Silencio sobre el silencio

censura 2Jorge Donoso Pacheco / Consejero del CNTV / Para Observatorio de Medios / El Consejo Nacional de Televisión (CNTV) en su sesión del 20 de diciembre de 2010, entre otras materias, se abocó al estudio de la conducta de los canales de libre recepción respecto a dos materias de particular importancia porque afectaba a todos ellos. El acta de dicha sesión fue aprobada el lunes 10 de enero de este año y puesta a la disposición del público en el curso de la semana que pasó. Habitualmente ese es el momento en que los medios de comunicación, preferentemente los escritos y radiales, dan a conocer los acuerdos más importantes y significativos de la respectiva sesión del CNTV.

La primera de esas materias se refería al desempeño de los canales en la cobertura de los incidentes relativos al incendio producido en la Cárcel de san Miguel, el 8 de diciembre próximo pasado, en el que murieron 81 internos. La decisión unánime del CNTV fue formular cargos a todos los canales, porque habrían caído en el uso de sensacionalismo y truculencia al entregar la información, con la única excepción de UCV Televisión, cuyo desempeño no mereció reparos del Consejo. De este hecho informó La Segunda, en su sección llamada “Top secret”.

La otra materia, también involucraba a todos los canales y se refería a la omisión de informar en que incurrieron todos ellos, con excepción nuevamente de UCV TV que sí lo hizo, respecto a la huelga legal que mantuvieron los trabajadores de Farmacias Ahumada. En este caso, el CNTV por cuatro votos contra tres acordó no formular cargos. Lo curioso –por decirlo de algún modo- es que nadie ha informado sobre este fallo aunque tiene un evidente interés desde distintos aspectos, tales como las atribuciones del CNTV y el ejercicio de la libertad de información.

Pero, no ha sido así. Ha existido silencio sobre el silencio de la televisión chilena, con la honrosa excepción de UCV TV, sobre el conflicto laboral que afecto a Farmacias Ahumada. Una verdadera colusión desinformativa.

Esta circunstancia le da aún más fuerza a la posición minoritaria dentro del CNTV, de la que formé parte, porque el sustento de nuestra argumentación fue la existencia de un “derecho social a la información”, lo que significa que la sociedad tiene el derecho de estar convenientemente informado de los hechos importantes y principales que ocurren en su seno. Y claramente este derecho, en este caso, no ha sido respetado.

El derecho social a la información ha sido desarrollado principalmente por los académicos de la Universidad de Navarra enfocándose principalmente en lo que ocurría en la desaparecida Unión Soviética y los países de su órbita, pero su aplicación es de carácter universal.

Esta teoría sostiene que la libertad de expresión tiene dos vías de expresión: el derecho a la información y al de opinión. El primero tiene una expresión individual, cuál es el de recopilar libremente la información y darla a conocer sin cortapisas ni censura previa; en cambio, el segundo, como ya se dijo, el derecho de la sociedad a estar informada y es obligación de los medios de comunicación y los periodistas que se desempeñan en ellos a entregar esa información relevante y cuando no lo hacen están faltando a su deber.

En el caso que nos ocupa, un conflicto social en una de las tres cadenas de farmacias que existen en el país no podía ser ignorado por los medios. En esta oportunidad concurrían todos los requisitos de generalidad, actualidad, novedad, interés humano, proximidad, prominencia y consecuencia para las personas, que exige una noticia para ser calificada de tal.

Al faltar a su deber, los medios que ignoraron el conflicto, afectaron los valores democráticos a los que las concesionarias de televisión deben un permanente respeto en su programación, según lo estipula la ley N° 18.838, sobre el CNTV, por lo que, a juicio de los consejeros partícipes de la posición minoritaria, debió formularse cargos a todos ellos, con excepción de UCV TV.

Ésta pude ser una discusión interesante, pero como decíamos al principio, al silencio inicial sobre el conflicto se agregó el silencio sobre la resolución del CNTV.