Seminario “Derecho a la información y defensoría de la audiencia”

En mayo del año 2012 se realizó el seminario “Derecho a la información y defensoría de la audiencia” en la sala del hemiciclo del Senado en Santiago, organizado por el Colegio de Periodistas, el Instituto de la Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile (ICEI) y la Academia Parlamentaria. Sus principales exposiciones, discusiones y conclusiones se encuentran en el Cuadernillo Hemiciclo número 2, editado y publicado por la Academia Parlamentaria el año 2012.

El encuentro tuvo como objetivos compartir un diagnóstico sobre la realidad de los medios en Chile,  avanzar en la elaboración de propuestas tanto constitucionales como legislativas para garantizar el derecho a la información, y a la vez difundir la iniciativa de la defensoría de la audiencia, impulsada por el Colegio de Periodistas y el ICEI. Además,  se manifestó una preocupación general  por la alta concentración de la propiedad, la creciente  brecha entre ciudadanía y lo que discuten los medios, y la marginación, estigmatización y discriminación que sufren diversos sectores sociales de parte de estos últimos.

Se contó con las presentaciones del director de la Academia parlamentaria de la Cámara de Diputados Gonzalo Molina, , presidente del Colegio de Periodistas Marcelo Castillo, la directora del ICEI y Premio Nacional de Periodismo María Olivia Monckeberg, y las exposiciones de expertos en materias de medios, concentración y derecho a la información como  Sergio Campos, Premio Nacional de Periodismo, María Pía Matta, presidenta de la asociación de radios comunitarias AMARC, Rosa Alfaro, directora ejecutiva de la Asociación de Comunicadores sociales Calandria, y Lorena Donoso, abogada  del observatorio de medios Fucatel, entre otros.

María Olivia Monckeberg  sostuvo en su exposición que los principales medios de comunicación que generan opinión pública están vinculados a grupos económicos y financieros, y por lo tanto no están al margen de las discusiones país pues representan sus intereses ideológicos.  Esto habría generado el llamado a regular la extrema concentración, y la iniciativa de  impulsar la figura de un defensor de la audiencia.

El llamado entonces es a los parlamentarios a avanzar en la aprobación de este defensor de audiencias, el cual será el encargado de defender los  derechos y libertados fundamentales, en este caso, relacionados con la información y la libertad de expresión. Además, se hace un llamado por fomentar medios de comunicación independientes, distintos y plurales.

Lorena Donoso de Fucatel  hizo un breve resumen de cómo desde el mundo del Derecho, su campo de competencia,  ha acompañado y ayudado el proceso de migración de lo analógico a lo digital con una mirada del resguardo de la libertad de expresión e inclusión para asegurar espacios de expresión en el espectro a diversas voces hoy marginadas. Considera que si bien se ha construido un movimiento ciudadano fuerte por la TV digital que pueda otorgar mayor pluralismo y resguardar el derecho a la información, reconoce la dificultad de crear la figura de un defensor de audiencias en un país donde no ha sido posible levantar ningún otro tipo de defensoría ciudadana, incluso en temas tan sensibles socialmente como la salud o educación. Al respecto sostiene “si en este país no se ha establecido el derecho a la comunicación como una garantía fundamental es porque existe un temor generalizado a la palabra garantía; porque se supone que después tenemos que cumplir con esa garantía que nadie quiere cumplir”. En nuestra legislación, a nivel de garantías constitucionales, los derechos a la libertad de expresión y derecho a la información están en la línea de los derechos pragmáticos, esto es, en la medida de lo posible. Para la abogada y académica, la ciudadanía puede cambiar esta situación pero se requiere  un trabajo previo en el cual grandes sectores sociales  comprendan  el complejo panorama que se vive, salgan de su complacencia y se accione por cambiar la actual concepción de medios como negocio y se gire a comprenderlos dentro de su rol social.

La defensoría de audiencias es un papel que para efectos de la TV (único medio de comunicación que está regulado por ley en Chile), hoy lo está ejerciendo parcialmente el CNTV, quien es el encargado de  encausar las denuncias ciudadanas sobre los contenidos de la televisión.  Sin embargo, el mismo CNTV es el que sanciona, por lo cual requerimos avanzar en una figura autónoma e independiente para que éste último no sea “juez y parte”.

Recomendamos la lectura de este cuadernillo, el cual es posible de conseguir en la Academia Parlamentaria de Chile.