Sigiloso veto presidencial en Ley de TV Digital desconoce fallo de Tribunal Constitucional y 5 años de trabajo parlamentario

Observatorio Fucatel

Este veto atenta contra la voluntad parlamentaria expresada en 5 años de tramitación parlamentaria y es inaceptable en muchas de sus partes. El Observatorio de Medios llama a los Diputados a insistir en las normas aprobadas y a denunciar esta extraña maniobra del ejecutivo que con un claro tinte autoritario, desconoce el fallo del Tribunal Constitucional en materias centrales de la ley.

piñera veto

Hoy se dará cuenta en la Cámara de Origen (Diputados) de un veto presidencial el cual no se ha conocido más que a través de rumores. Nuevamente, esta medida se lleva a cabo sin ninguna transparencia a la ciudadanía impidiendo así  que se genere  una opinión y, aún  menos, un debate ciudadano al respecto.

Según lo poco que se ha podido conocer, éste sería un veto supresivo, al eliminar la palabra “promover” el en caso del concepto de pluralismo;  al eliminar que sea considerada una infracción al correcto funcionamiento el que no se cumplan con las obligaciones laborales y previsionales de los trabajadores de los canales de televisión;  y al  eliminar la posibilidad de que el segundo múltiplex de TVN sea utilizado para transmitir contenidos propios. El veto tiene carácter aditivo en tanto agrega que para  las campañas de interés público los canales puedan rechazar los spots oficiales, generando sus propios contenidos, sometiéndolos al  CNTV. También, el  veto tiene carácter  sustitutivo al señalar que la composición del Consejo Nacional de Televisión se realizará de acuerdo a los equilibrios de los principios de la sociedad democrática, sin contemplar la paridad de género. Este  concepto de los principios de la sociedad democrática  tendríamos que  entenderlo referido a  la representación parlamentaria. ¿Por qué esta formulación vaga? ¿Por qué sería excluyente la paridad de género y la representación parlamentaria? ¿Cómo amenazaría los principios de la sociedad democrática que la representante de algunas fuerzas políticas tuviera que ser mujer? ¡Francamente es absurda e inaceptable esta formulación del veto!

Normativa general de los vetos

Recordemos que el veto como instancia  considerada en la Constitución (sustitutivo, aditivo o supresivo) nunca puede ser discrecional o arbitrario, sólo podría  recaer sobre aspectos que  tengan relación directa con las ideas matrices o fundamentales del proyecto, a menos que hubieran sido consideradas en el Mensaje del proyecto de ley.

Consideramos, por lo tanto, que el veto es parcialmente improcedente porque  las materias sobre las que se pronuncia, sólo las campañas de interés público fueron  parte del proyecto de ley original, mientras que la paridad de género en la composición del Consejo, el Segundo múltiplex de TVN,  la definición del pluralismo y la consideración de las obligaciones laborales y previsionales de los canales,  no forman parte de las ideas matrices del proyecto, ni estaban consideradas en el Mensaje del proyecto.

Adicionalmente, resulta sorprendente el veto si consideramos que  el concepto de pluralismo y las campañas de interés público han sido ya debatidos en la sede del Tribunal Constitucional, quien se pronunció a favor de las normas aprobadas en el Parlamento. ¿Cómo se explica que un Gobierno, a pocos días de entregar su mandato, busque distorsionar los criterios de este Tribunal que falló,  tras escuchar a distintas instancias ciudadanas e institucionales?

Siendo así, los parlamentarios debieran en los aspectos críticos mencionado, rechazar el veto, devolviendo el proyecto de ley al Presidente el Proyecto. El procedimiento que, en ese caso, al Ejecutivo le corresponde promulgarlo. Queda por verse en cada de las materias señaladas los quorum requeridos para poder insistir por parte de la Cámara y el Senado. En resumen, gracias a este veto improcedente, si se piensa en que aún falta la opinión del Senado, no habrá ley de TVD en los próximos meses. La promesa del Ejecutivo de tener ley durante este Gobierno quedará aparentemente incumplida.