque algunos reconocen que les tomó por sorpresa el momento en que se concretó. Si bien su salida ocurre en medio de la crisis económica que atraviesa TVN, y diez días después de la renuncia de Francisco Orrego a la presidencia del directorio, las mismas fuentes aseguran que finalmente el detonante de la dimisión fueron los dichos del Presidente Sebastián Piñera, quien el martes anunció que enviará un proyecto de ley al Congreso para modificar la ley orgánica del canal, que busca bajar el quórum para poder remover al director ejecutivo, modificar el modelo y financiamiento del canal.

“Hay una situación muy especial en TVN. Tiene siete directores, y para nombrar al director ejecutivo se requiere cinco votos, y para removerlo se requiere cinco votos. En consecuencia, es muy difícil nombrarlo, pero es más difícil removerlo”, manifestó Piñera, resaltando el conflicto permanente que sostuvo Orrego con De Aguirre. “Orrego nunca tuvo el acuerdo del directorio para remover al director ejecutivo. Y esa es la ley que a mi juicio está mal”, añadió el Jefe de Estado.

Declaraciones que ese mismo día fueron interpretadas por algunos integrantes del directorio y en el propio oficialismo como una manera de ejercer presión para que De Aguirre diera un paso al costado.

De hecho, uno de los directores de la oposición, Máximo Pacheco, apuntó este jueves a las “presiones” que ejerció Piñera. “Él (De Aguirre) me comentó que había sentido la presión que significaba que el Presidente de la República se involucrara directamente en este tema haciendo ver que había que cambiar la ley para que el director ejecutivo no fuera nombrado ni removido con 5 votos de 7, sino que con 4 de 7. Y, esa ley, claramente, tenía nombre y apellido”, manifestó. “Fue, según lo entendió Jaime de Aguirre, una opinión definitivamente orientada a él”, reforzó el exministro de Energía.

Delpiano, en tanto, reconoció que “no sabía” que De Aguirre iba a renunciar. “No era una secreto para nadie que había habido un cuestionamiento del presidente del directorio que salió”, sostuvo la vicepresidenta del directorio, en alusión a la disputa que sostuvieron ambos desde que Orrego arribó al canal en abril pasado, que se agudizó luego que se difundiera una investigación de la Contraloría interna que cuestionaba las condiciones del contrato del ejecutivo y las cláusulas sobre una eventual salida del canal. En esa línea, desde el directorio aseguraban que por tratarse de una renuncia, no se aplica la indemnización “sustitutiva de la legal” que establecía el cuestionado contrato.

Este jueves, el directorio definió que la actual gerente general de la estación, Alicia Zaldívar, asumirá la dirección ejecutiva interina. Zaldívar llegó al canal hace dos años junto a de Aguirre, pero anteriormente había estado en distintos cargos en la estación, acumulando una experiencia de diez años en la señal.

En busca de los sucesores

En el Ejecutivo este jueves transmitían que creían que la salida de De Aguirre del canal iba a ocurrir luego de que se realizara el Festival de Viña. Esto, dicen las mismas fuentes, porque Piñera, el día antes, había coincidido con De Aguirre en TVN, donde participó del programa “Llegó tu hora”. Ahí, junto a otros directores del canal, ambos dialogaron y, según presentes, fue una conversación “cordial respecto a la situación del canal”.

En este escenario, en el comité político habitual de los jueves entre Piñera y sus ministros se conversó el tema. Quienes conocieron de la cita, aseguran que el Mandatario contó que había conversado con De Aguirre la noche anterior y que había dado señales de su renuncia.

En la reunión, además, se abordó el reemplazo de Orrego para la presidencia del directorio, el que, según fuentes de Palacio, se acelerará su nominación con la salida De Aguirre ya que él, a su juicio, “era la piedra de tope” para que el canal pudiera seguir avanzando en línea correcta y para impulsar el nuevo proyecto de ley que Piñera enviará al Congreso, donde ya están buscando acuerdos con la oposición, porque necesitan un quórum de 4/7.

En Palacio afirman que son tres las cartas que se barajan y que están en proceso de chequeo de información. Asimismo, añaden que el exministro Pedro Pablo Errázuriz, quien se sondeó como alternativa, ya estaría descartado porque habría algunas “incompatibilidades”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *